Isabel Pantoja vuelve a hablar y lo cuenta todo

La tonadillera ha entrado en directo otra vez en 'Sálvame' para sorpresa de público, de los colaboradores e incluso de su sobrina Anabel. Relajada y calmada, Isabel ha abierto su corazón y ha hablado de su hija, de Omar Montes y de Dulce.

Isabel Pantoja llamada sálvame
G3

Isabel Pantoja vuelve a la carga después del 'pantojazo' y de la llamada a su hija en 'GH VIP 6'. Después de una conversación de lo más emotiva, en la que Chabelita rompió a llorar, la cantante ha vuelto a dejar a todos sin palabras tras coger el teléfono a Kiko Hernández en directo. El colaborador la ha llamado sin ninguna esperanza de que fuese atendido; sin embargo, su cara ha sido un poema cuando ha escuchado la voz de la tonadillera. En un tono calmado y relajado, Isabel ha saludado: "Estoy tranquila, estoy relajada porque sé que luego todas mis palabras las analizáis. Lo primero, buenas tardes a todo el mundo". Kiko se ha puesto tan nervioso que incluso Isabel se ha dado cuenta, y le ha dicho en tono divertido: "¿Tú qué tal? Que te he visto correr con un susto que te cagabas vivo". Antes de comenzar a hablar sobre los temas más jugosos, ha querido dar las gracias por el ramo de rosas que recibió de Paolo Vasile por su intervención hace dos semanas en directo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En cuanto a la llamada de teléfono que le hizo a su hija este domingo, Isabel ha aclarado que haga lo haga siempre le van a criticar, y como Chabelita "pidió tres veces en el confesionario hablar conmigo" la llamé. "Quiero a mis hijos exactamente por igual", ha añadido para explicar que la llamó "como hubiera hecho cualquier madre para darle aliento". Asegura que no ve el programa, a veces en el teléfono, pero sabe que su hija no es conflictiva por lo que espera que no salga aún, aunque no está votando para que se quede. "Preferiría verla ahí", en la casa de Guadalix, ya que cree que allí dentro está bien cuidada, está conociendo gente nueva, se va a hacer más mujer...

Telecinco

No le gusta Omar Montes para su hija

Entiende que su hija no se creyera que entró por teléfono en 'Sálvame' porque no lo suele hacer, y la única vez que lo hizo fue en Canal Sur hace muchísimos años. Isabel no quiere esconder las declaraciones que hizo sino todo lo contrario: "Mi entrevista se la pongo yo en cuanto salga, la cojo yo de mi mano, viene conmigo y se la pongo yo".

Kiko Hernández, viendo lo receptiva que estaba, le ha hecho una proposición: si su hija no sale este jueves, el día que sea expulsada, ella estará esperándola en plató. Una petición que la cantante ha declinado porque no lo ve justo para el resto de los concursantes ni tampoco para el público "que se está gastando el dinero". Pero deja claro que el día que salga del 'reality' estará el coche de su madre fuera esperándola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

También ha tenido palabras para el nuevo romance de su hija, Omar Montes. Sabes que entrará una hora en la casa para hablar con Isa, una conversación en la que espera que si hija "reaccione y sepa hablar las cosas claras". Y es que como ha dicho, sin pelos en la lengua: "No me gusta para mi hija". No le critica como persona pero confiesa que no es de su agrado como yerno.

Dulce, la mayor decepción de su vida

Como era de esperar, ha llegado el turno de Dulce. Isabel se ha abierto y ha sido más clara que nunca: "Jamás pensé que iba a salir en televisión. Era lo último esperaba de esta señora". Ha aclarado que sí tiene firmado un contrato de confidencialidad, que si la ex niñera lo ha perdido, ella no. Para ella Dulce "es la mayor decepción de mi vida". No comprende cómo ha podido acabar así cuando "fue maravillosa mujer, trabajadora, estupenda" a la que dejaba al cuidado de sus hijos, "de todo, fíjate si tenía confianza".

Ha confirmado que está demandada y que el otro día por fin se le pudo notificar la demanda en el hotel donde se alojaba en Madrid. "Llevamos meses detrás de ella pero ha sido imposible notificarle porque no se sabe dónde vive", ha explicado. Incluso tuvo que subir el recepcionista para abrir la puerta porque no abría. Una vez dentro, su abogada, Cintia, estuvo presente hasta que firmó la notificación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

¿Qué no le perdona a Chabelita?

Además, ha matizado que la única diferencia que tiene con su hija es su ex empleada del hogar. Isabel no comprende cómo le ha permitido hablar de ella, algo que nunca ha dejado que se hiciera. "Si mi hija no lo para, lo hará un juez", ha sentenciado. La tonadillera ha echado la vista atrás para decir si cambiaría algo de su pasado: "Cambiaría tantas cosas... Si pudiera cambiar algo, no abriría la puerta de mi camerino a esa persona (Dulce)".

Durante la llamada, ha tenido tiempo para hablar con su sobrina Anabel. La colaboradora ha querido que su tía explicara la relación que tiene con su prima Chabelita, con la que puede estar un tiempo sin hablar pero cuando se encuentran de nuevo, se rompen las dos. También le ha dado un consejo sobre el programa: "Eso es un show y tienes que seguirlo, tienes que tener una mano derecha y otra izquierda".

Telecinco

Parece que poco a poco, Isabel se va reconciliando con la prensa, con 'Sálvame' y con Telecinco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo