Antonio Carmona: "Cuando mis hijas me dijeron que querían ser músicos, no me hizo mucha gracia"

El cantante de 'Ketama', como embajador del Citroën SUV C5 Aircross, ha protagonizado un encuentro virtual en el que nos ha contado qué ha sido lo mejor y lo peor del confinamiento y cómo se presenta el verano.

antonio carmona, embajador de citroën
Cedida Citroën

Antonio Carmona ha protagonizado 'Nuevos hábitos y nuevas iniciativas', un encuentro virtual organizado por Citroën, para explicar cómo ha vivido estos días de incertidumbre por culpa del coronavirus. "Nos tenemos que abrir a una nueva realidad, con las medidas que hay que cumplir para que no haya rebrotes y pintarnos una sonrisa en la cara, somos gente muy viva, tengo un pedazo de país donde saldremos de esta todos juntos", dijo. Desde su casa de Cádiz, donde vive la mayor parte del año y ha pasado el confinamiento, el cantante, embajador del Citroën SUC C5 Aircross, nos desvela que una de las primeras cosas que quiere hacer en la 'nueva normalidad' es viajar con su coche. "Lo que más ganas tengo de hacer es de agarrar mi coche y conducir, he estado de gira con mi coche. Lo primero que quiero es irme al Norte, a Barcelona a comer una paella o irte a arriba a comer unos percebes. Tenemos una joya de país y quiero ver la carretera, poner a Paco de Lucía o a Camarón y conducir, es una de las cosas que más disfruto del mundo. Una de las mejores cosas del verano es la conducción. Tuve un par de accidentes, todo el día en la carretera es normal pero me siento muy seguro cuando yo conduzco", explicó.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Antonio, ¿cómo has vivido estos días de confinamiento e incertidumbre?

Yo lo he vivido como todos, con mucha tristeza, nervioso y a la expectativa de qué iba a pasar. Yo estoy acostumbrado a estar solo en mi estudio donde paso muchas horas pero lo viví con pena.

¿Has compuesto durante la cuarentena?

Tengo muchas cosas escritas, de echar de menos la normalidad, pero era difícil porque era un momento extremo. Siempre llevo la libreta y el boli, me siento en una terraza y veo una pareja y me imagino qué les pasará. Me parece brutal lo que ha pasado.

¿Qué titulo le pondrías a la situación que hemos vivido?

No sé, lo débiles que somos y lo sensibles que somos. Para mí la libertad, el estar metido en tu casa sin poder salir es súper heavy, no habíamos vivido esta situación ninguno, la libertad de poder ir... Llevo cuatro meses sin poder ver a mi madre, qué pena no poder ver a la gente que quieres.

¿Cómo ves el futuro del espectáculo en directo?

La cultura siempre es lo último que se mira y se cuida, estamos acostumbrados a ser el último de la fila pero la música tiene esa manera de llevarte a otro mundo con una canción. Vienen muchos cambios, conciertos por streaming que pueden estar muy bien y ahorras en músicos y viajes. Si hay sitio de 800 y tenemos que ir a la mitad, iremos poco a poco. Yo estoy loco por viajar, por subirme a un escenario y salir de este sitio que tengo y de encontrarme con el publico y ver cómo se les ilumina la cara. Ya tenemos nuestra primera actuación el 31 de julio en Barcelona. Hace ilusión poder abrazar con tu música a la gente, lo que más me gusta es cantar en directo.

Tus dos hijas, Marina y Lucía, han seguido tus pasos en la música. ¿Tenéis algún proyecto en común?

Lucía acababa de sacar unos cuantos singles pero se han parado las compañías de discos. Hacemos acciones, ahora estamos con una para ayudar a los inmigrantes y refugiados y le digo a Lucía si le apetece cantar conmigo y nos ayudamos. He hecho varias acciones durante el confinamiento que estoy muy orgulloso.

antonio carmona con su mujer, mariola orellana, y su hija marina en una imagen de febrero de 2020
Antonio Carmona posa con su esposa, Mariola Orellana, y su hija Marina.
Gtres

Como nos cuentas, muchos proyectos se han parado. ¿Crees que el futuro de tus hijas en el mundo de la música va a ser muy duro?

Para toda la juventud de todos los países, da pena que teniendo sus discos y sus canciones no tengan su vida musical como la tendrían sin esta pandemia. Cuando ellas me dijeron que querían ser músicos, no me hizo mucha gracia porque la música se ha convertido en algo muy difícil, es muy difícil llegar a los sitios, que te pinchen tus canciones, tener una compañía... Lucía tiene a Sony Music pero Marina no y por eso viene de gira conmigo. Pero ese 'habichuelismo' que tienen les va a hacer remar con todas sus fuerzas.

Nos has contado que lo que más has echado de menos es no poder ver a tu madre pero ¿cómo has llevado estar tres meses encerrado con tu mujer, Mariola Orellana? ¿Habéis regañado mucho?

No habrás regañado tú con la persona que tienes al lado (Risas) Ha habido muchos más momentos buenos que malos. Al principio, ante el miedo decíamos tonterías, nos reíamos por la mañana y por la noche. Ante la cosas que te asustan tanto, te sale la gracia. Lo ha llevado muy bien Mariola. Unificar la familia ha sido lo mejor de la pandemia, ver a las personas con las que convives más cerca porque, normalmente, cada uno tiene su vida fuera. Mis hijas ya tienen 27 y 23 años y cada una hace su vida. Lo que más me ha gustado ha sido el punto de arraigar el amor que nos tenemos los cuatro.

¿Has aprovechado la cuarentena para meterte en la cocina?

Yo hago unas torrijas que flipas en colores y es los que he hecho y ensaladitas. Mi madre siempre ha guisado éramos tres varones y mi padre y nos tenía muy mal acostumbrados.

¿Qué has descubierto de Mariola durante el encierro que te haya sorprendido?

Ella, cuando me casé con ella, empezó a cocinar y luego lo dejó porque ella vive con un teléfono, es mánager y le dije prefiero que venga mi madre a cocinar y tú vas sacando bolos y haces tu trabajo. Hacía 20 años que no cocinaba y ahora hacía unos arroces buenísimos, y nos ha puesto a todos hermosos. Yo ya estoy a régimen y como más sano. Me ha sorprendido cómo ha llevado su vida familiar porque estamos acostumbrados a verla con un teléfono y solo puedes hablarle a la hora de comer. Mi mujer cocinando, por supuestísimo, ha sido lo que más me ha sorprendido.

¿Ha sido difícil convivir con tu mujer y dos hijas de 20 años?

Con Lucía, ella es músico, tiene 23 años, tiene un novio que tiene la misma edad y me dijo si se va a su casa, yo me voy con él (Risas). Ahora ya está el novio aquí viviendo con nosotros, la adolescencia es dura y punto (Más risas).

antonio carmona canta con su hija marina
Gtres

¿Tienes nuevos hábitos para esta etapa?

Lo imprescindible y lo que nos han dicho, la mascarilla que las tengo de todos los colores, los guantes... Lo primero que hice fue ir a tomarme una cervecita fresquita y darme un baño en la playa. Vas protegido y eso es fundamental y eso debemos de llevarlo muy arraigado en esos meses hasta que vuelva la normalidad.

¿Qué te pareció que la infanta Elena se animará a cantar el 'Resistiré'?

La Casa Real siempre han sido muy músicos, han estado en alguno de mis conciertos. Cantar es una manera de liberarse y verse que son personas normales, me pareció muy bonito. Que hagan esas acciones es lo que espera el pueblo.

¿Qué sentiste tras la muerte de Pau Donés?

Eso me ha matado, canté muchas veces con él. Estábamos grabando un disco de Ketama en Londres y él estaba allí también. Llevaba dos meses allí y me dijo que harto estoy de Londres, lloviendo todos los días y tenía razón. Yo le dije que menos mal que tienen esa cerveza tan buena. Hicimos juntos la canción 'Te miro y tiemblo' con las guitarras de Juan y Josemi y hemos hechos actuaciones en Madrid, Barcelona. A parte del personaje musical, que es uno de los grandes de este país, remaba al mismo lado que yo, la música latina porque mi padre me trajo mucha música latina y él refrescó esa música latina. Tengo muy buen recuerdo pero un nudo en el corazón. En el concierto de Barcelona, me gustaría abrir con 'Te miro y tiemblo' y su aplauso sea para Pau.

¿Qué te parece que Pablo Alborán haya confesado su homosexualidad?

Muy valiente y de ser una persona de verdad. Nosotros estamos expuestos con nuestras vidas y nuestra música, la verdad por delante le duela a quien le duela. Es un compañero con el que, en el último disco, tuve la oportunidad de cantar 'Problema' que fue número 1 10-12 semanas en la radio. Es un tipazo y cuida mucho a su gente, es un pedazo de tío.

Ahora que vamos a vivir un verano diferente ¿cuál ha sido tu verano más especial?

En Marbella, de niño. Mi padre trabajaba allí en los festivales, Juan Habichuela, que era uno de los mejores guitarristas. Recuerdo a mi padre y a mi madre, muy jóvenes, muy enamorados, el olor de la higuera que había en la casa, irnos a la playa y disfrutar de un mercado y, lo mejor, bañándome en la playa con mi padre.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada