Toño Sanchís se enfrenta a su exempleada de hogar

El representante no gana para disgustos. Después de perder su demanda contra Belén Esteban, ahora se enfrenta a Luzimar, una joven brasileña que le denunció porque estaba trabajando en su casa sin contrato

Toño Sanchís en los juzgados por la denuncia de su exempleada de hogar
Gtres

Toño Sanchís vuelva a los juzgados y, esta vez, no es por un litigio con Belén Esteban. El pasado octubre, Luzimar, una joven de origen brasileño que trabajaba en su casa como empleada de hogar, le denunció por tenerla sin contrato laboral. El 17 de abril, Toño y Luzimar se han visto las caras en unos juzgados de Madrid. Acompañados por sus respectivos abogados, el representante y su exempleada han acudido a su cita con la justicia y, a pesar de que no hicieron declaraciones, la brasileña abandonaba las dependencias muy sonriente y haciendo el signo de la victoria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

El conflicto entre Toño y Luzimar comenzó cuando un inspector de trabajo visitó la casa del representante y su mujer, Lorena, y descubrió que Luzimar no estaba dada de alta en la Seguridad Social. En su denuncia, la brasileña cuenta que estuvo un año y ocho meses trabajando para Toño sin contrato. Siempre según su versión, Luzimar expresó, en varias ocasiones, su descontento por su situación irregular e incluso afirma haber llegado a un acuerdo con Sanchís para obtener un contrato de trabajo. Pero los papeles nunca llegaron y su situación nunca se legalizó.

Gtres

También afirma que Lorena, la esposa de Sanchís, conocía esta irregularidad. En la denuncia que presentó el pasado octubre, la brasileña especificó los horarios que cumplía en el domicilio de Toño y Lorena: de lunes a miércoles, de ocho de la mañana a 12 del mediodía; los jueves, de ocho a cuatro de la tarde y los sábados, de diez de la mañana a cinco de la tarde, librando los viernes y los domingos.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque ahora no se ha pronunciado sobre su conflicto con Luzimar, Toño explicó en su momento que había sido la brasileña la que les había chantajeado pidiéndoles dinero a cambio de no presentar la denuncia. "Nosotros la hemos denunciado ahora a ella por amenazas. No me cabe ninguna duda de que está mal que la tuviéramos sin contrato. Esa parte la asumo. Le habíamos pedido la documentación varias veces para hacer los papeles pero ella no nos la había facilitado. Pero lo que no voy a consentir es un chantaje", contó el representante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo