Cayetano Martínez de Irujo: "Sería bonito que los hermanos nos reuniéramos"

El hijo de la duquesa de Alba ha sorprendido a todos al sincerarse en el programa 'Lazos de sangre' sobre su madre y la relación con sus hermanos. Además, ha querido compartir uno de los momentos más duros de su vida: la muerte de su padre.

Cayetano Martínez de Irujo ha concedido su entrevista más sincera en 'Lazos de sangre', donde ha querido reflexionar sobre cómo ha sido su vida familiar, cómo ha vivido los últimos años con su madre y cuál es la postura que mantiene con sus hermanos. Lo primero que ha sorprendido es que, a pesar de venir de una gran familia, con hermanos y sin problemas económicos, Cayetano no lo pasó bien: "Fui un rebelde con causa porque tuve una tristísima infancia. He tardado 40 años en recuperarme, tras todos los tratamientos psicológicos posibles", sentenció.

TVE

El capítulo más duro de recordar fue el de su relación con su madre. "Era implacable con nosotros. Me esforcé por entenderla... No sé si mis hermanos llegaron a comprenderla como yo. Fue en los últimos años cuando hablamos mucho. Tenía libros sobre ella, pero preferí conocerla hablando con ella", reconoció.

El tema polémico fue el relativo al legado. "Hice que cediera todo a sus hijos antes de que se casara con Alfonso Díez, para evitar riesgos. Tuve que hacer dos días de Camino de Santiago como promesa para que todo saliera bien", afirmó Cayetano.

TVE

Recordemos que el patrimonio estaba valorado en más de 3.000 millones de euros. "Depositó su confianza en mí para gestionarlo y lo hice bien", reconoció. Aunque también confesó lo duro que fue el tema de la herencia familiar.

Recordemos que, al estar regido por el mayorazgo, Carlos Fitz-James Stuart ha percibido mucho más que el resto. Esto último, algo que Cayetano considera "injusto". "El año de la repartición fue muy duro, durísimo. Me sentí excluido de mi casa... No estás con una mano delante y otra detrás pero no es fácil", declaró con seriedad.

Y es que la opinión de Cayetano sobre el mayorazgo es clara: "No te escogen ni por ser el más guapo, ni el más valido... Y eso debería conllevar una generosidad y no ha sido así. Además, yo gestioné todo porque ella me eligió a mí para ello y saber que iba a ser para que Carlos se llevara más que el resto me dolió mucho", reconoció con seriedad.

TVE

Carlos, por su parte, es firme: "No me llevo mal con mi familia, pero cada uno se dedica a lo suyo". Sin rencores, Cayetano aclaró que su relación con su hermanos algún día se normalizara. "Sería bonito que nos uniéramos. Tengo la esperanza de que eso ocurra", expresó emocionado.

Otro de los temas complicados para Cayetano fue como recibió la noticia de la muerte de su padre: "Veía rezar a mi niñera, que me estaba cuidando cuando mi hermano Alfonso vino a decirme que papá estaba en el cielo. Lo soltó y se quedó tan ancho... Sigo esperando que me pida perdón por verme llorar desconsoladamente y no hacer nada".

Gtres

Algo que tampoco superó fue que su madre no les dejase despedirse de su padre: "Lo hizo para protegernos pero se equivocó... Desde entonces no quise tener nunca niñera y decidí buscarme la vida yo mismo". Después de aquello, Cayetano tuvo que lidiar con el nuevo marido de su madre, Jesús Aguirre. "Jesús llegó después de la muerte de mi padre y me dijo que yo estaba bajo su mando y de eso nada", confesó Cayetano.

Una de las grandes decepciones de la duquesa de Alba fue que todos sus hijos se divorciaran. "Fue un palo para ella. Si vive 20 años más, nos une a todos de nuevo". Sin embargo, a pesar de los problemas, Cayetano y su madre hicieron las paces: "En los últimos siete años tuvimos una relación especial. Me quedé en paz con ella", declaró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo