Isabel Pantoja, muy desmejorada por los disgustos que le da Chabelita

Salió de Cantora el mismo día que vio la luz la foto más polémica de su hija. La tonadillera no quiso hablar con la Prensa, pero no hizo falta. Esa delgadez extrema y las gafas de sol para ocultar su mirada dejan entrever que ya no puede más.

Seguro que Isabel Pantoja soñaba con otra vida, con pasar su madurez tranquila entre conciertos, nietos y con sus dos hijos a su vera. Sin embargo, últimamente, la tonadillera no para de recibir noticias que influyen seriamente en su estado de ánimo. Si hace unos meses tuvo que lidiar con la depresión de Kiko Rivera, ahora es Chabelita la causa de sus desvelos. Su gente no lo niega, los que la rodean andan muy preocupados por la cantante, reconocen que ya no saben cómo animarla. Su cumpleaños en Cantora, el pasado 2 de agosto, parecía haber traído paz a la familia Pantoja, pero todo fue una ilusión que duró bien poco.

Agencias

Isabel está agotada

El martes 21, 'Sálvame' enseñó una fotografía donde Chabelita aparecía muy sonriente con uno de los integrantes de La Manada. La imagen fue tomada en la Feria de Abril de 2016, dos años antes de la imputación del chico. Ella insiste en que la imagen está sacada de contexto, pero para Isabel Pantoja ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Agencias

Esa misma tarde, la tonadillera salió de Cantora para acudir a un centro de belleza cercano. Según dicen, Isabel salió de la finca llorando. La verdad es que su cara era un poema. No quiso hablar con la Prensa y sus semblante transmitía tristeza. La tonadillera, además, volvía a exhibir la delgadez que ya mostró cuando andaba enfrascada en su periplo judicial tras ser acusada de blanqueo. Y el estrés parece haberle pasado factura en su melena.

Agencias

Su entorno asegura que la tonadillera está agotada, sobre todo porque tiene la impresión de que su hija pequeña no tiene límites a la hora de explotar su papel mediático. La chica ya lo demostró a principios de mes, cuando no dudó en hablar de su familia sin pelos en la lengua. “Mi madre no se lleva tan bien conmigo como con mi hermano. Conmigo siempre hay problemas y conflictos”, confesó ante las cámaras. “No es una relación muy profunda, no tenemos conversaciones de mujer a mujer. Existe una diferencia clara”, añadió.

Agencias

Ante este análisis, Chabelita parece querer decir que no piensa rendirle cuentas a nadie. Poco importa que su entorno o su madre le adviertan sobre Omar, su nuevo novio, ella quiere vivir su día a día sin tener que dar explicaciones.

Preocupada por su nieto Alberto

Por lo pronto, esta dinámica no parece que vaya a cambiar. Al revés. A principios de septiembre, Isa podría entrar como concursante estrella en la nueva edición de 'Gran Hermano VIP', un reality que le ha ofrecido 18.000 euros a la semana por su participación. Isabel tendrá que lidiar entonces con que su hija genere noticias y polémica durante los tres meses que dura el concurso. La tonadillera, además, también está preocupada por Albertito, su nieto, que sigue al cuidado de Dulce los días que su hija se ausenta.

Agencias

Por el momento, Alberto Isla no piensa pedir la custodia del pequeño, pero la familia teme que todo se precipite si Isa continúa con tantas polémicas sentimentales alrededor.

“Os quiero con el alma”

Por si fuera poco, Isabel Pantoja tiene que replantearse ahora su futuro laboral. Según publicó 'El español' a principios de mes, la cantante empezó el año pidiendo 100.000 euros por concierto, pero ahora aseguran que sería una mujer con suerte si logra embolsarse la mitad por show. Ella necesita volver a cantar, más aún cuando se habla de que Hacienda está de nuevo investigándola. Isabel ya confesó en Instagram y ante sus fans su regreso a los escenarios: “Deciros de verdad que pronto me vais a ver. Os quiero con el alma”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo