Fran Rivera se enfrenta a una tertuliana antitaurina por su hija Tana

El torero se enfada en 'Espejo Público' después de que una tertuliana antitaurina mencionase a su hija durante la mesa de debate.

image
Gtres

Como es lógico, Fran Rivera defiende a capa y espada su profesión y todo lo que la rodea. Durante un debate sobre si debe o no haber corridas de toros durante las fiestas de San Fermín en Pamplona en 'Espejo Público', programa en el que colabora', el torero se mostró a favor de los ganaderos. Estos han mostrado su rechazo y se han puesto en pie de guerra asegurando que si no hay corridas de toros no prestarán sus reses para los encierros. "Pensar en encierros sin corridas de toros es inviable, porque no estaríamos dispuestos ninguno de los ganaderos a criar un toro para que lo corran por las calles y que se diviertan, porque el toro se cría con una finalidad", aseguraba Fran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La tensión aumentó en plató cuando Fran explicaba que "el toreo es tragedia, es sangre, es la sangre del toro y muchas veces la sangre del torero. El toro da su vida por nuestra gloria y nos exige que nosotros estemos dispuestos, como algunas veces pasa, a morir". Sin embargo, una tertuliana antitaurina argumentaba en contra: "Como el circo romano, los gladiadores también luchaban por su vida". Una comparación que no gustó nada al diestro.

Para caldear más el ambiente, se comenzó a debatir se debería prohibir el acceso de los niños a los toros. "A mí como padre que llevo a mis hijos, que yo he ido, pensar que alguien puede pensar que nuestros hijos van a salir de ahí trastornados me duele y me ofende", decía Fran. El momento de mayor tensión llegó cuando la tertuliana le dijo: "A mí me llevaron de niña y me traumaron. Yo he visto imágenes de tu hija tapándose la cara cuando a ti te cogieron, que tu hija pudiera ver cómo un toro te mata… No me puedes decir que no es traumatizante". Fran, muy enfadado, prefirió guardar silencio y cambió de tema: "El toreo lo que transmite son otros muchísimos valores que hacen mucha falta en la sociedad, como el realismo, la verdad, el sacrificio y el esfuerzo. Dejad de llamarnos torturadores, porque ofende y en el momento en el que faltáis el respeto perdéis la razón".

Publicidad - Sigue leyendo debajo