Rafi Camino se emociona al escuchar a Olvido Hormigos hablar de su hija pequeña

La nueva edición de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition' cuenta con la presencia de Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé. El día del estreno estuvo marcado por el momento 'tierra trágame' de la hija de Bárbara Rey, las lágrimas del torero y las críticas al menú 'decapitado'.

Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé, protagonistas de la nueva edición de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition'
Cuatro

La nueva edición de ‘Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition’ viene capitaneada por Olvido Hormigos, Rafi Camino, Sofía Cristo, Raquel Revuelta y Olfo Bosé. La encargada en romper el hielo fue la mediática exconcejala, quien abrió las puertas de su casa en Los Yébenes (Toledo) a sus contrincantes VIP, con los que se batirá en un intenso duelo culinario por llevarse el premio de 3.000 euros. Y la verdad, nada más llegar a la lujosa casa de Olvido, Sofía Cristo ha protagonizado varios momentos incómodos, ya que tan solo conocía a uno de los compañeros con los que tendría que compartir mesa.

Cuatro

La primera en llegar a la casa de la anfitriona fue Raquel Revuelta, por lo que, cuando la hija de Bárbara Rey apareció minutos más tarde, se encontró de bruces con la modelo sevillana, a la que era incapaz de poner nombre. Aunque Cristo aseguraba reconocer su cara, no supo cómo se llamaba hasta que la ex Miss España se lo dijo. Este momento de tensión se repitió minutos más tarde cuando entró en escena Olfo Bosé.

Hay que reconocer que el sobrino de Miguel Bosé es el menos conocido de los participantes, algo que Sofía se encargó en dejar constancia. La joven se mostró apurada por no conocer al misterioso comensal, quien se tomó la situación con humor y comenzó a darle pistas hasta que adivinara de quién se trataba. Aunque no quedó claro si al final la hija de Bárbara se enteró del motivo por el cual Olfo es famoso, se le iluminó la cara cuando vio al último participante, Rafi Camino. “A ti sí te conozco” exclamó con alivio.

Cuatro

Durante la velada, Rafi Camino acabó emocionándose al escuchar las palabras de la dueña de la casa hablando de su hija pequeña, Valeria, de cuatro años: “Quedarme embarazada de Valeria es lo mejor que me pudo pasar. A ver, a los niños mayores los quiero con locura, pero Valeria vino en un momento que la necesitaba. Mis niños son mayores, son adolescentes, y están empezando su vida, y la niña es la alegría y la felicidad de la casa. Justo Valeria vino, que dije, de verdad, que era un regalo que me había hecho la vida. Un regalo que me hizo Dios en un momento que lo necesitaba”.

Hormigos se decantó por hacer un ‘menú de cine’. Su entrante, ‘La vida es bella’, se componía de un pastel de merluza con langostinos El primer plato, ‘El bueno, el feo y el malo’, estaba protagonizado por una codorniz al horno mientras que su postre, ‘Un tranvía llamado deseo’, era una panna cotta con mango. Sin embargo, no es que fuera precisamente del gusto de todos. Los comensales criticaron que hubiera intentado colarles unos langostinos ya cocidos como frescos y la tragedia se mascó cuando llegó el primer plato.

Cuatro

A la hija de Bárbara Rey, al ser abstemia, no le hacía mucha gracia eso de que la salsa llevara vino, aunque por “no hacer el feo”, acabó comiéndoselo. No pasó lo mismo con la ex Miss España, que se negó a probar el plato. “Estoy viendo un cuerpo decapitado”, se lamentó entre caras de asco. Pese a todo, en las votaciones Raquel y Rafi le dieron a la anfitriona un 7, no siendo tan generosos Olfo y Sofía, que se decantaron por darle un 5 cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo