Irene Villa cuenta el resultado de su operación (la tercera en 3 semanas)

La periodista ha vuelto a tener que ser operada del fémur de su pierna tras sufrir complicaciones con su última intervención. Perdió el tornillo de su fémur días antes de viajar a Tailandia, adonde ha tenido que acudir "a la pata coja".

Irene Villa en el photocall de Yo soy Gennet 
Gtres

Hace menos de un mes, Irene Villa anunciaba que tenía que volver a ser intervenida tras sufrir varias complicaciones en su última operación; "Los médicos suecos no han encontrado la manera de solucionar el problema de mi tornillo oseointegrado. Una parte ha quedado soldada a la parte interna del fémur y han sido incapaces de despegarlo. Tendrán que fabricar unas herramientas nuevas para poder hacerlo, y volver a intentarlo hacia el 14 de mayo. Mientras tanto, antibióticos y PACIENCIA!!! a usar silla de ruedas y muletas", comentaba. Y ese día ha llegado y por fin nos ha contado cómo ha salido todo, ¡y son buenas noticias!

"Después de cinco horas de operación (la tercera en 3 semanas!) y con el teléfono totalmente colapsado, he de utilizar la misma vía para agradecer, que utilicé para pediros vuestra fuerza y energía. Millones de gracias porque todas esas buenas energías con las que me vine ayer a Suecia, han surtido efecto!!", escribe, "Emocionada os digo... que sí!! Que según el médico esta vez un tornillo nuevo está perfectamente enroscado y sujeto!! Cuando he despertado de la sedación, el Dr. Branemark ha empezado a moverlo con fuerza y ahí estaba “mi torni nuevo” sin inmutarse, completamente fijo y sin infligirme dolor como llevaba haciéndolo más de un mes !! Gracias Rickard. Gracias Dios. Gracias a tod@s!!".

"Ahora he de cumplir todas esas promesas que hice. Ya sabéis que “no pain no gain” y que “Breakdowns can create breakthroughs” así que nada de sufrir gratis !! Hay que aprender, crecer y cumplir lo prometido !!! 🌟 Vamos que... trabajito tengo !!! Abrazo gigante a tod@s lo que habéis estado a mi lado tanto física (no cabían más visitas en casa!!), como en la distancia y/o espiritualmente!! ♥️🌟 Ah! Queda un paso muuuuy importante... volver a andar ! Os seguiré contando", escribe emocionada. ¡Qué alegría!

Volvía a quirófano tras siete años

Y es que después de siete años, Irene Villa anunciaba que tendría que volver a pasar por quirófano después de haber tenido un percance con uno de los tornillos de su pierna que le fuera amputada en un atentado terrorista. El problema ocurría justo antes de que la periodista viajara a Tailandia para conocer este exótico país asiático que ha tenido que recorrer ayudada por su muletas antes de pasar por quirófano una vez más, algo que ha compartido con todos sus seguidores a través de Instagram donde ha contado cómo ha ido evolucionando.

Irene Villa quirófano
Instagram

Pero la operación no salió demasiado bien y es cuando recibió la mala noticia: "Bueno pues esta vez no ha podido ser... Como muchos sabéis soy de las personas que solamente ven la parte positiva Y se enfocan en la mejor opción, y os aseguro que suele funcionar. Acabas atrayendo eso en lo que crees firmemente y pones tanta esperanza".

Momentos antes de la intervención, Irene Villa compartía una imagen donde podía verse el motivo de su operación. "Pues así me tuve que ir a Tailandia! A la pata coja!!", escribía junto a una fotografía suya sosteniéndose en dos muletas a falta de una de sus piernas. La periodista vestía una camiseta ajustada negra y una falda larga con la que camuflaba parte de su percance. "El tornillo del fémur, después casi 7 benditos años sin dar problemas, se rompió precisamente el día antes de cumplir este gran sueño de conocer ese apasionante país asiático. ¿Que eso me iba a parar? ¡¡Ni en broma!!", aseguraba la propia Irene.

Así ella misma confiesa que el viaje ha sido uno de los más mágicos e inolvidables de su vida "en un país quizás no tan “handicap friendly” como España pero friendly & amazing... un rato", explicaba. Luego ha viajado a Gotemburgo, donde tiene su médico de confianza con el que siempre ha acudido a "boxes", como ella lo ha llamado en este texto, "cuando el tornillo lo requiere".

Publicidad - Sigue leyendo debajo