Silvia Abril desvela cuál es su asignatura pendiente y te va a sorprender

La humorista es la nueva embajadora de la campaña 'Girls Everywhere' de Evax y la fundación Inspiring Girls para demostrar que las mujeres están en todas partes. La actriz nos habla de lo que significa el humor en su vida y de su hija Joana.

Silvia Abril estrena trabajo. La actriz es una de las embajadoras de la nueva campaña 'Girls Everywhere' de Evax y la fundación Inspiring Girls, que celebra que las mujeres están en todas partes. Este proyecto nace con el objetivo de aumentar la visibilidad de modelos y roles femeninos en diferentes áreas profesionales con el objetivo de inspirar a las niñas y reforzar su confianza y autoestima. Además de la humorista, otras mujeres participan en la campaña como María Dolores Gimeno, teniente coronel de la Guardia Civil; Elena García Armada, ingeniera e investigadora del CSIC; Queralt Castellet, 'snowboarder' y Mara Soto, responsable de mecánica de motocross en el campeonato de España.

Silvia Abril, nueva embajadora de la campaña 'Girls everywhere'
Cedida

Con motivo de la campaña, Silvia ha explicado por qué decidió dedicarse al humor. "El humor me ha acompañado siempre. De hecho, en mi casa, mi madre era una payasa. Mi padre, de Granada, pues un gracioso todo la vida. Los chistes iban por delante de los problemas. La que ponía orden era mi abuela, murciana, y con muy mala leche. Una casa muy caótica con muchas mujeres: mi madre, mi abuela, yo y mi perra. Cuando quise dedicarme profesionalmente a esto del humor fue circunstancial porque no lo elegí yo, casi que el humor me ha elegido a mí desde que nací y me dejé llevar. Si que es verdad que era un mundo muy masculino donde las mujeres escaseaban. En mi primer programa de radio si que es verdad yo era la única chica en el programa de humor político que se hacía. En los inicios, he estado bastante sola pero, cada vez más, han prosperado mujeres en esto del humor" cuenta.

Silvia Abril, nueva embajadora de la campaña 'Girls everywhere'
Cedida

Silvia, que está feliz dedicándose al humor, también explica cuál es su asignatura pendiente y a qué se habría dedicado si no fuera humorista. "Me hubiera dedicado a bailar, la danza me encanta es como una espina clavada que tengo. Lo llevo en la sangre, necesito siempre la música y el movimiento corporal y eso que mi padre no era Nureyev ni mi madre bailarina" asegura.

Silvia Abril embajadora de la nueva campaña de Evax
Cedida

Silvia está feliz en su papel de madre y sabe qué mundo le gustaría dejarle a Joana, de siete años. "Me gustaría dejarle un mundo lo más equitativo posible entre hombres y mujeres y conciencia ecológica para el planeta" afirma. La mujer de Andreu Buenafuente declara que para conseguir un mundo más igualitario la educación es muy importante. "Todavía está muy instalado el factor diferencial entre niñas y niños, queda mucho camino por hacer pero ya se ha empezado a dar pasos en esa dirección. Está en nuestras manos, en los padres que somos sus referentes, en la escuela. Tenemos el poder de cambiar las cosas y empezando por ella. Sus mejores amigos son los hijos de la canguro que se lleva de maravilla con ellos y no hay ninguna diferencia entre ellos y me encanta que sea así. Ella está en una etapa de dinosaurios. El otro día la abuela le vino con una muñeca y ella le dijo por qué no me has traído un dinosaurio" explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo