Alba Carrillo rechazada por Telecinco debido a sus exigencias

La modelo exigió unas cláusulas nunca vistas que hicieron que la cúpula rompiera las conversaciones.

La modelo exigió unas cláusulas hicieron que la cúpula rompiera las conversaciones y es que nunca les habían pedido algo igual en casi 500 programas.
Telecinco

Se esperaba que este sábado Alba Carrillo se sentase en el 'Deluxe' para hablar de su reciente ruptura con David Vallespín y sobre los problemas legales con el padre de su hijo, Fonsi Nieto, pero al final no ha podido ser. Tal y como han desvelado esta tarde el 'Sálvame' Alba Carrillo exigió unas cláusulas nunca antes vistas que hicieron que la cúpula rompiera las conversaciones. Al parecer al programa nunca antes les habían pedido algo igual en casi 500 programas. Fue la propia Lucía Pariente quien llamó a Telecinco para ofrecer un entrevista exclusiva de su hija en calidad de representante. "Las conversaciones comenzaron la semana pasada, jueves 2 de agosto. Fue la propia Lucía Pariente, ejerciendo de representante, quien llamó al programa para ofrecernos una entrevista en exclusiva para hablar de la ruptura con David Vallespín y los problemas con Fonsi Nieto", comentaba la redactora del 'Deluxe'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Esta entrevista interesó mucho a la cúpula en en principio, sin embargo, horas después la propia Lucía Pariente llamaba al programa para comunicar que Alba había firmado una entrevista para una publicación, por lo que la semana pasada al exmujer de Feliciano López no se sentaba en el 'Deluxe'. Tras la publicación de esta entrevista, las negociaciones se retomaron este mismo miércoles. Desde el primer momento, hay una intención de llegar a un acuerdo por parte del programa, pero ella "pide una cantidad muy alta, desorbitada, que sabe que el Deluxe no puede pagar", explicó la redactora a Nuria Marín.

Pero ese no fue el único requisito de Alba Carrillo y es que la modelo pedía que empezase a colaborar de forma habitual en los distintos programas de la productora, algo que no podían aceptar debido a la "inestabilidad de Alba Carrillo". "No es que sea difícil trabajar con ella, el problema está en que un día te dice que sí y otro que no, entonces es muy difícil contar con ella". Pero la cosa no quedó allí. La modelo pidió que no se le criticase de manera negativa, algo con lo que la productora no había topado en los más de "500 programas emitidos". Y otro de los requisitos era "no contar noticias malas de ella", unas exigencias que hacían estallar a los colaboradores del programa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo