Fele Martínez vuelve al teatro con la obra 'Monofilia'

Hace 24 años que debutó con Alejandro Amenábar en 'Tesis'. Ahora el actor repasa su trayectoria con nosotros y nos habla de sus próximos proyectos.

Fele Martínez
Gema Checa

Hace 24 años se dio a conocer gracias a “Tesis”, la exitosa película de Alejandro Amenábar. Desde entonces, Fele Martínez no ha dejado de trabajar y ha tenido la suerte de ponerse a las órdenes de grandes como Almodóvar y Julio Medem. Ahora, el alicantino comienza a grabar la nueva temporada de “Estoy vivo” (TVE) y vuelve al teatro con el musical “Monofilia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No paras: teatro, cine y televisión...

He tenido suerte y he podido compatibilizarlo todo, pero he tenido que trabajar hasta 24 horas del tirón.

En esas circunstancias, ¿te cuesta mucho cambiar de personaje?

No cuesta, porque se supone que lo llevas preparado. Donde me pasa muchas veces es cuando estoy de gira, que me despierto y no sé dónde estoy.

Empiezas a grabar la nueva temporada de “Estoy vivo” y el 9 de junio vuelves con 'Monofilia', en Alicante.

Sí, hemos cambiado cosas. Me encanta el musical, porque es un tipo que mantiene relaciones sexuales con los muebles, se enamora de una silla y tiene una hija mecedora.

¿Te gusta hacer musicales?

No es la primera vez que lo hago. Me lancé hace años con “Flor de otoño”. Lo cogí con mucho respeto porque no soy cantante, pero me lo pasé muy bien. Yo sólo cantaba en la ducha.

Te conocimos hace 24 años por 'Tesis', ¿cómo ha sido el camino? Porque has trabajado con los grandes...

La verdad es que me considero un actor afortunado, porque no han dejado de llamarme. Es de agradecer y para la autoestima de uno también está bien, porque no lo debo hacer tan mal. Somos nuestros peores críticos.

¿Por qué?

Creo que por eso me gusta hacer teatro, porque es más inmediato. Sin embargo, cuando haces películas eres actor, pero hay un momento que te conviertes en espectador.

¿Cuál ha sido tu peor crítica?

He tenido dos o tres películas que he pensado que hubiese sido mejor no hacerlas.

¿Cuál ha sido tu mejor director?

Casi todos, porque soy un actor bastante maleable. No quiero parecer políticamente correcto, pero no quiero poner etiquetas, porque cada uno tenemos nuestras cosas buenas y malas. Me encanta que el director me deje proponer cosas y ensayar. Me acuerdo de una película en Brasil, en la que hacía de paralítico, estuve ensayando un montón de tiempo y sólo me levantaba de la silla para ducharme. Un día, en el bufé del hotel, me levanté a por una cosa y los camareros casi se desmayan, empezaron a gritar: “Milagro, milagro...”. A una camarera se le cayeron los platos. La lié parda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Empezaste con Alejandro Amenábar.

Sí, por eso tengo una deuda con él, que no voy a tener con otro director. Alejandro se jugó la cara por mí.

¿Por qué?

Hice dos pruebas. La primera fue un desastre y gracias a Carlos Montero me hizo otra prueba. Le gusté mucho. Es una deuda impagable.

¿En tu casa siempre apoyaron que fueses actor?

Al principio se asombraron, pero me apoyaron desde el minuto uno. Por eso digo que soy afortunado.

Lolita Flores cuando ganó el Goya Revelación, decía que había como una maldición con el premio porque estuvo tiempo sin trabajar en el cine.

Siempre se ha escuchado eso, pero creo que era porque los productores se pensaban que por ganar un Goya ibas a subir tu caché. Yo, la verdad, es que no he parado de trabajar, aunque he tenido mis momentos de parón.

¿Nunca se te subió el éxito de 'Tesis'?

-No, porque cuando la rodamos yo estaba estudiando. Cuando terminé, me fui de vacaciones con mis amigos de siempre y luego seguí estudiando. De todas formas, es muy fácil que se te suba a la cabeza y es muy importante la gente que te rodea.

Haces 'Tesis' y luego te llama Julio Medem para 'Los amantes del círculo polar' y Pedro Almodóvar para 'La mala educación', ¿qué se te pasa por la cabeza?

Lo primero es pánico por si no daba la talla. Yo soy mi peor enemigo en mi cabeza porque soy una persona muy insegura.

¿Los actores sois personas normales?

Claro que sí, tenemos nuestras miserias como todo el mundo. Nos levantamos con mal aliento, vamos al baño, nos aliviamos como todo hijo de vecino...

Has trabajado en Chile, Brasil, Perú, ¿no te ha llamado la atención Hollywood?

Hollywood nunca me ha llamado, para empezar. Entiendo que para alguna gente sea un objetivo vital, pero en mi caso procuro no ponerme objetivos, porque soy un neuras y me agobio. Mi mejor currículum es siempre mi último trabajo.

¿Qué te queda por hacer?

Me gustaría hacer un montón de cosas, pero que vengan cuando tengan que venir.

¿Te animarías a dirigir?

Sí, dirigí un corto en 1999 y tengo otro parado, pero lo tengo en bragas. Igual lo hago este año. Me encantaría escribir, pero soy muy poco disciplinado.

Texto: Daniel I. Carande. Fotos: Gema Checa. Ayud. de foto: Fran Gilarranz. Estilista: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Javier Reyes para Avène. Agradecimientos: Only You Boutique Hotel. Calle Barquillo, 21. Madrid. Telefono: 910 05 22 22.

Publicidad - Sigue leyendo debajo