El debate electoral de los finalistas de 'GH VIP 6'

Miriam Saavedra, Suso y El Koala expusieron cuál había sido su postura en el reality con respecto a diferentes temas, como son la convivencia, la autenticidad, el protagonismo o la estrategia. Y el que salió perdiendo fue El Koala, que se llevó palos de sus compañeros y de la audiencia.

El Koala se lleva todos los palos en el debate electoral
Telecinco

En el último debate de ‘GH VIP 6’, los finalistas del reality se enfrentaron a su particular debate electoral. Cada uno de ellos contaba con un minuto para defender un determinado tema, abriéndose después el turno para que opinaran sobre los argumentos del resto. El primero de los temas fue el de la convivencia. Miriam aseguró que había hecho todo lo posible por conocer a sus compañeros, El Koala utilizó el mismo argumento y recordó que ha huido en todo el momento del conflicto, mientras que Suso reconoció que se ha centrado especialmente en su círculo más cercano. “No me he intentado llevar bien con todo el mundo, solo me he acercado cuando me salía del corazón”, señaló el ‘viceverso’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Cuando se abrió la veda al debate, tanto Suso como Miriam le preguntaron a El Koala si el hecho de que intentara evitar los enfrentamientos se debía a que tenía miedo de poder quedar mal fuera de la casa. “No tengo por qué ser juez de nadie. Yo siempre prefiero dejar un tiempo para ver si la persona rectifica”, reflexionó. “Es más importante centrarme en estar feliz y contento”.

El siguiente de los asuntos fue el amplio tema de la sinceridad y la autenticidad. “Yo he sido el más sincero y auténtico. Prefiero que el tiempo y el día a día ponga a cada uno en su lugar… A la larga todo funciona sin tener que fingir”, expuso el cantante. “No he dicho siempre lo que pienso por no desproteger a las personas que quería”, confesó el experto en realities. “Fingía cuando decía al principio que no estaba enamorado de Aurah. No entendía que en tan poco tiempo podía experimentar ese sentimiento”. A su vez, la peruana aseguró que desde pequeña le ha sido imposible quedarse callada, lo que provoca que, aunque no siempre tenga razón, deba apechugar con lo dicho: “Siempre he plantado cara y directa a la yugular”.

Como era de esperar, todos se sienten protagonistas a su manera. Miriam, como persona atrevida que es, aseguró estar muy orgullosa de que no se la pueda tildar de haber sido un mueble. “De gatita nada, de leona todo”, sentenció. Suso recordó sus bromas con Ángel Garó, sus travesuras con Techi o su idilio con Aurah como algunos de los puntos álgidos de su concurso. “Creo que he dado de todo al programa”, indicó. El Koala, al igual que su compañero, destacó los momentos de diversión vividos dentro de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Sobre la estrategia que han seguido dentro del concurso, Suso dijo no haber querido abrirse muchos frentes a la vez para no desgastarse emocionalmente, evitando meterse en muchas guerras. El Koala aseguró no haber seguido ningún tipo de estrategia, siendo lo más próximo a esta cuando habló de “sexteto” o enumeró sus cuatro finalistas favoritos. “Lo único que me ha llevado hasta aquí es ser, porque entre ser o no ser, es mejor ser”, señaló Miriam, tildándose de muy natural.

Para terminar, salió el tema de cuáles habían sido sus mejores momentos. Suso opinó que tal vez su relación con Aurah, ya que la “magia” que habían vivido podía haberse reflejado en el exterior. Miriam destacó un sinfín de cosas, desde su experiencia con los animales hasta las fiestas, pasando por sus aventuras en la cocina. El Koala decidió no decantarse por uno y decir que cualquier momento ha sido bueno siendo siempre él mismo.

Telecinco

Aparte del turno de palabra y de réplica, los tres finalistas pudieron conocer, en cada uno de los temas, las opiniones de los tuiteros. Casi todos ellos recibieron mensajes aduladores acerca de su concurso, sorprendiendo que el Koala no recibiera tuits tan entusiastas como los de sus compañeros, o incluso que en algunos de los temas se quedara sin mensaje debido a que nadie en la red social había escrito nada. “La estrategia de El Koala es hacerse el tonto”, fue el mensaje más demoledor que recibió. ¿De verdad nadie tenía nada que decir sobre él?

Publicidad - Sigue leyendo debajo