Antonia Dell'Atte, muy 'agradecida' con Ana Rosa Quintana

La italiana volvió a arremeter contra su exmarido, el mediático colaborador Alessandro Lequio, y agradeció el bonito gesto que tuvo con ella la 'reina de las mañanas'.

image
Cuatro

Antonia Dell'Atte ha vuelto a arremeter contra Alessandro Lequio en la segunda entrega de la nueva edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. La italiana, que compartía mesa con Fortu y Alba Carrillo en la casa de Óscar Martínez, no tuvo reparos en mirar a cámara y dirigirse a la jefa de su ex, Ana Rosa Quintana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un momento de la velada, la modelo preguntó al anfitrión cuánto tiempo había estado trabajando con la actual ‘reina de las mañanas’. “Estuve tres o cuatro años. Lo dejé porque llegó un proyecto diferente y decidí tomar otro camino. Creo que en el fondo me equivoqué”, confesaba Óscar, que no dudó en alabar el buen hacer de su ‘sustituto’, Joaquín Prat. “Creo que Joaquín lo está haciendo genial”.

Cuatro

Acto seguido, Dell’Atte confesó lo muy agradecida que está con Ana Rosa. “¡Me apoyó tanto! Yo creo que ella dijo en su cabeza… Con Antonia no puedo, pero yo indirectamente voy a ayudarla. Voy a coger a ese gilipollas que no le da un duro al hijo, así trabaja y le da el dinero a Antonia", afirmó convencida.

La musa de Armani también demostró una vez más que lo suyo no son los nombres. Si ya tenía problemas con el nombre de Fortu, en esta ocasión se pasó toda la noche llamando Miliki a Óscar. Y es que, según ella, el presentador guarda un gran parecido con la familia Aragón. Por su parte, Martínez enumeró la gran lista de celebrities con las que le han sacado parecido, entre las que se encuentran Jaime Bores, Emilio Aragón, Risto, El Cordobés, Cristiano Ronaldo o el mismísimo Hugh Grant.

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonia Dell’Atte y Fortu fueron los encargados de cotillear por la casa del anfitrión, no dudando ni un momento en meterse directamente en su cama. Mientras el vocalista de Obús intentaba camelarse a la italiana, Antonia estaba más preocupada por hurgar en los cajones… ¡y acabó con uno de los calzoncillos de Óscar en la cabeza!

Tras deleitar a sus comensales con los manjares que había preparado con gran esfuerzo (no tenía agua en casa), Martínez les propuso jugar al conocido juego del Yo nunca. Mientras que Carrillo casi se bebe la botella entera cuando preguntaron si a alguno de los presentes le habían puesto los cuernos, Antonia aprovechó para desvelar su largo historial ‘delictivo’…

La ex de Alessandro no se ha cortado al reconocer que no solo ha cambiado alguna vez el precio de la ropa en las tiendas, sino que también se ha saltado peajes y se ha ido sin pagar en restaurantes: “Son cosas de aventura, rollo a ver si me pillan. Si una camiseta cuesta 100 le pongo 10 y cambio rápido. ¡Yo nunca abriría una tienda porque conociéndome! (…) Lo del peaje lo hacía con mi exmarido. Te pones detrás de un tráiler o un camión y cuando pase te metes tú detrás”. Además, ¡aseguró que oler tus propias flatulencias es bueno para evitar la demencia senil!

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo