Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, baño de masas en los toros

Tras sus sonadas vacaciones en Maldivas, la socialité y el escritor, grandes aficionados al mundo taurino, se dejaron ver en la corrida de toros organizada en Valladolid con motivo de la Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa reaparecen en público tras sus sonadas vacaciones en Maldivas.
Gtres

El pasado viernes, 7 de septiembre, tenía lugar en Valladolid la corrida de toros con los diestros Roca Rey, José María Manzanares y ‘El Juli’ con motivo de la Feria de Nuestra Señora de San Lorenzo. Entre los espectadores se encontraban Mario Vargas Llosa y su pareja, Isabel Preysler, quienes se dejaban ver en público tras sus sonadas y exclusivas vacaciones en las islas Maldivas. El Premio Nobel de Literatura es muy aficionado a los toros y poco a poco está transmitiendo su pasión a Isabel, que no duda en acompañarle en esta tarde en el coso vallisoletano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Precisamente, a Vargas Llosa tanto José María como Roca Rey le brindaron un toro cada uno en una corrida en la que el peruano cortó tres orejas y Manzanares dos, saliendo ambos a hombros de la plaza. No tuvo tanta suerte ‘El Juli’, que tan sólo recibió la ovación de los presentes, entre los que se encontraban también Nuria González y los exministros José María Michavila o Rafael Catalá.

La presencia de Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler no pasó desapercibida, causando un gran revuelo en el graderío. El público, al ver a la pareja, comenzó a jalearles y a mostrarles un enorme cariño entre gritos y aplausos. Un inesperado baño de masas que el Nobel de Literatura y su novia recibieron con la mejor de las sonrisas.

Gtres

A finales de agosto, Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa disfrutaron de unas tranquilas vacaciones en Maldivas, más en concreto, en el atolón Noonu, una isla ubicada en el norte del país. Durante este tiempo de relax, Preysler se dedicó a nadar y pasear mientras que el premio Nobel pasó muchas horas escribiendo en el hotel en el que se hospedaban, el Cheval Blanc Randheli, exclusivo resort que frecuentan otras celebrities de la talla del jugador Theo Hernández o la familia Beckham.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dos semanas que dieron para que la ‘socialité’, a sus 67 años, apareciera en unas fotografías luciendo su espectacular anatomía enfundada en un bikini, una prenda que llevábamos más de dos décadas sin ver sobre su cuerpo. Estas vacaciones se produjeron poco después de que el Nobel se recuperara de una aparatosa caída que le llevó a estar ingresado en el hospital aquejado de un fuerte dolor en la cadera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo