Gemma Mengual: “Mi hijo Nil dice que me han echado porque tengo muchas medallas”

La campeona de natación sincronizada se lleva del concurso 'Bailando con las estrellas' amigos para toda la vida y nuevas ideas para sus coreografías olímpicas. Además, explica cómo su marido se tomó su relación con su compañero de baile.

image
Romsi Duaso

Con esguince de costilla incluido, la medallista olímpica, Gemma Mengual, aguantó en 'Bailando con las estrellas' los ensayos y las galas y se entregó al cien por cien en cada una de ellas. Orgullosa del resultado, acepta su expulsión con deportividad, aunque le gustaría haber continuado en el concurso de TVE. Ahora, ya en casa, se centrará en disfrutar de su familia, donde cuenta con el apoyo de su marido, Enric Martín.

Te has fisurado una costilla durante tu paso por 'Bailando con las estrellas', ¿cómo te encuentras?
Bien, pero me duele. Soy así de jabata y he aguantado durante dos semanas con esto. Por mi profesión, estoy acostumbrada a tener dolores y estar lesionada. La recuperación es lenta y el dolor fastidioso, pero se curará. Gajes del oficio.

image
Romsi Duaso

Te lo has tomado muy en serio.
Cuando hago algo, lo hago al cien por cien. Me auto exijo mucho. Sé cuál es mi límite, pero dentro de mis posibilidades lo doy todo. Tampoco pretendía ser campeona de bailes de salón.

Tenías más conocimientos que el resto, ¿sentías que ibas por delante?
Es cierto que, en ciertos aspectos, lo tenía algo más fácil porque me sabía algunas posiciones, pero todo lo que son pasos de baile no tenía ni idea. Bailar con tacones, yo que tengo los tobillos y los pies súper blandos al estar tanto en el agua, era complicado y me tenía que habituar. Al final, para nadie es fácil.

image
Romsi Duaso

¿Sientes que por tu profesión te han exigido más que al resto?
Sí, porque al final puede marcharse cualquiera de nosotros y a mí desde el principio se me ha exigido más que al resto. Lo que servía para algunos, para mí no era suficiente. Seguramente, esperaban más de mí, pero yo también me exigía y me atrevía con las coreografías.

¿Cuál es tu valoración general?
Estoy satisfecha. Es un programa de televisión. Como dijo Isabel, miembro del jurado, el programa no es solo bailar, sino que hay otros muchos factores. He dado todo lo que tenía que dar y creo que he dado una buena imagen, que no he hecho el ridículo ningún día, que he aprendido muchísimas cosas y me llevo la experiencia.

image
Romsi Duaso

¿Tus movimientos eran más enérgicos acostumbrada a moverte en el agua?
Quizás sí. Creo que en el concurso me pusieron músicas muy enérgicas y expresivas que requerían de esa fuerza. Al final, me he adaptado a lo que me han puesto y le he sacado el partido que requería. Todo el mundo tiene sus vicios, igual que un actor tiene los suyos.

¿Cómo llevas la expulsión?
Bien, no se puede gustar a todo el mundo y estoy muy entrenada a la derrota. No ocurre nada, al contrario, y me alegro mucho por los otros concursantes, que se lo están currando mucho.

image
Romsi Duaso

Normalmente, Moira y Joaquín son más duros que Isabel, en tú caso los tres votaron a Pelayo, ¿no te pareció extraño?
Entiendo que son tres perfiles de mundo diferentes y cada uno se fijaba en lo suyo. Ellos hacen su trabajo lo mejor que saben bajo lo que entienden que es el baile y el concurso.

¿Crees que ha influido que el resto de compañeros que quedan sean más mediáticos?
Sí. Al final también vota la audiencia y mi tipo de seguidor quizás es otro.

¿Qué te parece David Bustamante?
Es encantador y tiene un arte que no veas. Tiene mucha gracia en todo lo que hace. Tiene carisma, igual no lo hace perfecto, pero llena mucho. Conecta y mola mucho verle. Ella es una pasada, lo hace muy bien. Todos los bailarines lo hacen genial.

image
Romsi Duaso

Se ha visto mucha complicidad con tu pareja de baile. Se le veía afectado.
Mi compañero es genial. Creo que va a ser una de las personas que estará en mi vida para siempre. Es una maravilla de persona. Tiene unos valores y una manera de ser increíbles. Él estaba triste por mí, no por él.

¿No se habrá puesto celoso tu marido Enric?
No, que va, mi compañero de baile ha venido a casa a dormir y todo. Evidentemente, cuando lo vio me dijo que era muy guapo, que podía estar contenta, que estaría muy bien acompañada. Pero Enric y yo tenemos mucha confianza. Somos amigos 'forever' y todavía nos queda por hacer la última gala. Podemos escoger nosotros y me gustaría hacer una rumba.

¿Tus hijos te veían? ¿Qué te han dicho?
En directo sólo una vez que vinieron con Enric. Hoy cuando les he explicado que ya no estoy en el programa, Nil, que tiene ocho años, me ha dicho que eso ha pasado porque, como he ganado tantas medallas, no querían que ganara más (risas). Me ha hecho mucha gracia su reacción.

image
Romsi Duaso

¿Por qué entraste en el concurso?
Para mí era un reto, me costó aceptar, tenía mis dudas, pero me dejé llevar por vivir la experiencia. Era un proyecto muy interesante y quería saber si era capaz de hacerlo. Además, hay cosas que he aprendido que me llevaré a la 'sincro'. He abierto un abanico de maneras de entender la música y los movimientos. Ha sido un aprendizaje brutal. Y me llevo un montón de amistades de este mundo que me pueden aportar muchísimas cosas.

¿Qué amistades te llevas?
Todos los famosos me han sorprendido mucho y los bailarines también, son maravillosos.

¿Seguirás bailando?
No sé, he disfrutado bailando, pero los bailes latinos no son lo mío, prefiero el paso doble. Con la última actuación me sentí muy cómoda. Con el Cha cha chá me sentí más forzada. El vals también me gustó.

¿Algún preferido?
Es evidente que los mejores son David Bustamante, Patry y Manu. Los tres son magníficos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo