Familias en guerra

Francisco Rivera aún reclama a Isabel Pantoja parte de la herencia de su padre. Pero su caso no es único. Lo litigios son frecuentes cuando existe un importante legado a repartir entre los familiares.

image

Francisco Rivera aún reclama a Isabel Pantoja parte de la herencia de su padre. Pero su caso no es único. Lo litigios son frecuentes cuando existe un importante legado a repartir entre los familiares.

1 de 7
Objetos personales

En 1987, tres años después de la muerte de Paquirri, se repartió su legado: el 45% para su viuda, Isabel Pantoja, y el hijo que tuvo con ésta, Kiko Rivera; el 40%, para los hijos que tuvo con Carmina Ordóñez, Francisco y Cayetano; la finca “Cantora”, para su hijo Kiko; “El Robledo”, para su padre y hermanos; “Los Rosales”, para Fran; y “El Garlochí”, para Cayetano. Casi 30 años después del fallecimiento del torero, su hijo Fran sigue esperando recibir los objetos personales que su padre les dejó a él y a su hermano y que tiene Isabel Pantoja. Kiko Rivera ha dicho que hablará con su madre para que ésta tenga una reunión con sus hermanos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
La herencia del barón

En 2002, el barón Thyssen reunió a sus herederos y les hizo firmar un pacto, cuyo contenido real no se conoce, ya que quien lo hiciera público quedaría fuera de la herencia. Borja heredará la parte de su madre cuando ésta fallezca, pero, aun así, le reclama una parte que, según él, su madre le habría ocultado. La baronesa ha denunció a su hijo y a su nuera, Blanca Cuesta, por sustracción de documentos de su casa de La Moraleja.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Por el legado de su fundación

Severiano Ballesteros dejó el 90% de sus bienes a los hijos (Javier, Miguel y Carmen) que tuvo con Carmen Botín. El 10% restante se lo legó a su sobrino, y “mano derecha”, Iván Ballesteros. Este último porcentaje corresponde a su Fundación, que explota los derechos de imagen del golfista y que genera muchos dividendos. Ante esta situación, los hijos han impugnado el testamento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Promesas incumplidas

José María Ruiz-Mateos legó Nueva Rumasa a sus seis hijos varones, mientras que sus siete hijas renunciaban a las empresas bajo la promesa de recibir dinero o activos. Pero, para obtener liquidez, los hermanos hipotecaron las propiedades de sus hermanas, que nunca recibieron nada de lo prometido. Una de ellas ha presentado una querella.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Los derechos de sus películas

En 1993, Mario Moreno “Cantinflas” cedió los derechos de sus películas a su sobrino. El actor falleció poco después y su hijo puso una denuncia reclamando esos derechos, alegando que su padre “no estaba capacitado” cuando firmó el documento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Un cuadro de Warhol

La universidad de Texas, a la que la fallecida actriz donó todas sus obras de arte, reclama  uno de los retratos que Andy Warhol hizo a Farrah. El cuadro estaría valorado en unos 21 millones de euros y el que fuera su pareja, Ryan O’Neal –nunca se casaron–, declara que ese cuadro fue un obsequio que la actriz le hizo poco antes de morir. Un juez decidirá quién es el dueño
del cuadro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
'Despedido' por su propia hija

A través de un burofax, su hija Esther, fruto de su primer matrimonio, le comunicaba su despido de la empresa de peluquería y maquillaje que él mismo creó. Lluís ya estaba divorciado de la madre de Esther y casado con Jocelyn, madre de sus hijos pequeños. En 2012, llegó a un acuerdo con ella, con una venta de participaciones cruzadas de las sociedades que forman el grupo empresarial.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales