Tamara Gorro apoya a una pareja que no puede tener hijos

La bloguera ha visitado el plató de 'Volverte a ver' para sorprender a una pareja que no puede tener hijos, algo que a ella le toca especialmente de cerca, y no ha dudado en contar su dura historia con el proceso de maternidad.

image
Telecinco.es

Hace un tiempo Tamara Gorro hacía un sorteo, a través de las redes sociales, cuyo premio era correr con los gastos de una gestación subrogada para una pareja que así lo necesitara. Fueron muchas las mujeres que se pusieron en contacto con la bloguera para tratar de conseguirlo, pero solo podía ganar una... Así que fueron muchas las que se quedaron a las puertas de ser madre, y que, incluso, siguen luchando por lograrlo. Ese fue el caso de Marisa, una joven que acudía anoche a 'Volverte a ver', gracias a su pareja, para recibir la sorpresa de Tamara, a quien ella tiene como ejemplo de superación y lucha. Ella no dudó en dar la mano a la pareja y mandarles un emotivo mensaje; "Aplicando estas cuatro palabras: lucha, fuerza, constancia y la palabra rendirse no entra en nuestro vocabulario. Aplicando esto, todo va solo y estoy convencida de que lo vais a conseguir".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gorro dio todo su apoyo a Diego y Marisa, dejando claro que no existen culpables y que lo que hay que hacer es buscar soluciones, aunque es consciente de que no es nada fácil dados los altos costes de la gestación (en torno a unos 50 000 euros).

Telecinco.es

Pero el camino de Tamara hacia la maternidad no fue nada fácil. Ella misma confesaba que su marido fue su principal apoyo en todo el proceso, pero que lo pasó realmente mal, tanto que hasta llegó a irse sola a un hotel de Lisboa para llorar. Lo que tiene claro es que la gestación subrogada no debería ser un tema 'tabú' y ella seguirá luchando por ello, aunque sea una "pesada". Ha contado, además, que cuando se enteró de la noticia se "hundió"; "al principio no ves nada", confesaba.

Asegura que tenía pánico a que la gente le preguntara; "¿Y los niños para cuando?", a lo que ella ponía excusas de que tenía "demasiado trabajo", pero la realidad era más dura. Así que Tamara piensa seguir luchando para que las parejas que lo deseen consigan lo que ella ya tiene hoy, porque rendirse no está en su vocabulario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo