Gustavo González se pone en forma para María Lapiedra

El fotógrafo se ha traslado hasta Canet de Berenguer para poner a la venta la casa que tiene en esta localidad valenciana. Durante su estancia ha aprovechado para hacer deporte y ponerse en forma para cuando vuelva su chica, María Lapiedra, de 'Supervivientes'.

La marcha de María Lapiedra al reality de Telecinco, 'Supervivientes' es la prueba de fuego definitiva para Gustavo y la actriz. Su estancia en el programa ya ha ocasionado el primer disgusto para Gustavo: que María haya hablado de la ex mujer de Gustavo en Honduras no le ha hecho la menor gracia al colaborador de televisión.

Además de esta traición, son muchos los que dudan que María Lapiedra vaya a serle fiel durante el concurso, lo que a Gustavo puede provocarle alguna desconfianza. La actriz tampoco las tiene todas consigo: el último mensaje de la catalana a Gustavo antes de partir hacia Honduras fue que esperaba que él le fuese fiel en Madrid durante su estancia en el reality.

En forma para María

Y mientras su chica concursa en “Supervivientes”, Gustavo ha aprovechado los días que ha pasado en Canet de Berenguer para desconectar de la rutina mediática y para ponerse en forma.

El fotógrafo se encuentra en esta localidad valenciana para poner a la venta el apartamento de tres dormitorios que tiene allíy poder disolver la sociedad de gananciales con su ex mujer.

Durante su estancia allí Gustavo ha aprovechado para ponerse en forma. Baños, running, bicicleta… el colaborador no ha dejado de practicar deporte, quizá para estar a la altura de su novia, cuando regrese de Honduras.

El motivo de su 'disgusto' con María

Al colaborador le dolió mucho que Lapiedra hablara de su ex mujer en el reality y dijera: “Él estaba conmigo y yo creo que su mujer se hacía la tonta para no tener que trabajar”. Tras estas declaraciones el periodista llegó a plantearse dejarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo