Dani Mateo se acoge a su derecho de no declarar ante el juez

El humorista ha acudido a los juzgados esta misma mañana como investigado por el 'sketch' en el que se sonaba la nariz con la bandera española.

DANI MATEO DECLARA ANTE EL JUEZ
Gtres

Dani Mateo fue denunciado por la organización Alternativa Sindical de Policía por "ofensa a España, sus símbolos y, por ende, a toda la sociedad democrática" después de que el humorista protagonizara un 'sketch' para 'El Intermedio en el que se sonaba la nariz con la bandera de España. En la escena, Mateo leía el que según él era el único texto que "realmente crea consenso en España: el prospecto del Frenadol". Durante su interpretación, simulaba estornudar y se sonaba con la bandera de España, antes de retirarse alarmadísimo. "¡Hostia, perdón! ¿Qué he hecho? ¿Qué he hecho?", exclamaba, en tono humorístico. "Yo no quería ofender a nadie. (...) No quería ofender ni a los españoles, ni al Rey ni mucho menos a los chinos que venden estos trapos. No, trapo, no, trapo tampoco", decía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Unas imágenes que fueron duramente criticadas y que le han llevado, hoy, a los juzgados después de que admitieran la denuncia. El humorista ha llegado pasadas las 11:20 horas a los juzgados de Plaza de Castilla para declarar como investigado por delito de odio y ultraje a la bandera. Antes de entrar, se ha dirigido a los medios de comunicación para asegurar que "estoy muy serio. Lo más inteligente es callar y que se pronuncie la justicia".

Además, ha confesado que "como ciudadano de este país, estoy preocupado porque estamos llevando ante un juez a un payaso por hacer su trabajo. Y esto me preocupa por la imagen de mi país y mi bandera", ha dicho.

Gtres

En su entrada ante el juez, que ha durado a penas diez minutos, se ha acogido a su derecho de no declarar. "Señoría, esto es más importante de lo que creía, se me ha venido todo encima y necesito tiempo para preparar mi defensa, me acojo a mi derecho y no voy a declarar". Con estas palabras se ha negado a declarar ante el juez de Instrucción 47 de Plaza de Castilla.

Según confirma 'El Mundo', el motivo por el que Mateo y su defensa se han negado a declarar ante el magistrado ha sido haberse visto sorprendidos por el hecho de que al cómico no sólo se le imputara ultraje a la bandera, sino también delito de odio, que no aparecía en la citación, por lo que prefieren armar mejor su defensa. El ultraje se castiga con 12 meses. El delito de odio puede llegar a los cuatro años de cárcel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, el mismo medio confirma que los abogados de Mateo han presentado un escrito ante el magistrado en orden a dos extremos: el primero, des legitimar al denunciante, el sindicato Alternativa Sindical de Policía, por entender que no puede ser acusación particular, sino popular. Y, por otro lado, los letrados de Mateo intentan desviar la causa a los juzgados de Alcobendas, alegando que fue allí donde se habría cometido el presunto delito dado que en esta localidad es donde se grabó el sketch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo