Adriana Abenia presume de tripita de 8 meses en bikini

La presentadora está pasando sus últimas semanas de embarazo en un entorno idílico, desde el que también ha tenido que defenderse de las acusaciones de sus seguidores...

image
InstagramAdriana Abenia

La presentadora Adriana Abenia no puede estar más feliz, y es que la futura mamá está tachando los días en el calendario para verle la carita a su hija Luna. Será el próximo mes de junio cuando Adriana salga de cuentas, y sabiendo que cuando su pequeña llegue al mundo, su vida dará un giro de 180 grados, está aprovechando las últimas semanas para pegarse un bien viaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Adriana y su marido, Sergio Abad, se han ido hasta Ibiza para disfrutar del buen tiempo, la comida y la playa, además de la piscina, tal y como ha dejado bien claro en sus redes sociales para darnos envidia al resto de los mortales mientras liga moreno para llegar estupenda y con buen tono al verano.

💙💙💙 #ODTalamanca #Ibiza #Eivissa #AdrianaAbenia @ODTalamanca @odhotels

A post shared by Adriana Abenia (@adrianaabenia) on

Precisamente en la piscina es donde está pasando la mayor parte del tiempo, y a juzgar por las fotos, hasta con la tripa propia de los 8 meses le queda bien el bikini: "Perdonad que os dé la espalda, pero voy a entrar al agua", escribe junto a su última foto.

Sin embargo, ni siquiera en vacaciones ha podido estar tranquila, y la culpa de su "estrés" la han tenido las redes sociales, sobre todo desde que tuvo que excusarse por hacer deporte estando embarazada: "Salvo que el médico te diga lo contrario, hacer deporte moderado sobre una bici es un ejercicio aeróbico estupendo para mover el corazón, la circulación y sentirse más liviana y deshinchada. Además, en una bici estática no te vas a caer. ¡Un besito!", escribía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

También ha tenido que hacer frente a las 'madres coraje' que todo lo critican de las otras madres, y ella, que ha decidido tomárselo a cachondeo, no podía evitar mandarles un mensajito: "No hay mejor lugar para relajarme que la piscina de mi habitación. ¡Tranquilos, no os preocupéis por mí! Las naranjas del zumo están lavadas, llevo protección 50+ y el chupa chups de fresa y nata es pasteurizado!", apuntaba entre risas.

Desde luego, el bikini le sienta como a pocas a pesar de estar a un mes de dar a luz, aunque pudiendo irse a Ibiza antes de que empiece el "caos" de la maternidad, ¡así cualquiera!

Publicidad - Sigue leyendo debajo