Samanta Villar: "Si tuviera diez años menos, tendría más hijos sabiendo lo que ya sé"

La presentadora de Cuatro charla con Rosa Villacastín sobre su trabajo y su familia. Mientras presenta el libro

Convencida como está de que parte de su éxito reside en la capacidad que tiene para sorprender al público que la sigue desde hace diez años en Cuatro, Samanta Villar no duda en sacar lo mejor de sí misma, si con ello da a conocer problemas que la sociedad intenta ocultar, como la prostitución, la droga, los pandilleros de El Salvador o la riqueza de quienes viven a todo tren en la Costa del Sol o en Ibiza. Historias que son el aperitivo del nuevo programa en el que trabaja y que nada tiene que ver con los que ha hecho. De todo charlamos en el maravilloso The Gates Hotel, de Barcelona .

Samanta Villar entrevistada por Rosa Villacastín
cesar nunez www.ohlalacesar.com

¿Hay algún reto que se le resista?
¿Lo dices porque he salido desnuda por Las Ramblas de Barcelona en la última emisión de mi programa?

Por ejemplo.
Siempre quise ponerme a prueba, saber que soy capaz de hacer algo que no pensé que haría en mi vida, sobre todo lo he hecho porque he querido ponerme a prueba yo misma.

¿De quién fue la idea?
De Chaoko, una influencer que ya me advirtió antes de hacerlo que me iban a juzgar severamente. Puedo asegurarte que cuando acepté el reto no creía que pudiera llegar tan lejos, pero lo hice.

¿Dispuesta a hacer qué, tras finalizar 'La vida con Samanta'?
Ya estamos perfilando con Cuatro el de la próxima temporada porque vamos a cambiar de formato. Éste último ha sido un fin de ciclo después de 10 años en antena con distintos formatos, en los que hemos hecho de todo y cada vez es más difícil sorprender al espectador.

¿La realidad supera la ficción?
Totalmente: yo empecé con treinta y pocos años y tengo ya cuarenta y tres, es por lo que creo que me vendrá bien un cambio, aunque seguiremos entreteniendo, ya que no hay que olvidar que trabajamos en televisión.

Samanta Villar se sincera con Rosa Villacastín
cesar nunez www.ohlalacesar.com

Su nombre se ha convertido en una marca.
No es casual: lo decidió la cadena porque se dieron cuenta de que personalizar los contenidos era muy efectivo. También Telecinco lo hace con el programa de Ana Rosa.

¿Qué le ha enseñado la televisión?
Todo, porque con todas las experiencias vas sumando. Para mí hacer 'España directo' durante dos años fue un máster, porque en los directos estás sola ante el peligro.

¿Qué le ha enriquecido más, convivir con la jet-set o con los desfavorecidos?
Fíjate, al conocer gente tan diversa me he dado cuenta de que todos nos movemos por los mismos prejuicios y buscamos sentirnos cómodos en nuestra zona de confort, sea cual sea. También he descubierto que todos tienen animadversión a los cambios, ya que cada uno va construyendo su vida con líneas de conducta muy parecidas.

No todos los ricos son iguales y en cambio los más necesitados, sí se parecen.
Por supuesto, hay gente como yo a quienes nos gustan los cambios, el riesgo, exhibirnos. Hay otras personas a quienes este tipo de situaciones les produce incomodidad o miedo: a mí no, hacer o decir cosas que nadie hace o dice, me divierte mucho.

Samanta Villar se sincera con Rosa Villacastín
cesar nunez www.ohlalacesar.com

Le gusta provocar.
Un poco sí, porque al final todos buscamos lo mismo, ser felices, estar al lado de quienes queremos, que no nos toquen las narices. Otra cosa que he descubierto es que muchos ricos que he conocido se van de vacaciones a Marbella o a Ibiza pudiendo ir a lugares bellísimos, y eso es porque buscan estar con la gente que conocen, de igual manera que la clase media se va a Benidorm o a Torrevieja, porque se sienten más seguros.

¿Qué otras cosas definen a unos o a otros?
La falta de empatía: es brutal, eso define a ambas partes. Los que tienen menos medios piensan que el pijo es un egoísta, rastrero, altivo… y los que tienen dinero piensan que los pobres son vulgares, sin inquietudes… Todo eso les impide sentir empatía por el otro, hasta que entran en contacto y descubren a la persona.

De estos dos grupos, ¿con quiénes se siente más cómoda?
A mí siempre me ha costado moverme entre la gente con dinero, me siento incómoda, porque los que tienen mucho por herencia, por familia, están acostumbrados a que los demás estén a su servicio; no todos, ya que hay gente exquisita que nunca te hará sentir mal, porque para ponerte los límites ya tienen a empleados que lo hacen.

En Marbella entró en mansiones cerradas a la prensa, ¿cómo lo consiguió?
Son los que me resultaron más fáciles, porque para los rusos, por ejemplo, la ostentación de la riqueza está bien vista, no como en el resto de Europa, donde tratan de ocultarla. No les molesta enseñarte sus casas pero sí hablar de política o de corrupción.

Samanta Villar se sincera con Rosa Villacastín
cesar nunez www.ohlalacesar.com

¿Alguien le ha roto los esquemas?
Hubo un caso brutal en 'Conexión Samanta', donde hicimos a los pandilleros de El Salvador. Nuestro protagonista era un chico que ya no estaba en activo, aunque nunca dejan de estarlo, aunque den un giro de 180 grados a su vida. Se apartó al tomar conciencia de todo el mal que había hecho. Conocerle fue muy fuerte para mí.

¿Por qué, acaso desconfiaba de él?
No, temía que me cayera bien, siendo como era un chaval inteligente, agradable, de apariencia normal, sólo que no podía olvidar que sobre sus espaldas tenía una serie de asesinatos y no podía olvidarme de las víctimas, de sus familias…

¿Qué pasó después?
Le asesinaron un año después y todavía hoy sigo descolocada. Me dio una carta cuando nos marchamos, carta que guardo, en la que me cuenta que a los 9 años ya vivía en la calle y es entonces cuando la Mara le acoge. Me explicaba cómo temblaba la primera vez que tuvo que apretar el gatillo. Son vivencias brutales, de chicos a quienes les ha fallado el Estado, la familia, todo el mundo, y eso les convierte en asesinos.

Escribió un libro sobre la prostitución.
Pero intentando contar historias poco conocidas: quise dar voz a quienes se prostituían voluntariamente, por necesidades económicas, pero que una vez dentro, empezaban a encontrarle ventajas a esa actividad, hasta el punto de seguir ejerciéndola.

¿Lo dice en serio?
Sí, es un enfoque muy rompedor a un problema que se salía del discurso clásico. Sabemos que hay trata de mujeres, pero apenas sabemos algo de quienes lo hacen porque ganan más dinero así que trabajando de empleadas.

¿Se refiere a los burdeles de lujo?
No. A mí algunas me han confesado que trabajar de prostitutas les permite conciliar su vida familiar, ya que mientras sus hijos están en el colegio, ellas trabajan durante unas horas, están dadas de alta como autónomas y eso les permite tener una vida más desahogada.

¿Debería legalizarse la prostitución?
Debería regularse porque está ahí, ha existido siempre y seguirá existiendo: siendo así, se debe regular a quienes la ejercen. Se evitaría que fueran víctimas de explotadores que se aprovechan de ellas.

¿No sería más eficaz abolirla?
Entiendo por qué se pide abolir la prostitución pero con lo que no estoy de acuerdo es con el método. Es un problema complejo. ¿Quién soy yo para prohibir a una chica que quiere prostituirse? ¿Puedo imponer mis valores a otra persona que siente de otra forma? Lo que hay que hacer es luchar contra la pobreza, pero de eso no se dice nada.

Samanta Villar se sincera con Rosa Villacastín
cesar nunez www.ohlalacesar.com

¿Cómo se libera de la carga emocional que supone trabajar en ambientes tan frustrantes?
Yo he hecho el proceso a la inversa: he estado en contacto con situaciones tan dramáticas, que pienso que yo podría ser una de ellas. Soy muy consciente de que mañana podría estar viviendo en la calle o perder a un ser querido: es tan fácil ir perdiendo cosas que es la razón por la que trato de disfrutar el momento tan bueno que estoy viviendo. Para mí ser feliz es una obligación.

¿Por qué ponemos el listón de la felicidad en los imposibles?
Porque la mente humana funciona así. Nos gusta ver la luz del día cuando es de noche, sólo cuando te falta algo te das cuenta de lo que importante que era. Viendo otras realidades he aprendido a valorar más lo que tengo.

Cuando nacieron sus hijos escribió sobre la maternidad, dijo que estaba sobrevalorada.
La mayoría de las mujeres con hijos están de acuerdo conmigo. Yo me pasé los primeros seis meses después del parto sin dormir. Sabía que al principio no iba a poder ir al cine o salir a cenar con mis amigos, lo que nadie me dijo es que no podría ducharme.

¿No se lo advirtieron?
Tampoco que los niños estarían tres años sin apenas dejarme dormir por la noche ni que me sentiría agotada. Había cosas que no sabía pero eran soportables: lo de no dormir es un método de tortura, yo llegué a sentir dolor físico; ahora con todo lo que sé, me lo montaría de otra manera.

¿Qué haría que no ha hecho?
Contratar a alguien para que se quedara con los niños por la noche; ahora bien, ¿cuánta gente puede hacer eso? Hay muchas cosas sobre la maternidad que nadie te explica, porque la tenemos muy idealizada, hasta que hemos empezado a contar los pros y los contra. De los contras se habla poco porque muchas mujeres temen que se las juzgue y sólo lo hacen cuando otras cuentan lo que están sintiendo.

Usted no se cortó un pelo.
Porque la maternidad es una de las cosas más intensas que le pasan a una mujer, en lo bueno y en lo malo, y esta última parte se la callan. Yo, no porque no tengo ningún sentido del pudor.

¿Cómo le afectaron las críticas?
En las redes sociales surgió un movimiento de los que estaban en contra pero con la misma intensidad muchas mujeres empezaron alabando que me hubiera atrevido a exponer estos problemas.

¿Estos problemas afectan a la relación de pareja?
Es otro de los temas tabú. El nivel de separaciones en el primer año después de tener hijos es altísimo, casi todas tienen crisis, unas las superan y otras no. Las superan los que tienen ayuda en casa.

Samanta Villar se sincera con Rosa Villacastin
cesar nunez www.ohlalacesar.com

¿Los hijos unen o desunen?
El mayor problema es encontrar tiempo para estar con tu pareja, porque los niños ocupan todo tu tiempo y las parejas se quedan sin energía...

¿Los hombres lo viven de manera diferente a la mujer?
Esto lo trato en mi último libro, 'La carga mental femenina'. A nosotras se nos impone una enorme responsabilidad, mientras que a ellos no. ¿Tú crees que alguno se siente culpable por llegar tarde del trabajo? No, en cambio una mujer sí.

¿Hemos evolucionado poco?
Hemos evolucionado bastante porque los hombres participan cada vez más pero no se ha alcanzado la corresponsabilidad, nosotras seguimos dedicando más horas al cuidado de los hijos y del hogar que ellos.

¿Ha pensado en tener más hijos?
Me gustaría, lo que ocurre es que tengo 43 años, tuve problemas de fertilidad y ya tengo dos, pero si tuviera diez años menos, tendría más sabiendo lo que ya sé.

¿Cómo vive su marido la paternidad?
Cuando los niños llegaron a casa yo tuve que superar un reto muy grande porque los dos somos muy independientes y dominantes y eso nos creaba fricciones, por eso es asombroso que hayamos congeniado, hasta que entendí que su criterio era tan válido como el mío.

¿Negociaron el reparto de tareas?
Se negocian a lo largo de la vida, porque todos cambiamos: la clave es hablar y negociar, en eso se basan las relaciones humanas.

Mi foto favorita

Samanta Villar protagoniza su 'Dirty Dancing'
Cedida

"Así cumplí un sueño de adolescencia: bailar 'Dirty Dancing' era algo que deseaba hacer desde que vi la película en 1987. Lo pude hacer en 2017, treinta años después".

¿Quién es ella?

Samanta Villar primer plano
cesar nunez www.ohlalacesar.com

Estudios: Samanta nació en Barcelona, el 16 de septiembre de 1975. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Dirección de actores por la Universidad Ramón Llull, e Interpretación Dramática en la escuela de actores Nancy Tuñón de Barcelona.

Trayectoria: Comenzó en TV3 como presentadora de informativos en Viladecans TV, para pasar en 1999 a presentar la agenda cultural de Barcelona Televisió. Poco después, ficha por TVE Catalunya donde presentó los informativos territoriales. En 2005, se convierte en la reportera de España Directo en TVE. De 2009 a 2010 presentó '21 días fumando porros', '21 días viviendo en una chabola' o '21 días en la industria del porno', en Cuatro. En 2010 estrena '3 sesenta', en Cuatro, con gran éxito. Posteriormente pasa a 'Conexión Samanta', que presenta y dirige. En abril de 2016, anuncia que presenta '9 meses con Samanta', donde muestra su embarazo y parto. Su último libro: 'La carga emocional', de Planeta.

Familia: Casada con Raúl Calabria, la pareja tiene mellizos: Violeta y Damián.

Entrevista realizada en The Gates Hotel. Avda Diagonal, 205. Barcelona. Inf. gateshotelbarcelona.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo