Amaia Romero nos da otro susto tras su caída en un concierto

La cantante navarra vuelve a encoger el corazón de sus fans durante la grabación de MasterChef.

Amaia Romero de Operación Triunfo
José Irún

La cantante navarra Amaia Romero y ganadora de la última y exitosa edición de Operación Triunfo no para de trabajar. Tras su actuación sorpresa en el Primavera Sound, ha seguido con la gira de OT que la está llevando a actuar por toda España junto a sus compañeros de concurso. Málaga ha sido la última ciudad en la que han actuado los triunfitos y en la que Amaia ha vuelto a "liarla". Y es que la ganadora de OT se resbaló bajando las escaleras del escenario del Auditorio del Cortijo de Torres y se pegó un buen tortazo. Fueron muchos los fans que grabaron el percance y no dudaron en subirla a redes sociales.

A su rescate acudieron rápidamente Juan Antonio y Alfred que iban tras ella bajando por las mismas escaleras, pero con la naturalidad que tanto caracteriza a la navarra, se levantó ella sola y les indicó que estaba bien y que no les necesitaba mientras sonreía y saludaba al público. Menos mal que la caída se quedó en una anécdota y ella misma se lo tomó con humor.

Pero es que este susto no ha sido el único que la cantante ha dado a sus muchos fans. Amaia acompañada de su inseparable Alfred visitaron las cocinas MasterChef que están en plena grabación de su sexta edición para apoyar a sus concursantes y conocer de cerca cómo funcionan los entresijos del programa.

TVE

Tanto Alfred como ella se mostraron encantados de estar allí pero admitieron que la cocina no era lo suyo. Así que viendo que con ellos no tenía nada que ganar entre fogones, Jordi Cruz decidió pedirles lo que sí saben hacer. El chef, que se declaró fan de Amaia y Alfred, les invitó a que cantaran algo a capela. Y aquí vino el segundo susto que Amaia nos ha dado esta semana. Los dos se arrancaron enseguida a interpretar la famosa canción 'Todo mi amor eres tú' con la que su amor traspasó las pantallas. Pero de repente, Amaia paró en seco dejando a todos boquiabiertos. “¡Ay Dios que no me sale. Otra vez, otra vez”.

Una pequeña interrupción que, por un momento, hizo saltar las alarmas en las redes sociales donde la última representante de Eurovisión tiene una legión de seguidores. ¿Qué le pasa a la navarra? ¿Se ha olvidado la letra? ¿Tiene algún problema en la voz a la hora de entonar? Pero Amaia se recompuso y enseguida superó el pequeño bache terminado el mini dueto improvisado con Alfred con miraditas de amor incluidas. Todo dulzura y naturalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo