Rocío Crusset no fue educada para tener novio

La modelo confesó a Bertín Osborne que su padre la educó para no tener pareja y "odiar a los hombres"

Rocío Crusset ha confesado cómo se comporta Carlos Herrera con sus novios. El locutor de radio fue el encargado de preparar la comida para el último invitado de Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya': Luis del Olmo.

A esa comida se unieron los hijos de Carlos y Luis, momento que aprovechó Bertín para indagar cómo es Herrera como suegro. "Mi padre me ha educado el odio al hombre. No estoy educada para tener novio", bromeaba la modelo antes de comenzar con la divertida historia de cómo su actual pareja conoció a su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, a pesar del comentario de Rocío sobre la poca gracia que le hace a su padre verla con chicos, Carlos Herrera se deshizo en halagos hacia Juan Betancourt.

"Es un buen muchacho. Es un tío muy educado, muy trabajador, muy cariñoso y muy agradable... qué bueno, por ahí se va a salvar", comentaba el exmarido de Mariló Montero sobre el modelo cubano.

Pero fue algo que Carlos Herrrera descubrió después de conocerlo. Antes le hizo pasar "una prueba de fuego". Y es que, tal y como contó Rocío Crusset el día que su padre conoció a Juan Betancourt hizo que el modelo cubano fuese dando palmitas por toda la casa, para saber que sus manos estaban ocupadas.

"El pobre mío fue dando palmitas", comentaba Rocío entre carcajadas. "Yo es que lo paso mal cada vez que le presentó a un novio", le decía la modelo a Bertín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo