Esther Arroyo quiere volver a la televisión tras el accidente que le apartó de las cámaras

La actriz quiere volver a televisión tras el accidente que sufrió en 2008, y del que aún sufre las secuelas en su pierna. Sin embargo, nunca se ha rendido y ahora está más fuerte que nunca para regresar al trabajo.

Esther Arroyo entrevista
Gtres

En 2008 Esther Arroyo sufrió un accidente de tráfico que le cambió la vida. Desde entonces ha luchado para salir adelante y seguir viviendo. Este accidente no le ha permitido trabajar y es ahora cuando se plantea volver a la televisión gracias a un tratamiento que la frena el dolor de las cicatrices de su pierna. Todo esto nos lo contó en la presentación del Comité para una Vida sin Dolor de Kern Pharma, de la que es miembro y está creado para mejorar el conocimiento y abordaje del dolor.

¿Qué significa estar para ti en este Comité del Dolor? Te iba a decir que es un honor, pero realmente es una putada porque significa que lo he sufrido y lo sufro. Pero es una manera de ayudar porque no es lo mismo el punto de vista de los médicos que a nivel personal. Es una guerra que tienes que batallar y pedir ayuda. No puedes tirar la toalla. Además tienes que descubrir que hay muchas cosas alternativas.

¿En tu caso? Yo soy muy guerrera, yo he recurrido hasta curanderos, porque me han llegado a poner unas campanitas en la cabeza. Yo me he dejado hacer lo que fuera. A mí lo que me ha quitado el 80 por ciento del dolor ha sido una anestesia (Porocaina) que trata las cicatrices.

Y nunca has tirado la toalla. Pues no, porque mientras estás peleando no focalizas en el dolor. El secreto es no darte pena. Esto es un proceso muy largo.

Esther Arroyo entrevista
Gtres

Pero durante estos años siempre te hemos visto con una sonrisa. Porque la profesión va por dentro. Ahora estoy bien y más desde hace cinco meses con el tratamiento. A mi las cicatrices me rozaban con el nervio y el dolor era terrible. Ten en cuenta que yo tengo la pierna como la novia de Frankestein. Son heridas de guerra. Yo me acuerdo que la sonrisa no la perdí ni en el hospital, porque cuando venían mis amigos al hospital se creían que iban a ver un cadáver porque la noticia era hasta que me había muerto. Yo tenía la pierna llena de hierros y de cosas y les decía: “Aquí estoy con todo el Leroy Merlín puesto”. Y les arrancaba la risa. Con esto no te quiero decir que no haya tenido bajonazos que me quería hasta morir.

Dices que con este nuevo tratamiento estás empezando a vivir, ¿y el trabajo? Quiero volver a la tele. Ya me siento capacitada. Ahora el habito que tenía después de tanto tiempo sin poder hacer nada lo tengo que cambiar. Yo, por ejemplo, para salir a cenar, tenía que pasarme todo el día en una cama para poder estar más o menos bien para salir.

¿En este tiempo te ha fallado mucha gente? No, sólo me ha fallado la justicia. De todas formas, yo soy de las que pienso que cada uno vivimos nuestra vida. En nuestra profesión nos hacemos amigos en dos segundos; y de repente cuando se termina la serie o el programa, cada uno sigue con su vida. Yo no soy una mujer apagada a nadie. Yo he estado rodeada de mis amigos y de mi familia, que son mi día a día.

Esther Arroyo entrevista
Gtres

¿Sigues teniendo contacto con Ana Torroja? Ella vive en México y nosotros nos hemos ido a vivir a Fuengirola. Y me relaciono con los amigos que tengo alrededor y a los demás les llevo en el corazón. Además no soy de teléfono porque nunca me ha gustado.

¿Has necesitado tratamiento psicológico? Claro, por activa y por pasiva. Además lo busqué antes de pegarme el batacazo. Yo me imaginé que iba a necesitar ayuda. Al principio, me metí en una burbuja porque tenía que recuperar mi pierna y estaba luchando para que no me la cortaran. De hecho, yo no hice el duelo de mi amigo hasta mucho tiempo después. Eso fue lo que me indicó que yo me había metido en una burbuja para superar mi estado físico. Además, yo soy de las personas que llora por todo y no había llorado por la muerte de mi amigo. Yo no podía.

¿Sigues con el tratamiento? Ya no.

¿Y lo niños cómo lo vivieron? La niña era muy pequeña y se lo tuvimos que tapar todo. Y el niño coincidió que le habíamos mandado a estudiar a Inglaterra y siempre ha sido muy maduro. Le pilló con 16 años y yo no me lo quise traer porque era una decisión suya estudiar allí.

¿Qué ha estudiado? Animación 3D y lo ha sacado con muy buenas notas. Tengo unos hijos que son una gloria bendita.

Esther Arroyo entrevista
Esther Arroyo con muletas tras el accidente que sufrió en 2008.
Gtres

Tienes 51 años, ¿por coquetería no te quitas ni uno? ¡Qué va! No me quito ni uno. Hay cumplir, porque si no malo.

Y hace 29 años que fuiste elegida Miss España. ¡Cómo pasa el tiempo y lo bien que lo he vivido!

¿A la niña le animas a que siga tu camino? Yo le animo a que haga lo que le de la gana. A ella le encanta el teatro. Además es de Cádiz, pero me habla en inglés. Ha ido a un colegio inglés desde pequeña y hasta piensa en inglés. Pero mira una carrera que le he dado ya.

Tienes que estar orgullosa. Pues sí porque lo mío me ha costado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo