Miguel Bosé, desolado por la muerte del hombre que le hizo "volar"

Miguel Bosé ha querido dedicarle un mensaje lleno de amor a uno de los personajes más relevantes del mundo del espectáculo.

El coreógrafo británico, mimo y mentor de David Bowie, Lindsay Kemp, murió el sábado por la mañana en Livorno, Italia, a los 80 años. El artista, querido por el mundo del espectáculo, ha contado con numerosas muestras de cariño. Una de las personas que ha querido rendirle tributo ha sido Miguel Bosé, que ha lamentado la muerte de su amigo. Emocionado y desconsolado por la tragedia, Bosé le ha dedicado unas palabra a Kemp. "Gracias querido amigo y maestro, por iniciarme a tantos mundos y por enseñarme a volar. Por siempre en mi corazón. Bello y único tú", era el emotivo mensaje de Miguel.

Lindsay Kemp ha dejado un gran vacío en el mundo de la música. Kemp nació cerca de Liverpool en 1938 y, según declaró: "Me di cuenta de que quería bailar cuando me di cuenta de algo por primera vez". Kemp estudió danza con Hilde Holger y mimo con Marcel Marceau después de haber sido introducido en el mundo del arte estudiando con el pintor David Hockney.

Kemp formó su propia compañía de danza en la década de 1960, y se hizo famoso en 1974 cuando presentó su espectáculo 'Flowers'. Conoció a Bowie en 1966 después de uno de los shows de Kemp en Covent Gardens.

Bowie y Kemp tuvieron una breve relación, y Bowie trabajó con el coreógrafo después de que la relación terminara, especialmente en la gira de 'Ziggy Stardust' y 'The Spiders from Mars' en 1972.

Kemp, además, apareció en las películas 'Sebastiane', 'Jubilee', 'The Wicker Man' y 'Velvet Goldmine'. En años posteriores, Kemp se mudó a Italia, donde produjo varias óperas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo