María José Campanario ya está en casa

María José Campanario ya descansa en su casa de Vejer junto a Jesulín.

Jesulín de Ubrique, María José Campanario, Maria Jose Campanario ingresada, Jesulín Campanario, Campanario alta
Gtres

María José Campanario recibió finalmente el alta médica este 29 de julio y ya se encuentra en casa con los suyos. La mujer de Jesulín de Ubrique ya ha conseguido el alta después de atravesar una dura crisis de la enfermedad que le afecta desde hace ya varios años: la fibromialgia. Esta dolencia le hace padecer fuertes dolores musculares por todo el cuerpo sin aparente motivo lo que impide a quien la sufre hacer vida normal. La mujer del torero acudió a una clínica de Cádiz para ser ingresada en una fecha muy señalada en el calendario con su marido.

El 24 de julio María José Campanario ingresaba en el hospital por un nuevo brote de fibromialgia, el mismo día que celebraba con su marido su aniversario de bodas. La pareja pasó una de las peores celebraciones a la espera de ser atendidos en el hospital. Allí ha permanecido ingresada en la última semana donde los médicos la han tenido en observación y descansando después de este fuerte brote de dolores.

Jesulín de Ubrique, María José Campanario, Maria Jose Campanario ingresada, Jesulín Campanario, Campanario alta
Gtres

La información ha seguido constantemente por el programa 'Sálvame' donde se anunciaba el estado de María José el mismo viernes. Según las informaciones publicadas por los de Mediaset, la mujer ha tenido las piernas muy inflamadas y varios hematomas debido a los problemas circulatorios provocados por esta dolencia.

Recomendación en observación

El hospital dio el alta a la mujer el pasado viernes aunque la recomendaron permanecer en observación hasta este lunes, momento en el que finalmente ha abandonado el hospital de Cádiz en el que se encontraba ingresada. Así, María José ha estado atendida mientras que su marido, Jesulín de Ubrique, toreaba fuera de la ciudad siguiendo su calendario habitual de trabajo que ya tenía marcado desde hacía meses. Durante esta semana, el torero no se ha despegado del teléfono móvil para estar pendiente del estado de su esposa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo