La madre de Melissa tiene que ser ayudada a abandonar el plató tras sufrir una fuerte conmoción

Melissa Vargas, la nueva expulsada de 'Supervivientes 2018', tuvo la oportunidad de hablar con su madre, lo que provocó que su progenitora tuviera que ser atendida sobrepasada por las emociones.

image
Telecinco

En una noche cargada de reproches y faltas de respeto, Melissa Vargas se convirtió en la nueva expulsada de ‘Supervivientes 2018’. La joven expretendienta de Suso Álvarez en 'MYHYV' no pudo imponerse ante el resto de nominados, Francisco, Hugo y Alberto Isla, terminando, muy a su pesar, su aventura en Honduras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al comienzo de la gala, Jorge Javier saludó a su madre y defensora oficial en el plató, María Valenzuela, con la que ha tenido sus más y sus menos a lo largo de las semanas. Anticipándose a lo que al final pasó, el presentador decidió despedirse de la progenitora de la manera más cariñosa posible, enterrando así todas sus diferencias.

Telecinco

“Yo no quiero que te vayas. Con nuestros más y nuestros menos, al final, te voy a echar de menos”, le indicó el presentador. “¿Me vas a echar de menos? La verdad que yo a ti también”, replicó María con una sonrisa en la cara. Acto seguido, se levantó para darle un beso y un abrazo a Jorge Javier. “A mí me dicen esto y ya me tienen ganado. Mucha suerte para esta noche”, dijo la estrella de Telecinco.

Tras su expulsión, Jorge Javier conectó con Honduras para hablar con Melissa. “Tengo una mezcla de sensaciones. Por una parte, estoy muy triste porque ya se acaba todo, pero por otra, sé que ya vuelvo a mi casa, con mi familia”, comentó la joven sobre su estado de ánimos. En ese momento, permitieron que Melissa hablara con su madre.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque María Valenzuela luchaba por no llorar y darle ánimos a su hija, no pudo más que derrumbarse al ver que Melissa no podía contener las lágrimas. “Te quiero mucho. De verdad que todos los días me acordaba de vosotros”, decía la expulsada. Sobrepasada por la situación, María, mientras hiperventilaba, comenzó a tocarse el pecho y a decir que no podía más.

Tanto es así, que, cuando cerraron la conexión, Jorge Javier tuvo que dejar a un lado su conexión con la Palapa para pedir que alguien ayudara a la madre de Melissa a salir del plató. “María va a abandonar el plató. ¿Estás bien?”, le preguntó, antes de ayudarla junto con el defensor de Romina a salir del plató.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo