Kiko Matamoros habla sobre la boda de su hijo

La boda de Diego está causando de nuevo problemas en el clan Matamoros. Su padre, Kiko Matamoros, ha acudido este miércoles a 'Sálvame' y ha tenido que responder a las preguntas de los espectadores sobre si finalmente asistirá o no al enlace de su hijo con Estela Grande.

Diego Matamoros pasará por el altar el próximo 13 de julio con su novia, Estela Grande. Una boda que, como todos los eventos de la familia, vuelve a estar rodeada de polémica. ¿Está invitado Kiko? ¿Y Makoke? ¿Irá su padre a la boda? Muchas dudas que Kiko ha ido resolviendo en 'Sálvame'. El defensor del espectador ya explicó en el programa que prefería hablar de estos temas en privado: "Me parece que hace mucho tiempo que dije que no quiero hablar del conflicto con mi hijo en público. Si le tengo que echar una mano, estoy ahí. Quiero lo mejor para mi hijo y que sea feliz pero no todo lo que cuenta es así".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este miércoles, el colaborador ha tenido que enfrentarse de nuevo a las preguntas de los espectadores, que no han dudado en saber si finalmente acudirá o no. De nuevo, ha insistido en que públicamente no ha dicho nada porque "todo es motivo de controversia y me parece desagradable y no me ayuda en nada". Aún así, ha confesado que no sabe qué hará: "Casi no le sé ni yo. Cuando se acerque el momento o el mismo día sé que voy a tener sensaciones encontradas, porque son las que tengo desde el día que me dijo que quería que estuviera en la boda, pero también he pedido yo algunas cosas y no se han tenido en cuenta".

Telecinco

"Estoy de acuerdo con una espectadora ha dicho Si no respetan a tu gente, no te respeten a ti", ha añadido. Unas palabras que hacen referencia al trato dado por Diego tanto a su mujer Makoke como a su hija Ana. "Me ha dolido muchísimo que no invitase a mi hija. Que un hijo haga un desprecio público a otro duele mucho más que si te lo hacen a ti", ha explicado.

Kiko tiene claro que su hijo ya es mayor y que "tanto si voy como si no me pondrán a parir". Asimismo, ha visto unas imágenes de su hija Laura donde dice que su hermano "está histérico, nervioso y emocionado". Sobre la invitación de su padre, asegura: "Yo no puedo decir nada sobre si mi padre irá. A todos nos parecía genial que mi padre viniese, que pase lo que tenga que pasar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Sin embargo, la relación entre padre e hijo no está en su mejor momento, y menos después de las declaraciones que ha hecho el joven: "Mi padre dijo que no vendría, pero le dio otra oportunidad de que lo pensase". Kiko, muy dolido por el tono de su hijo, le ha enviado un claro mensaje: "Tu no me das oportunidades, me parece que quien las ha dado he sido yo. Si tienes que dar oportunidades, hazlo en privado".

El defensor del espectador, triste y decaído ha contado que ha sustituido "la ira por la pena" porque "llevo años aguantando tiritos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo