Diez cosas que quemarías en la noche de San Juan

Dietas, cambios de 'look' fallidos, exnovios infieles... Te presentamos la guía imprescindible -una ventana abierta al desahogo- para desprenderte en esta noche mágica de todo lo que te lastra y te impide sonreír con la luz que requiere el recién nacido verano. Que el poder purificador del fuego en la noche de San Juan te acompañe.

image

Dietas, cambios de 'look' fallidos, exnovios infieles... Te presentamos la guía imprescindible -una ventana abierta al desahogo- para desprenderte en esta noche mágica de todo lo que te lastra y te impide sonreír con la luz que requiere el recién nacido verano. Que el poder purificador del fuego en la noche de San Juan te acompañe.

1 de 10
1- Operación biquini y sus daños colaterales

Te lo dijiste a ti misma después de la última torrija: "Mañana empiezo". Pero mentiste. Y esperaste que el milagro se obrara del 1 al 20 de junio con el lema #a tope en el gym #máquina #powerspining y otras aberraciones, aderezadas de hambre y batidos detox, que acompañaste en las redes sociales con una foto a lo Eva Nasarre pero metiendo tripa. Desengáñate, no hay milagros. Y para lucir cuerpo en biquini este verano, sólo necesitas tres cosas: cuerpo, biquini y verano. ¡Y ya está aquí! Disfrútalo tomando un aperitivo y, esta noche, quema las calorías bailando y echa la dieta a la hoguera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
2- Quisiste copiarla, pero... pareces un Playmobil

La viste y te encantó. Recortaste la foto en Diez Minutos y le dijiste a tu peluquera que lo querías igual, ni más largo ni más corto, ni más claro ni más oscuro. “Este verano, para ser la reina, sólo me falta la corona, porque la melena ya la tengo”, te dijiste mientras te metían la tijera. Ya. Tu peluquera se vino arriba y el único movimiento de tu pelo se da cuando bajas la ventanilla del coche. Tu melena parece de una pieza, cual Playmobil. No quemes tu pelo, pero sí el mal trago. Crece y, además, hay sombreros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
3- El wasap que le enviaste a tu ex de madrugada

Mira que te lo tienes dicho y lo has leído: "Nunca mandes un wasap a deshora, y menos si has bebido”. Pero no hay Pepito Grillo que valga cuando la sangría comienza a obrar milagros en tu arrebatada mente. Lo hiciste (otra vez). ¿La víctima de tan sinceras palabras? Tu ex, claro. Lo peor de todo no es hacerlo, es el día siguiente, cuando intentas repararlo. No te quemes; mejor, que ardan aquellas palabras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
4- El Tour de Francia, porque te recuerda a tu ex

Tenía que decirlo. Al 83 % de las mujeres (lo digo sin base científica, ese porcentaje es pura intuición) no nos gusta el Tour. Ni el Giro ni la Vuelta. Vamos, que no nos gusta el ciclismo. Y, además, nos recuerda a algún ex, fijo. Yo tuve un novio que, en un viaje, hasta lo ponía por la radio del coche. El resto de las vacaciones fueron tan divertidas como el viaje en sí. Obviamente, dejó de ser mi novio. A mí el Tour ya no me quema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
5- Tu ex mismo, con sus infidelidades y eso

Estábamos dando demasiados rodeos para llegar al quid de la cuestión. Que si le mandas el wasap, que si el Tour te recuerda a él... Y, a pesar de que te hizo “un Sean Penn” (no hace falta ser más explícitos), aún albergas alguna esperanza. Quizá haya llegado el momento de convertir su recuerdo en cenizas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
6- La ensalada mixta del chiringuito de ayer

Un clásico del verano: la ensalada mixta del chiringuito de la playa, al punto de arena, con sus niños gritando y eso, goterón de aceite sobre el mantel de papel, sangría peleona. Todo es poco para describir ese momento: llega el plato, con su amenazante huevo y su decoración tomatera. Y te pasas dos días maldiciendo su sabor y sus consecuencias. Te habría gustado echarla a la hoguera, pero es demasiado tarde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
7- La resaca. También de ayer

No hay verano que se precie sin una resaca histórica, de Ibuprofeno y disimulo si te pilla trabajando. De cama y persiana bajada si estás de vacaciones. Te gustaría quemarla, sí, pero igual deberías quemar la tan manida y vana frase “la última y nos vamos”. Por ser mentira y dejar terribles consecuencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
8- Los últimos capítulos de la quinta de 'Juego de Tronos'

Y es que no hay fan que se precie que no tenga un mosqueo de órdago. Y, aunque no voy a caer en la tentación de los spóilers, sí voy a dar un alarido espeluznante, un graznido terrible capaz de apagar cualquier fuego, incluido el fuego valyrio (si no ves la serie, ni te molestes en entenderlo), porque a mí hay cosas que no se me hacen. He dicho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
9- Tu 'look' de los noventa

Ya, lo del Facebook mola. Te encuentras con los amigos del insti y tal, pero de repente van y suben una foto de cuando hacías COU. Y no sólo estás más gorda, sino que llevas flequillo, una camisa de amebas y una carpeta con fotos de “Sensación de vivir”. Tu reputación de rockera cae por los suelos, pero tu moral se sube a las nubes: tienes 20 años más, pero 20 veces más atractivo. No quemes las fotos, mujer: póntelas en la nevera y te animarán con el punto uno cuando el año que viene, después de la Semana Santa, empieces con la operación biquini. Esta vez, de verdad verdadera. Palabrita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
10- Y un clásico: la canción del verano

Georgie Dann fue aquel hombre capaz de darles a las palabras “barbacoa” y “chiringuito” un sentido más allá del tradicional. Elevó su categoría de objetos a ese plano inmaterial de las canciones eternas. Y todos, más tarde o más temprano, antes de la exaltación de la amistad y el momento “bailes regionales”, nos hemos lanzado a emular a sus bailarinas. Y hasta hemos dicho con soltura “aserejé, ja, dejé, dejebetudejebere...”, aquel otro hit estival. Vamos, el que esté libre de pecado que tire el primer disco a la hoguera. ¡Seguro que vais corriendo todos... pero a quemar la pista!

Feliz verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales