Imagen de Dénia
Comunitat Valenciana

Hay lugares casi mágicos donde cada verano conseguimos resetear y cargar las pilas. Y tú, ¿sabrías decirnos dónde está tu paraíso de vacaciones? Celebrities como Paula Echevarria y Miguel Ángel Silvestre o el escritor Màxim Huerta, lo tienen claro: los pueblos y ciudades costeros de la Comunitat Valenciana forman parte de sus destinos top para desconectar de la rutina del día a día y disfrutar de las vacaciones de verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Dénia (Alicante), de playa en playa
Comunitat Valenciana

Cada verano, es habitual ver a la baronesa Thyssen surcando las aguas del Mediterráneo a bordo de su velero Mata Mutua. Como no podía ser de otra manera, el puerto de Dénia es parada obligatoria. El chef Quique Dacosta tiene allí su restaurante homónimo, un tres estrellas al que son aficionados José Ramón Lucas y Sandra Ibarra, habituales de estas playas, al igual que el mexicano Coti o las actrices Cayetana Guillén Cuervo y Aitana Sánchez Gijón.

Sus más de 20 kilómetros de playa convierten a esta localidad en un imán para los fans confesos del mar en todas sus versiones. Al norte, la fina arena de la Playa de las Marinas atrae al turismo familiar. Al Sur, las calas rocosas de agua transparente de Les Rotes que desembocan en el Parque Natural del Montgó son el paraíso de los amantes del fondo marino. Dos recomendaciones más: el Museo Arqueológico, situado en el Castillo, y Cova Tallada, un enclave fabuloso entre Dénia y Jávea/Xàbia que pertenece a la Reserva Natural del Cabo de San Antonio.

2 Jávea/ Xàbia (Alicante), las mejores vistas al Mediterráneo
Paco CostaGetty Images

Matías Prats, Inés Ballester, Belén Rueda, Pepón Nieto, Francis Lorenzo y Javier Cámara son algunos de los famosos que han sucumbido a los encantos de esta localidad situada en la falda del Montgó. El actor Matt Damon se enamoró de este pequeño pueblo marinero tras asistir en 2016 a la boda de un familiar.

El espectacular centro histórico de Xàbia, uno de los más reconocibles de la Costa Blanca, solo es comparable al encanto de sus playas. La concurrida playa del Arenal compite en belleza con la Granadella, rodeada de pinos y perfecta para practicar submarinismo, la Cala Sardinera... Sus 20 kilómetros de litoral pueden admirarse a través de la impresionante Ruta de los Miradores de Xàbia: 15 enclaves desde los que disfrutar de fabulosas panorámicas sobre el Mediterráneo. También es una buena opción descubrir la zona en bici a través de las diferentes rutas familiares de Port-Calablanca.

3 Altea (Alicante), el paraíso de Màxim
Comunitat Valenciana

Si Alberti y Blasco Ibáñez fueron algunos de los escritores míticos que se enamoraron en su día de este mágico lugar, ahora es otro escritor, Màxim Huerta uno de sus máximos defensores: "Es uno de los pueblos más bonitos del Mediterráneo. Imagina: el mar a sus pies y las montañas rodeando un montón de casas blancas que dominan el horizonte azul", escribe el periodista en su web.

El artículo, que se titula "Altea es guapa", sigue así: "Sube a la Plaza de la Iglesia y acércate al mirador desde el que se ve la bahía, entre flores y puestos de artesanía, entre bares y sillas de pueblo, entre la alegría alicantina y el gusto por lo mediterráneo. Esas vistas son espectaculares. Después, piérdete como un niño por las callejuelas y ve descendiendo hasta la playa. Altea va jugando con el turista como si te abrazara en las esquinas y plazas. Poco a poco, enamorándote. Y sí, es una playa de cantos rodados la que te espera. Tan limpia como azules sus aguas".

4 L’Alfàs del Pi (Alicante), el poder del agua
Comunitat Valenciana

Màxim Huerta es también un enamorado de este turístico enclave alicantino, situado entre Benidorm y Altea, cuyos habitantes presumen de pertenecer a 90 nacionalidades diferentes. Este mágico lugar, cargado de tradición e historia, ha tentado más de un verano a las actrices Dafne Fernández y Maribel Verdú.

El Parque Natural de la Serra Gelada ofrece algunas de las rutas más impresionantes de la Costa Blanca bordeando los acantilados, como el sendero que lleva desde la Playa de l’Albir hasta el antiguo faro de la localidad. De visita obligada es el Museo al Aire Libre de la Villa Romana de l’Albir, donde el visitante descubrirá termas construidas hace más de mil quinientos años.

5 Campoamor, Orihuela (Alicante), entre pinos
Comunitat Valenciana

Terelu Campos es una de las asiduas visitantes de este municipio famoso por sus pinos, su arena finísima y el puerto deportivo Miguel Caballero con Club Náutico. Allí también pudimos ver el año pasado al actor Miguel Ángel Silvestre.

Entre el verde de los pinos, el azul cristalino del mar y el albero de la arena encontramos tres playas fabulosas, perfectas para dar largos paseos y disfrutar en familia de un ambiente tranquilo donde todo invita al relax: la Playa de la Glea, la más concurrida, la de Barranco Rubio y por último la de Aguamarina, una sucesión de calas con mucho encanto que se extienden hasta el Cabo Roig. Más que recomendable disfrutar de una sesión doble bajo las estrellas en el cine de verano Navia, abierto durante los meses de julio y agosto.

6 Alicante/Alacant, playa y ciudad
Comunitat Valenciana

La actriz Belén Rueda, el presentador Matías Prats Jr, el actor Gonzalo Ramos y su mujer, Sofía Escobar han disfrutado en más de una ocasión de esta ciudad.

Todo aquí invita al relax: playas como la de San Juan y la Albufereta, ambas con bandera azul y calas de ensueño, como las de Cabo de la Huerta (algunas nudistas), museos y edificios con solera, como el Castillo de Santa Bárbara, una impresionante fortaleza medieval con una vista privilegiada de la bahía o la isla de Tabarca. Un pequeño archipiélago, el único habitado en la Comunitat Valenciana, donde resulta difícil resistirse a un buen caldero de Tabarca. En definitiva, un lugar perfecto para desconectar del mundo y dedicarse al disfrute.

7 Benicàssim (Castellón), la ciudad de la música
Comunitat Valenciana

Benicàssim fue el destino elegido por Elsa Pataky y su marido, Chris Hemsworth, para pasar unos días de vacaciones con su familia en 2015. El año pasado fue el actor Miguel Ángel Silvestre quien disfrutó de las playas y la gran oferta de ocio de esta localidad.

Y es que la ciudad que hace un siglo fuera considerada la Biarritz valenciana (cuando se convirtió en centro de veraneo de lo más granado de la burguesía del momento), se ha convertido en las últimas décadas en el escenario perfecto para todo tipo de festivales de música: SanSan, FIB, Rototom, Formigues... Eso sí, sin dejar de ser el epicentro del turismo familiar de la zona.

Imprescindible tomar aperitivo en el Hotel Voramar mirando al Mediterráneo, pasear por la zona de las antiguas villas y animarse a recorrer a pie o en bici la deliciosa ruta litoral que lleva hasta Orpesa/Oropesa del Mar.

8 Benidorm (Alicante), la ciudad de los rascacielos
Comunitat Valenciana

Belén Esteban es uno de los famosos que veranea cada año en Benidorm. Norma Duval tiene casa allí y Maribel Verdú acude con frecuencia a visitar a sus hermanas, que regentan una tienda de moda y complementos, El rincón de Bell (como llaman a la actriz en familia). El diseñador Lorenzo Caprile, viajero empedernido, confiesa haber redescubierto hace poco las mil y una sorpresas que esconde la ciudad de los rascacielos.

Y es que, si hay un destino turístico por excelencia de la costa valenciana es Benidorm. Podría decirse que esta ciudad nunca duerme. A sus ya míticas playas urbanas (Levante, Poniente) y sus calas más recónditas (Tio Ximo, Almadrava) se suma una oferta de ocio sin precedentes. Como colofón, parques temáticos para todos los gustos: Terra mítica, Aqualandia, Mundomar, Terra Natura... ¿Quién dijo aburrimiento?

9 Oliva (Valencia), paseo entre dunas
Comunitat Valenciana

La actriz Paula Echevarria y el futbolista del Real Madrid Keylor Navas han elegido en alguna ocasión las paradisiacas playas de arena fina y dorada de Oliva para pasar sus vacaciones de verano.

Las dunas son las grandes protagonistas de playas vírgenes como la de Terranova y la de Rabdells, dando forma a un paisaje de una belleza extraordinaria. Otros enclaves, como la Playa de Aigua Blanca o la de Pau-Pi, se convierten en la opción perfecta para aquellos que no conciben una jornada playera sin la tradicional parada en el chiringuito o adoran comer en uno de sus múltiples restaurantes con vistas al mar.

Porque no solo de playa vive el veraneante, el turista también podrá darse un baño más que saludable en el Manantial Natural de la Font Salada o darse un paseo por las calles empedradas del centro histórico de Oliva. Una última recomendación: subir al castillo fortaleza situado en lo alto de su montaña para disfrutar de las vistas de la ciudad y probar sus míticas coques a la calfó y sus prebases farcides para reponer fuerzas a la bajada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo