Miriam Giovanelli no descarta tener descendencia

La actriz asegura que le gustaría tener hijos, pero señala que además del problema de la conciliación, hay un tercer grupo de mujeres que tienen problemas de fertilidad.

La actriz asegura que le gustaría tener hijos, pero señala que además del problema de la conciliación, hay un tercer grupo de mujeres que tienen problemas de fertilidad
María José Rasero

Miriam Giovanelli asistió al Festival de Cine Fantástico de Sitges para presentar La hora de la plaga, una película que rodó junto a Ivan Masagué y Silvia Abril, un auténtico coctel molotov que mezcla la comedia romántica, el thriller y la ciencia ficción. En ella, interpreta a la chica de la que se enamora Victor (Iván Massagué) el protagonista que finalmente será una especie de zombi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras dar vida durante 6 años a Patricia Márquez en 'Velvet', la actriz se casó con el arquitecto Xabi Ortega y sintió la necesidad de tomarse una año sabático y pensar en equilibrar su vida profesional con su vida personal. Ahora, ya con 30 años, siente la necesidad de dar vida a personajes más adultos.

María José Rasero

En la película eres una zombi…

No es una película de zombis exactamente, yo soy muy fan del género y hay dos tipos de zombis, los rápidos y los lentos y yo no soy ni uno ni otro. La película viene a ser como una invasión de cuerpos con un toque de comedia.

Es un género novedoso que mezcla trhiller, fantástico y comedia, ¿te asustó al principio el proyecto?

No, para nada, es una mezcla que me encanta, es verdad que nunca lo había trabajado en clave de humor, la última vez fue con Dario Argento en 'Drácula'. El género fantástico me gusta mucho y me apetecía mucho darle esta vuelta de tuerca. Algo más contemporáneo.

María José Rasero

¿Eres arriesgada?

Sí, me gusta probar cosas nuevas como esta. Me encanta la comedia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para muchos de tus compañeros era la primera vez que trabajaban fuera de España, pero en tu caso, trabajaste también en Italia.

Sí, pero cruzar el charco es diferente. También lo crucé hacer unos años para rodar Violet en Los Ángeles, pero es la primera vez que cruzo el charco con todo el equipo que va a rodar la misma película.

¿Cómo ha sido la experiencia de rodar en dos países?

Muy buena, muy interesante y gratificante. Hemos podido aprender mucho los unos de los otros. Ha sido como una excursión. Lo emocionante es que te vas con un grupo de gente con las que te llevas bien y es muy divertido. Aunque algo me sentó mal de la comida y me puse enferma. Pero me gustó tanto la experiencia que me fui otra vez para allá y ahora acabo de volver de vacaciones. Méjico es el paraíso. He estado en una zona sin explotar que mezcla selva y mar.

María José Rasero

¿Te gustaría hacer carrera al otro lado del charco?

Velvet ha gustado mucho fuera y gracias a Netflix ahora tenemos un público en Méjico, en Miami, en EEUU también hay mucha gente que la ve y eso ha provocado que también surjan proyectos allí. Sin tener que llevarte la maleta es un lujo que te permiten las plataformas digitales. No me veo irme a otro país para cumplir un sueño, pero encantada de trabajar para otras partes del mundo.

Llevas un año casada, ¿tienes planes para ser mamá o todavía no te lo planteas?

Hay un libro que me ha abierto a los ojos respecto a este tema que se llama 'No madres' de María Fernández-Miranda y en él habla de un tercer grupo de mujeres que quieren ser madres pero que no pueden porque tienen problemas de fertilidad. Es una pregunta que puede tocar un tema muy sensible para la persona que tenemos delante. Por otra parte, el tema de la conciliación familiar es un problema de la mujer o la mayoría de mujeres, pero no descarto ser madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El nuevo gobierno ya tiene la propuesta de ley que da el mismo tiempo de baja maternal y paternal.

Pero no se la puede coger al mismo tiempo que la madre, el problema de la maternidad es que tengas que posponer otras cosas para ser madre. No creo que sea tanto el hecho en si una vez nace el niño sino todo lo que supone proyectar tenerlo, lo que significa posponer tu carrera profesional o retrasarla porque te vas a quedar embarazada, vas a tener un parto, una baja… Es más un tema previo al niño, que posterior. Todas las mujeres que conozco con hijos trabajan infinitamente y crían a su hijo al mismo tiempo.

María José Rasero

Tras casarte te has tomado un año sabático.

Llevaba cuatro años viviendo en Italia cuando volví a España para hacer Velvet, donde he estado casi 6 años, entre medias me iba a Italia a rodar películas y cuando terminé la serie, grabé 'El pelotari y la fallera', justo después comenzamos a rodar 'El año de la plaga'. Fueron unos años muy intensos en los que me volqué mucho en el trabajo. Viajaba de un lado al otro y cuando terminé 'El año de la plaga' sí que sentí la necesidad de equilibrar mi vida personal con la profesional. Me di cuenta de que llevaba mucho tiempo tomando decisiones pensando en el trabajo. Me cambié de país por el trabajo, volví por el trabajo, estoy haciendo una película en Italia en medio de un descanso de 'Velvet' porque me da miedo que se me termine el trabajo allí… Luego termina 'Velvet' y me dije cómo el vas a decir que no a Julio Medem, luego Méjico… Estoy muy agradecida y me he dado cuenta joven de lo importante que es tener ese equilibrio. Ese equilibrio no significa que me dedico exclusivamente a mi marido, no. Me dedico a mi madre, a mis amigos, a tomarme una caña al sol en una terraza. Este año, para mí, ha sido importante tomar este tipo de decisiones. He tomado muchas decisiones vinculadas a intentar pensar también mi vida personal. He parado para poder pensar, ante la pregunta de si quiero ser madre, no me había ni parado a pensarlo, necesitaba parar para pensar muchas cosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
María José Rasero

¿Qué proyecto te gustaría hacer?

Después de tanto tiempo en 'Velvet', me gustaría interpretar a un personaje de mi edad o con una vida más adulta.

No quieres encasillarte.

No, aunque Patricia Márquez me parece un personaje maravilloso para encasillarme porque creo que lo tiene todo, puede ser 'una bussines woman', una madre de familia, una femme fatale, una niña caprichosa. Puedes ser todo si eres Patricia Márquez, pero si tengo ganas de que mis personajes crezcan un poco como yo lo he hecho, como una mujer madre, personajes vinculados a que tengo treinta años. Me gustaría hacer personajes más adultos que les pases cosas parecidas como a lo que podría sentir o vivir una mujer de mi edad. Hasta ahora los papeles que me llegaban, con los que he sido muy feliz, eran de mujeres más jóvenes que yo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo