Kiko Matamoros desmiente que esté arruinado

El excolaborador de 'Sálvame' vuelve a estar en el centro de la noticia al saltar rumores sobre su supuesta precaria situación económica.

image
Gtres

A pesar de haber abandonado la televisión, Kiko Matamoros vuelve a convertirse en noticia. Según la información que le ha llegado al que fuera su compañero, Kiko Hernández, el excolaborador se encuentra en una situación económica insostenible. Lo cierto es que Matamoros ya confesó que tenía problemas con Hacienda y su sueldo estaba embargado. Sin embargo, ante esta noticia, el padre de Laura Matamoros se ha puesto en contacto primero con su excompañero y luego directamente con el programa para desmentirlo todo y decirle que no le han sentado nada bien estos rumores.

Confiesa que tiene una deuda con Hacienda de un millón cuatrocientos euros y que está intentando negociar para llegar a una cantidad justa y razonable, que espera que la rebaje "sustancialmente". Además, confiesa que él tiene voluntad de pagar.

Matamoros ha asegurado que ahora gana más dinero que antes, y que no se ha quedado sin casa ni se la van a embargar ya que el mes que viene ejecutarán la deuda por impago de hipoteca al banco. Y aclara que si tuviera problemas económicos, hubiese aceptado ir a 'Supervivientes', donde le hubieran pagado a la semana 30.000 euros. Pero según Hernández, su casa está a la venta en una agencia inmobiliaria desde hace bastante tiempo, y ya han recibido ofertas. Una de ellas, de un deportista muy conocido de nuestro país. Sin embargo, Matamoros también desmiente que su vivienda está en venta.

Telecinco

Además, ha explicado que Makoke sí tiene una deuda con el Fisco de 300.000 euros. Ha llegado a un acuerdo para pagar en un primer momento 100.000 euros y el resto, más tarde.

Por si fuera poco, María Patiño ha contado que un taxista asegura que Matamoros tiene tres licencias de Cabify, tal y como contó en su día Jimmy Giménez-Arnau, y que es un secreto a voces entre el gremio. Una información que también desmiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo