Álex Lequio publica un extracto de su primer libro

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio publica un extracto de su primer libro, 'El chico de las Musarañas', para intentar ayudar a las personas que tienen que hacer frente al cáncer a que no pierdan la sonrisa.

Álex Lequio
Gtres

Álex Lequio se ha convertido en todo un ejemplo de superación por la manera encomiable que ha tenido de afrontar su batalla contra el cáncer. Después de que, tal y como su madre ha anunciado, la pesadilla haya terminado, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio no duda en ayudar a otras personas que estén pasando por el difícil trance que azotó su vida. Y es que, el joven empresario, lejos de venirse abajo, siempre ha sacado lo mejor de sí mismo en los peores momentos, transmitiendo una gran fuerza y energía a través de sus redes sociales. Tanto es así, que ahora se ha animado a descubrir una nueva faceta y colgar un extracto del libro que está escribiendo y que esperamos ver pronto en las librerías.

Se trata de ‘El chico de las Musarañas’, un relato de tintes autobiográficos protagonizado por un chico despistado que reflexiona sobre la vida con cuatro seres imaginarios. “¡Hola chic@s! Últimamente he recibido muchísimos mensajes pidiéndome consejo para no perder la sonrisa en la convivencia con una condición médica que podría suponer un cambio de acontecimientos repentino en cualquier instante. Aquí os dejo una reflexión del ‘Segundo Atardecer’ del ‘Chico de las Musarañas’ que espero pueda responderos a vuestras preguntas en la medida de lo posible ❤️”, comienza diciendo Álex en su última actualización de Instagram.

Acto seguido, explica la importancia que tiene para él compartir este extracto: ‘El Chico de las Musarañas’ trata sobre un chico despistado (yo 😂) que toma asiento todos los días donde cae el sol y conversa con sus 4 musarañas metafóricas - cada una con una personalidad y manera de ser completamente diferente. Es un libro que escribí hace mucho tiempo (solo lo han leído 4 personas) y he retomado hace 1 año para plasmar nuevas reflexiones. ¡¡Aquí va!! Espero poder ayudaros en algo ❤️❤️ (primera vez que decido publicar un extracto del libro🤘).

View this post on Instagram

¡Hola chic@s! Últimamente he recibido muchísimos mensajes pidiéndome consejo para no perder la sonrisa en la convivencia con una condición médica que podría suponer un cambio de acontecimientos repentino en cualquier instante. Aquí os dejo una reflexión del ‘Segundo Atardecer’ del ‘Chico de las Musarañas’ que espero pueda responderos a vuestras preguntas en la medida de lo posible ❤️. ‘El Chico de las Musarañas’ trata sobre un chico despistado (yo 😂) que toma asiento todos los días donde cae el sol y conversa con sus 4 musarañas metafóricas - cada una con una personalidad y manera de ser completamente diferente. Es un libro que escribí hace mucho tiempo (solo lo han leído 4 personas) y he retomado hace 1 año para plasmar nuevas reflexiones. Aquí va!! Espero poder ayudaros en algo ❤️❤️(primera vez que decido publicar un extracto del libro🤘) •••••••••••••••••••••• ‘’... estás equivocada, mi querida Muria. Un sentimiento agrio correctamente edulcorado es como una buena tarta de limón: agridulce. Las tartas de limón están muy ricas - propuso Sophia, gesticulando con sus dendritas. - Ya... pero ¿de donde córcholis sacas los terrones de azúcar en un sendero interminable de estiércol y plantas raras? ¿Los pintas? - añadió Muria con notas de escepticismo e ironía. - Esas plantas raras que asoman del barro se llaman Stevia Rebaudiana. Tienen tantas propiedades edulcorantes que convertirían un limón en algodón de azúcar en cuestión de segundos, pero claro... para ti solo son unas plantas raras. Tienes la mala costumbre de ponerle una sola cara a la felicidad y cuando no la encuentras, llueven mares y rugen vientos huracanados. Incluso dicen que la stevia es hasta 300 veces más concentrada que el azúcar - respondió Sophia. - Hay veces que tenemos la felicidad a un palmo pero enmudecemos y nos perdemos en lo de siempre cuando la clave está en alzar la cabeza y plantar la mirada donde nunca. Todo es cuestión de perspectiva. Dime Muria ¿te sirvo un trocito de tarta de limón con stevia?’’ #SegundoAtardecer #ElChicoDeLasMusarañas #ÁnimoATodosLosLuchadores #TodoEsCuestionDePerspectiva

A post shared by Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) on

“Estás equivocada, mi querida Muria. Un sentimiento agrio correctamente edulcorado es como una buena tarta de limón: agridulce. Las tartas de limón están muy ricas - propuso Sophia, gesticulando con sus dendritas. - Ya... pero ¿de dónde córcholis sacas los terrones de azúcar en un sendero interminable de estiércol y plantas raras? ¿Los pintas? - añadió Muria con notas de escepticismo e ironía. - Esas plantas raras que asoman del barro se llaman Stevia Rebaudiana. Tienen tantas propiedades edulcorantes que convertirían un limón en algodón de azúcar en cuestión de segundos, pero claro... para ti solo son unas plantas raras. Tienes la mala costumbre de ponerle una sola cara a la felicidad y cuando no la encuentras, llueven mares y rugen vientos huracanados. Incluso dicen que la stevia es hasta 300 veces más concentrada que el azúcar - respondió Sophia. - Hay veces que tenemos la felicidad a un palmo, pero enmudecemos y nos perdemos en lo de siempre cuando la clave está en alzar la cabeza y plantar la mirada donde nunca. Todo es cuestión de perspectiva. Dime Muria ¿te sirvo un trocito de tarta de limón con stevia?’’ #SegundoAtardecer #ElChicoDeLasMusarañas #ÁnimoATodosLosLuchadores #TodoEsCuestionDePerspectiva”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo