María Teresa Campos se pone guerrera en su vuelta a Telecinco

La presentadora vivió, en primera fila del plató de 'Las Campos', el cambio radical de sus hijas, Terelu y Carmen. Desde allí, tiró varias 'pullitas' a los directivos de la cadena

Carlota Corredera habla con María Teresa Campos en su vuelta a Telecinco
Telecinco

María Teresa Campos volvió a pisar un plató de Telecinco y lo hizo, no para presentar un programa propio como a ella le gustaría, sino para ver el cambio estético de sus hijas, Terelu y Carmen. La presentadora fue recibida por Carlota Corredera a las puertas del canal de televisión pero, al entrar en plató, vinieron los problemas. Después de una cerrada ovación que emocionó a María Teresa, "el cariño es el mejor capital que se puede tener" dijo, llegó el momento de que cada una ocupara su sitio en el plató. La madre de Terelu, por inercia, se fue a sentar en el sillón principal, el reservado para el presentador, pero Carlota le tuvo que pedir que ocupara otro asiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de este momento 'tierra, trágame', María Teresa y Carlota estuvieron charlando sobre Terelu y Carmen hasta que llegó el momento de descubrir el cambio de la primera. Terelu, que se ha cambiado el peinado y se ha puesto unos hilos tensores en la cara, recibió muchos elogios, el más sentido el de su propia madre y el de Belén Esteban que no pudo reprimir las lágrimas.

Telecinco

Terelu pasó a ocupar su lugar entre los invitados y volvió a protagonizar un 'juego de las sillas'. Por petición de Carlota, se sentó en el primer asiento, el que ocupaba su madre hasta su llegada. "Mira, por una vez y sin que sirve de precedente, te voy a quitar el sitio" dijo Terelu a María Teresa.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo

"¿Pero qué sitio?" contestó la veterana periodista quizá reclamando el programa propio que lleva pidiendo por activa y por pasiva. Como ya ha contado en más de una ocasión, María Teresa no piensa en la retirada y sueña con tener un programa propio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo