María Jesús Ruiz aclara de una vez por todas si ha querido más a Julio Ruz o a Gil Silgado

María Jesús Ruiz y su expareja, el empresario Julio Ruz, siguen hablando de su relación frustada con sus compañeros de 'GH Dúo'. Mientras que la modelo asegura que nunca ha estado enamorada del padre de su hija pequeña, Julio llora en el confesionario por las duras palabras de su ex.

María Jesús Ruiz confiesa que nunca estuvo enamorada de Julio Ruz
Telecinco

María Jesús Ruiz y Julio Ruz siguen como el perro y el gato dentro de la casa de ‘GH Dúo’. Pese a que la expareja no se lleva tan mal como se esperaba, llegando a protagonizar momentos de lo más cordiales, aprovechan la primera de cambio para hablar a las espaldas de su relación frustrada. “Yo entiendo que ella trabaje en un programa de televisión y que hay que dar espectáculo, pero es que está poniendo verde al padre de su hija tan solo por salir en el programa”, se lamentaba el empresario en el jardín ante Antonio y Candela. En ese momento, el sobrino de María del Monte quiso saber si él tenía constancia de que en algún momento le hubiera sido infiel.

Telecinco

“Hombre, voy a decir una cosa, yo un sábado estoy acostado en una cama con ella y el jueves me llama por teléfono y me dice, después de dos años viviendo juntos, que no vaya porque sigue enamorada de este tío”, apuntó Julio. De “este tío”, que no es otro que José María Gil Silgado, Ruz no es que tenga precisamente una buena opinión: “Es un tío que la ha estado llamando las peores cosas que se le puede llamar a una persona: mala madre, sinvergüenza, estafadora, ladrona… Mientras estábamos juntos, recibía de 25 a 30 llamadas diarias de ese tipejo”. Además, tampoco guarda un recuerdo especial de la que fuera su suegra: “El 99% de las discusiones que hemos tenido han sido por su madre. Yo salí públicamente porque ya estaba hasta las narices de que se dijeran mentiras de lo que ha pasado”.

Telecinco

Por su parte, María Jesús también aprovechó para desahogarse delante de Raquel. “Mi familia nunca le ha gustado a él. Era una persona que sentaba a la mesa con ellos y ni hablaba porque estaba todo el día con el móvil”, le dijo a la ‘gran hermana’. Sobre el tema de los cuernos, asegura que no le da excesiva importancia porque las imágenes que aparecieron de Julio en un bar con otra chica podrían haber sido tomadas hace tiempo. Aun así, matizó: “Yo estoy muy segura de la decisión que he tomado porque la convivencia con él era horrible”.

Acto seguido, Raquel quiso saber por qué Ruz le tiene tanta inquina a Gil Silgado: “Él le tiene mucha rabia porque, cuando di a luz a la bebé, lo dejé por volver con el otro. Yo he estado mucho más enamorada de mi ex que de Julio. De él nunca lo he estado, aunque lo haya querido mucho… ¡Es que no para de provocarme!”.

Telecinco

Con respecto a la opinión que tienen sus compañeros de convivencia, la casa cada vez está más cerca de María Jesús que de Julio. “Al conocer la versión de él, estoy empezando a tirar hacia la versión de ella”, explica Carolina Sobe, la tercera componente del ‘trío’ formado por la modelo y su ex. “Me faltan encajar dos piezas del puzle. Como encajen, no voy a creer nada de él y voy a pensar que me ha tomado el pelo. Creo que ha intentado utilizar el rollo que nosotros tenemos para joderle a ella”.

El hecho de que sus compañeros se hayan puesto de parte de la modelo ha provocado que el empresario se sienta cada vez más apartado del resto. “Me siento un poco solo, marginado. María Jesús ha hecho su grupo y Carolina el suyo… Con María Jesús, no pretendo salir de aquí reconciliados, pero sí por lo menos tener un buen rollo. Solo discutíamos por una cosa: la relación que yo tenía con su familia. No quiero llamarla mentirosa, pero cuenta medias verdades. Me da rabia porque cuando tú apuestas por una persona, buscas que esa relación dure”, relató Julio en el confesionario antes de romper a llorar.

Telecinco

No es verdad que nuestra relación terminara envuelta en discusiones. Hay momentos que la veo aquí y me pregunto quién es esta persona a la que no conozco. La razón de nuestra ruptura no tiene nada que ver con las infidelidades. Ella dice que me ha querido pero que no ha estado completamente enamorada de mí, eso es lo que más me duele. La María Jesús a la que he abrazado durante tres años es una mujer maravillosa y no tiene nada que ver con esa persona frívola, distante… Tres días antes de dejar la relación se despertó diciendo que era el hombre de su vida, que me necesitaba, que me quería. Ella me ve como el enemigo y no como la persona que la ha estado protegiendo durante tres años”, continuó diciendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo