Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Romina Malaspina, de Fernando Marcos: ''Que se vaya al medio del mar y se ahogue"

La argentina insulta sin piedad al novio de Mayte Zaldívar después de que se produjera el extraño 'robo' de unas chanclas.

Romina Malaspina ha estallado ante el extraño caso de las chanclas desaparecidas. La argentina parece que ha dejado su calzado cerca de un árbol y alguien ha aparecido de entre las sombras para robárselas. Indignada, ha comenzado a soltar improperios y preguntaba sin consuelo por el culpable del hurto, aunque bien es cierto que tenía unos sospechosos en mente: Fernando Marcos y Mayte Zaldívar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Unas chanclas que estaban en el árbol. ¿Quién las agarró?”, comenzó a preguntar la argentina uno por uno. “Yo creo que las agarró Mayte”. Ante las acusaciones, Fernando saltó y pidió que, si dudaba de alguno, que registrara sus pertenencias y saliera de dudas. “Estás dando por hecho que los ha cogido alguien. Busca en el saco de cada uno. Encuentran las chanclas”, apuntó.

Telecinco

La discusión se fue calentando hasta que el Maestro Joao encontró unas sandalias perdidas al lado de una roca. A pesar de ello, Romina aseguraba que esas no eran las suyas porque sus chanchas estaban limpias, aunque decidió quedárselas…

Poco después, Romina se desfogo a gusto a espaldas del culpable, tildando a Fernando, delante de Saray y María Jesús, de “viejo choto” o “pelotudo”. “Lo voy a nominar 8.000 veces a hasta que se vaya él y su novia”, afirmó. "Que se vaya con su carita de orco a otra isla. Que se vaya al medio del mar y se ahogue". ¡Y todo por unas chanclas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

La cosa no acabó ahí y fue sumando insultos uno detrás de otro. “¡Qué le pasa a este tipo! ¡Cómo me vuelva a hablar así!... Lo que me rompe las pelotas es que me hable mal a mí”, añadió. “Es un inservible. Que me venga a mí a hablar así este viejo bizarro”.

En el plató de ‘Supervivientes: Tierra de nadie’, cada uno tenía una opinión al respecto. “Si el no cogió las zapatillas, para qué habla tanto”, opinó el marido de Saray. “Si una persona se pone así en una semana por unas zapatillas, es que tiene muy mala espina”, señalaba Guillermo Martín.

Por su parte, Víctor Sandoval pensaba que la culpable de todo era María Jesús Ruiz, ya que había metido cizaña para que la joven saltara. “En el mundo puede haber cizañeros, pero uno escoge si se deja influenciar o no”, replicó Jorge Javier.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo