Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Princesas de dos caras

Tener una imagen impecable forma parte de su cargo. Pero, mientras unas asumen el paso de los años con naturalidad, otras parecen obsesionadas con su físico.

Tener una imagen impecable forma parte de su cargo. Pero, mientras unas asumen el paso de los años con naturalidad, otras parecen obsesionadas con su físico.

1 de 8
Mette-Marit de Noruega

40 años

Mientras se recuperaba de una hernia cervical, que le obligó a no trabajar en público, se retocó el rostro. Ahora, la noruega tiene las cejas más elevadas y los pómulos y labios con más volumen. Ha eliminado todas las arrugas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Letizia Ortiz, princesa de Asturias

41 años

En 2008 se sometió a una rinoplastia, y se ha operado el pecho. También se habría hecho un microlifting en el mentón y se habría quitado las bolsas de los ojos. Se aplica tratamientos faciales, como inyecciones de botox sobre las cejas. Llevó brackets para corregir sus dientes. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Charlene de Mónaco

36 años

Se ha operado la nariz y ha dado volumen a sus labios y pómulos, además de hacerse un lifting para difuminar las patas de gallo. “Solucionó” su pecho plano, como nadadora profesional, con bisturí.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Rania de Jordania

43 años

Tiene una impresionante belleza natural, pero no se
ha resistido al quirófano. Primero fue una rinoplastia,
y en 2013 volvió a operarse de la nariz, además de retocarse los labios. También ha acabado con las arrugas gracias a la cirugía.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Máxima de Holanda

42 años

Su naturalidad es su rasgo más distintivo. Es una de las “mujeres reales” más expresivas y sonrientes, lo que se podría traducir en alguna arruga más, sin embargo, eso parece no importarle.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Matilde de Bélgica

41 años

El tiempo parece no dejar huella en la reina de los belgas. Madre  de cuatro hijos, su rostro –salvo alguna arruga– está igual que cuando se casó, cuando iba a cumplir 27 años, con el príncipe Felipe en diciembre de 1999.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Carolina de Mónaco

57 años

La hija de Grace Kelly vive el paso de los años con total naturalidad, sin importarle lucir las arrugas propias de su edad. Abuela por partida doble, la belleza que la caracterizó en su juventud aún sigue haciendo que sea
muy atractiva.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Mary de Dinamarca

42 años

No se ha operado nada, y ése puede que sea su secreto, por eso tiene uno de los rostros más naturales de la realeza. Además, su afición al deporte ha hecho que, tras cuatro hijos, pueda presumir de una figura envidiable.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales