Alba Carrillo y Antonia Dell'Atte, duelo de modelos en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet edition'

La italiana no ha tenido ningún reparo en menospreciar la carrera en el mundo de la moda de la ex de Feliciano López.

image
Cuatro

Los comensales de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ han comenzado a coger confianzas y ya no se cortan a la hora de decirse a la cara lo que piensan los unos de los otros. Alba Carrillo, la anfitriona de esta semana, ha tenido que enfrentarse a las críticas de sus compañeros, y no solamente por el menú que les tenía preparado…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonia Dell’Atte, fiel a su incontinencia verbal, le preguntó a la ex de Feliciano López por sus primeros pasos en el mundo de la moda. "¿Tú ya eras modelo y trabajabas con una agencia o te presentaste a un concurso y de ahí ya diste el paso?", dijo, haciendo referencia al paso de Alba por ‘Supermodelo’.

Cuatro

Yo no tenía ni idea de que quería ser modelo. De hecho, yo estaba estudiando Publicidad y Relaciones Públicas en la universidad y me presenté al casting de 'Supermodelo' por probar suerte. Y ya de ahí pues empecé", contestó la joven.

Sin medias tintas, la ex de Alessandro Lequio quiso dejar claro que su pasado como modelo había sido mucho más glorioso que el de Carrillo. “Claro, es que antes se trabajaba de otra forma. Las modelos trabajábamos con grandes fotógrafos y diseñadores y dependíamos de una agencia, pero ahora todo esto es otro mundo totalmente diferente”, apuntó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Aunque Alba no se tomó nada mal el comentario, Dell’Atte se abrió en canal lejos de la presencia de sus compañeros. “A ver, es que yo con 21 años ya tenía un contrato con una agencia de modelos y con 23 me fichó Armani. Vaya, que Alba no es ninguna supermodelo. Si es que ahora con los 'influencers' y las redes sociales ha cambiado todo mucho”, confesó mirando a cámara. "Ella no ha trabajado con los grandes. Tampoco con los grandes fotógrafos. Ahora todas son modelos y con las redes sociales, cada imbécil puede hacer arte. Ya se sabe que también los necios tienen sus seguidores".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pese a que el primer plato gustó a sus comensales, Alba no tuvo tanta suerte con el principal, un crujiente de pollo que no pasó la exigente criba. “Es un plato que se hace a los niños, es muy infantil”, aseguró Antonia Dell’Atte. “Parece que lo ha comprado congelado”, comentó Óscar Martínez. Para dar un toque de ‘madurez’ a su cena, la anfitriona se decantó por servir el postre disfrazada de plátano. “¿Es Alba Carrillo o Leticia Sabater? Ahora se quita el disfraz y aparece su madre…”, bromeaba Óscar.

Cuatro

De hecho, el presentador siguió incansablemente intentando conquistar el corazón de la modelo. Todo lo que hacia ella le parecía bien, incluso se metió dentro del disfraz con el que había aparecido su ‘amada’. "No me vas a cautivar con tu plátano", le quiso dejar claro Carrillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entre las directas que le soltó a lo largo de la velada, fue especialmente destacada la que hacía referencia a su progenitora. "Por cierto, me ha dicho mi madre que le caes muy bien y que le gustas para mí", señaló Óscar. "¿Tu madre hace croquetas? No quiero saber nada de suegras que hacen croquetas, yo ahora busco otras cosas", contestó Alba, recordando a la madre de Feliciano.

Pese a sus aspiraciones con la ex del tenista, el que fuera compañero de programa de Ana Rosa Quintana tuvo que conformarse con besar en los labios a Antonia Dell’Atte, un momento que se produjo después de que Alba les propusiera jugar a un juego. Como colofón, Alba sacó el mantón y las castañuelas y se marcó una copla cargada de vocablos gallegos. ¡Ese arte!

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo