Christian Gálvez: ''Tuve que ponerme a trabajar en una juguetería por 700 euros''

Después de más de 10 años al frente de 'Pasapalabra', el presentador se ha convertido en uno de los rostros más queridos de la pequeña pantalla. Sin embargo, reconoce que sus comienzos no fueron tan fáciles como la gente piensa.

image
Cuatro

La nueva entrega del ‘Chester’ estuvo dedicada a personas que además de ser famosas han demostrado tener un enorme bagaje cultural. Christian Gálvez, el querido presentador de ‘Pasapalabra’, acudió en calidad de ser uno de los mayores expertos en Leonardo Da Vinci a nivel mundial. Pero no solo habló de su pasión por el genio florentino, sino también de la dura experiencia que vivió en sus comienzos televisivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de debutar como reportero, el mostoleño comenzó su carrera como actor, interviniendo en series como ‘Médico de familia’ o ‘Al salir de clase’, pero como él mismo reconoce, el mundo de la actuación no era precisamente lo suyo. “Tengo que ser muy mal actor para presentar programas", dijo de manera irónica.

Cuatro

Tras ir dando tumbos, obtuvo su primera gran oportunidad en 1999 cuando le ofrecieron presentar en Antena 3 el programa 'Desesperado Club Social', magazine de corte juvenil que condujo con éxito junto a Kira Miró y Eduardo Aldán, entre otros. Sin embargo, el cese fulminante del programa le hizo chocarse de frente con la realidad. "Ese programa terminó por decisiones políticas. Yo tenía 21 años y pensaba que ya lo tenía todo hecho. Dije 'bueno, me llamarán. Me llamarán, me llamarán, y nunca llamaron’", recordó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tanto es así, que hasta que volvieron a darle otra oportunidad, acabó trabajando como dependiente. "Tuve que reciclarme, ponerme a trabajar en una juguetería, de lunes a domingo, 12 horas al día por 700 euros", explicó. Aunque lo de menos era el trabajo, Gálvez lo pasó mal por los continuos comentarios de la gente. "Cada vez que alguien entraba en la tienda era, ‘uy, pero si tú eres el de la tele’", señaló.

Después pasó por el equipo de reporteros del mítico ‘Caiga quién caiga’, experiencia que le valió para saber qué estaba dispuesto a hacer y qué no con tal de seguir trabajando en el medio. Christian recordó el desagradable encontronazo con Keanu Reeves después de vacilarle durante el Festival de Berlín y preguntarle por su música, algo que le valió para abrir los ojos:

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Aquí cambió mi percepción de lo que era hacer televisión. Lo que no se ve es que me cogieron los de seguridad y me echaron de la Berlinale. Me di cuenta de que quería hacer televisión, pero no a cualquier precio. No quería reírme de nadie. A partir de ahí cambie el chip”, aclaró.

Los más de diez años al frente de ‘Pasapalabra’ le han traído infinidad de alegrías, pero ninguna tan importante como el poder haber conocido a su actual esposa, la gimnasta Almudena Cid. “No llevaba ni un mes haciendo el programa y cuando la conocí se me olvidó hasta la mecánica. ¡Fíjate que profesionalidad!”, reflexionó el madrileño.

Sobre si estarían dispuestos a convertirse en padres, fue claro y conciso: “Sí me lo planteo, es una de las ilusiones de mi vida. Pero el término paternidad y maternidad sólo te corresponde a un 50%. Ahora no sé si estamos preparados, pero creemos que no es el momento. Almu estuvo veinte años en un gimnasio y se está encontrando a sí misma. Yo no sacrifico lo que tengo con Almu si ella no quiere. Si viene perfecto, se llamará Leonardo u Olympia”.

Cuatro
Publicidad - Sigue leyendo debajo