Amaia y Alfred, juntos contra el cáncer juvenil

La pareja surgida de 'Operación Triunfo' estuvo en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid para inaugurar una nueva planta de oncología juvenil. Los dos jóvenes se mostraron muy cercanos con los pacientes, con los que charlaron y animaron entonando algunas de sus canciones más populares. Durante la visita estuvieron acompañados por Pablo Ibánez, el hombre de negro, presidente de honor de la Fundación Juegaterapia.

Amaia y Alfred son dos jóvenes socialmente comprometidos y aunque su agenda está a tope -con presentación, firma de discos, galas... y Eurovisión en un horizonte cada vez más próximo-, siempre sacan tiempo para apoyar proyectos solidarios y arrancar una sonrisa a quienes más lo necesitan. Y eso hicieron con los pacientes más jóvenes de la planta de oncología del Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, donde acudieron para inaugurar la nueva planta destinada a combatir el cáncer juvenil de dicho centro.

Durante el recorrido por las nuevas instalaciones, han estado acompañados, entre otros, por Pablo Ibáñez, el hombre de negro de 'El hormiguero' y ahora en 'Hora punta' de TVE, presidente de honor de la Fundación Juegaterapia. Dicha entidad ha colaborado en la creación de esta nueva unidad, orientada a proporcionar técnicas de preservación de la fertilidad de los pacientes que lo deseen. También ofrecerá atención ginecológica adecuada pues determinados tratamientos oncológicos pueden producir esterilidad en los pacientes.

Nuestros representantes de Eurovisión derrocharon simpatía durante la visita y charlaron animadamente con algunos de los enfermos, fans confesos de la pareja. Incluso entonaron algunos temas para todos los presentes que se emocionaron cuando los triunfitos hicieron una versión íntima de 'Tu canción', el tema con el que nos representarán el próximo 12 de mayo en Lisboa.


Tras finalizar su visita, Amaia y Alfred mostraron sus pulseras y su carné que les acredita como nuevos socios de la Fundación Juegaterapia. Gracias a ellos, muchos chavales allí ingresados pararon un día inolvidable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo