Kiko Matamoros recupera la sonrisa al reconciliarse con su hija Anita

El colaborador de Telecinco está de enhorabuena, y es que ha acabado con el que podría haberse convertido en un problema familiar más y ha salido a comer con su hija Anita olvidándolo todo.

Kiko Matamoros, Kiko Matamoros y Anita, Anita Matamoros, Kiko Matamoros y Makoke
Telecinco.es

Kiko Matamoros se dejó ver ayer con una sonrisa de oreja a oreja que hacía tiempo que mantenía oculta... Y no es para menos. En esta guerra abierta que ha mantenido con Makoke desde que anunciaran su separación, había algo que tenía de lo más preocupado al colaborador. Además de estropear una relación con la que fue su amor durante 20 años, algo que parece que ya está arreglado, se enfrentaba al miedo de que su hija, Anita (la única hija común entre Makoke y Kiko), tomara posiciones en el asunto y se alejara de él. Tal ha sido su temor que le hemos visto derramar lágrimas en pleno directo en sus intervenciones en 'Sálvame', donde confesaba que Anita no respondía a sus mensajes, completamente roto de dolor. Sin embargo, parece que no fue más que un enfado pasajero, y es que Anita y su padre han salido a comer de lo más contentos y unidos, como si nada hubiera pasado.

La joven está de regreso a Madrid y ha aprovechado para zanjar los rumores de crisis familiar, y claro, la alegría de su padre era inevitable. Kiko Matamoros no podía ocultar la sonrisa mientras confesaba, a los reporteros de 'Socialité', que todo estaba "muy bien".

Telecinco.es

Cuando le han preguntado a Anita si ya han solucionado sus problemas, ella lo ha tenido claro: "No había nada que solucionar". Unas declaraciones que evidencian que no ha sido todo más que un malentendido y que la joven estaría atravesando un mal momento cuando hizo sentir la lejanía a su padre, pero que, sin embargo, todo entre ellos está igual que siempre. Después de comer con papá, eso sí, Anita volvió a casa, se arregló, y se marchó de cena y posterior fiesta con su madre, Makoke, y sus compañeros de 'reality', Aurah Ruiz y... ¡Tony Spina! El italiano está de lo más integrado en la familia... ¿Contaría, en la cena, que tal había ido la comida con papá?

Instagram

Con quien las cosas siguen sin funcionar es con Diego Matamoros. Pese a que el joven se sentó en 'Sábado Deluxe' dispuesto a poner fin a la guerra con su padre, Kiko no fue tan comprensivo y se deshizo en pullitas y dardos envenenados hacia su hijo, por lo que avivó aún más las llamas, algo que dejó a Diego llorando. Otro problema familiar que, por el momento, Kiko Matamoros no tiene pensado solucionar...

Publicidad - Sigue leyendo debajo