Kiko Rivera se pone sentimental mientras aclara cómo afronta su recuperación

El DJ está recuperando fuerzas y para demostrarlo ha sacado su lado más cariñoso lanzando tiernos mensajes a los que le rodean.

Kiko Rivera enseña su casa en el programa 'Ven a cenar conmigo'
Instagram

Parece que el mes de junio ha empezado con muy buen pie para Kiko Rivera. Hace poco anunciaba que se veía sumido en una depresión que anunciaba para sorpresa de todos sus seguidores, una noticia por la que se alejaba de los escenarios y la vida pública. Pero sus redes sociales han pasado de estar completamente vacías (borró todo su contenido), a estar más activas que nunca. El DJ está llenando su vida (de la que es espejo su Instagram) de buenos momentos, entre ellos todos los recuerdos que guarda de su pasado y que parece son los responsables de que Kiko se esté 'curando' por fuera y por dentro.

'Selfies', estampas familiares e incluso fotografías de Kiko sin camiseta. Pero si algo ha llamado la atención de todos sus seguidores, es lo mucho que está abriendo el 'baúl de los recuerdos' últimamente... ¿Está sentimental? Pues parece que sí... Todo comenzaba con esta fotografía de un mini Kiko con su ídolo de cuando era un niño, el mismísimo Espinete.

Pero eso no fue todo, Kiko ha seguido rebuscando y ha encontrado preciosas estampas familiares de lo más conmovedoras, como ésta con su padre, al que recuerda con cariño; "A veces solo a veces quisiera retroceder el tiempo. Te extraño papá".

Y para su madre también ha tenido unas palabras de cariño; "Una madre es aquella persona que puede tomar el lugar de todos pero nadie puede tomar el lugar de ella. Te quiero a rabiar mamá!!!", escribía junto a una imagen bastante actual en la que madre e hijo aparecen abrazándose como si no hubiera un mañana.

Y aquí no ha acabado su 'arranque sentimental', Kiko ha querido recordar los tiernos momentos que ha vivido también con la familia que ha creado junto a Irene Rosales, y lo ha hecho con una imagen en la que aparece a punto de entrar en paritorio para verle la carita, por primera vez, a su pequeña Carlota. "Minutos antes de nacer Carlota esta era mi cara de alegria... una imagen vale más que mil palabras", escribe, y además añade una pista acerca de su recuperación: "New life" (nueva vida) y no es para menos...

Con su querida Irene viajaba hace unos días a Ávila. Una escapada de fin de semana que le ha servido para desconectar, y qué mejor que con ella en una "maravillosa ciudad y maravillosa su gente". El matrimonio ha aprovechado el viaje para visitar al hermano de la sevillana, Manuel, que se encuentra en la Academia de Policía de la ciudad castellana, según ha contado Irene.

View this post on Instagram

Lugares maravillosos #AVILA

A post shared by Irene Rosales Vázquez (@irenerova24) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo