Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Fabiola: "Me sorprende llevar 14 años con Bertín"

Hablar con Fabiola es una delicia porque es una mujer sin dobleces, que ha aprendido a mirar a la vida de frente, con valentía, quizá porque ha tenido a su lado a un verdadero maestro en el arte de la seducción, de la campechanería, Bertín Osborne. Una pareja que se ha ganado el cariño y el respeto de la gente por su simpatía personal pero también por su entrega total a Kiko, su primogénito, que padece una lesión cerebral aguda desde su nacimiento. Lo que no les impidió tener a Carlos, que se ha convertido, pese a su corta edad, en el mejor amigo y protector de su hermano.

Hablar con Fabiola es una delicia porque es una mujer sin dobleces, que ha aprendido a mirar a la vida de frente, con valentía, quizá porque ha tenido a su lado a un verdadero maestro en el arte de la seducción, de la campechanería, Bertín Osborne. Una pareja que se ha ganado el cariño y el respeto de la gente por su simpatía personal pero también por su entrega total a Kiko, su primogénito, que padece una lesión cerebral aguda desde su nacimiento. Lo que no les impidió tener a Carlos, que se ha convertido, pese a su corta edad, en el mejor amigo y protector de su hermano.

1 de 8
Nos conocimos en un casting

-Fabiola, se van a cumplir diez años de su matrimonio con Bertín.
-¡Qué barbaridad, quién lo iba a decir! Yo creo que como era algo que no esperaba me sorprende que llevemos tanto tiempo juntos, porque yo comencé la relación pensando, veamos qué pasará... De eso hace ya catorce años, porque estuvimos cuatro juntos antes de casarnos, y fíjate hasta donde hemos llegado.

-¿Cómo y dónde se conocieron?
-Bertín estaba preparando su segundo disco de rancheras y estaban buscando modelos. Un casting donde no nos vimos, o al menos yo no le vi, pero él a mí ya me había fichado. Al final nos escogieron a otra chica y a mí. Ya sé que es un topicazo pero en nuestro caso fue un flechazo en toda regla, pero claro es que viéndole tan guapo, tan simpático, era difícil no enamorarse de él.

-¿Recuerda el momento en que no había vuelta atrás?
-Sí, la estocada fue cuando al despedirnos de una sesión de fotos me dio un abrazo, sentí un escalofrío y pensé ¡qué maravilla! En ese momento no podía hablar ni casi respirar. Me di cuenta de que la química funciona. Él no, él tardó más porque es de los que tira el anzuelo y se da un tiempo.

-Con tres hijas y un matrimonio frustrado era para pensárselo.
-Las hijas yo sabía que eran parte de su vida y que estaban ahí. Y lo que siempre he intentado es que ellas fueran prioridad en todo, por ejemplo, si en el inicio de la relación organizábamos un viaje y ellas ese fin de semana iban a visitarlo, lo posponíamos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Tener hijos fue una cosa muy pensada

-Vaya responsabilidad.
-Sí, pero yo no pensaba entonces en eso, yo disfrutaba del momento y ya está. Mi único miedo era no saber cómo manejarme bien con los medios de comunicación. Piensa que yo era una persona anónima, una “superstar” en mi pequeño mundo, pero claro, al salir con una persona tan conocida como Bertín tienes que acostumbrarte a vivir entre focos. Yo me he acostumbrado, porque la gente es muy cariñosa y siempre se acercan con respeto.

-Aun así no ha debido ser fácil.
-No, no lo ha sido, pero todo tiene su parte buena y su parte mala, lo importante es asumirlo con naturalidad.
-¿En qué momento deciden casarse?
-Yo ya había estado casada y para mí casarme no era un fin, pero sí tenía claro que si me casaba por segunda vez era para ser madre. Tener hijos fue una cosa pensada, hablada, planificada.

-¿El nacimiento de Kike fue tan impactante como contaron en televisión?
-Lo fue, porque yo me quedé embarazada inmediatamente después de casarme y encima de un niño, que a él le hacía mucha ilusión después de que Cristian, su primer hijo, falleciese. Parecía que todo iba rodado cuando nos dan un mazazo tan grande...

-¿Les informaron de la enfermedad antes de que naciera?
-No, porque Kike era un niño sano, el daño cerebral fue provocado por una infección que yo cogí, y que es muy habitual cuando estás gestando. Kike nació prematuro, a los seis meses y un día, por eso decimos que es un superviviente porque gracias a todos los medios que se pusieron a su alcance pudo salvarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Siempre hemos tenido claro que la prioridad era Kike

-Hay parejas que los problemas les distancia, lo contrario que a ustedes.
-En nuestro caso hemos pasado por muchas fases, momentos en que la débil era yo y otros que era él, pero siempre hemos tenido claro que la prioridad no éramos nosotros, era el niño.

-Toda una lección de vida la de su hijo.
-Y la de tantos otros niños que como el mío se sobreponen a las dificultades día a día. Yo recibo vídeos en la Fundación en los que me van contando los avances, es maravilloso. Estos niños son todos supervivientes, luchadores.

-¿Cómo es Kike?
-Me sorprende mucho esa personita que está ahí dentro atrapada, cómo va consiguiendo maneras de expresarse, palabras que asocia a lo que quiere decir, hasta que descubres que su mente está evolucionando ahí dentro, también su sentido del humor cuando ve algo en la tele y se echa a reír porque le ha hecho gracia...

-¿Cuál es el papel de Carlos, el menor?
-No hace de tutor, hace de hermano. Ahora Kike como ve que Carlos toca el piano, intenta con la mano derecha darle a las teclas, son pequeños avances.

-Dedica mucho a la Fundación.
-Siempre he tenido la necesidad de hacer cosas por los demás. Fue la razón por la que empecé a estudiar medicina. A través de la Fundación he encontrado madres que tienen los mismos problemas que yo, lo que nos permite hablar e intercambiar experiencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Trabajo en la Fundación

-¿Los padres dejan en manos de sus mujeres la lucha diaria?
-En parte sí, pero tengo que decir en favor de muchos padres maravillosos que en este sentido ha habido un cambio generacional, más concienciación y participación.

-¿Qué tipo de ayudas les ofrecen?
-Ahora vamos a abrir una línea de atención telefónica gratuita para aquellos padres que no tienen medios para desplazarse a Madrid, para que puedan consultar a los especialistas. También queremos hacer talleres para quienes tienen los mismos problemas. Proyectos para los que contamos con psicólogos de todo tipo. También colaboramos con la Fundación Caser, para darles una mejor calidad de vida, porque los médicos no saben siempre solucionar los muchos problemas que se presentan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Me impactó ver en mi casa a Pablo Alborán

-¿Vivir en Madrid le facilita la labor?
-En el campo todo era más complicado, ahora en cambio tengo el colegio de Carlos a diez minutos de casa y eso me permite dedicar más tiempo a Kike, porque Bertín pasa mucho tiempo fuera de casa debido a su actividad teatral.

-¿Cómo surge la idea de que participe 'En la tuya o en la mía'?
-Eso es culpa de Pablo Carrasco, el productor y director, porque de lo que se trata es de que el programa tenga la mayor naturalidad. El punto es que al hacerse en casa puedes encontrarte a los niños, o a mí llegando de la calle.

-¿Qué personaje le ha sorprendido más?
-Ver en nuestra casa a Pablo Alborán me impactó, igual que ver a Rajoy. Yo te diría que en la distancia corta ganan todos, pero cuando más se relajan es en el momento cocina. Me divertí mucho con Manuel Díaz y Virginia Troconis, son como te los imaginas. Virginia y yo nos parecemos mucho, porque hablando con ella resulta que pensamos igual, ella deja mucho espacio a Vicky Martín Berrocal y a su hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
El secreto del éxito de Bertín es la naturalidad

-Se montó el lío con Mariló, ¿y con Ana García Obregón?
-Bertín se lo pasó pipa, desde que salió de la casa de Ana sabía que iba a gustar mucho, y prueba de ello es que tuvo una audiencia altísima.

-Cómo espectadora, ¿cuál es el secreto del éxito?
-La naturalidad y saber escuchar. El día que grabamos con Mario Casas, al que no conocíamos de nada, era como uno más de la familia, porque de lo que se trata es de mostrar el lado humano del entrevistado.

-Ha habido elecciones en Venezuela que ha ganado la oposición...
-Sí, pero la realidad es que Nicolás Maduro sigue siendo Presidente. Lo que se ha conseguido es que no siga haciendo lo que le da la gana, porque no podemos olvidar que es una dictadura, y que nadie se atreve a invertir por la situación que se vive.

-¿Qué recuerdos guarda de su niñez allí en Venezuela?
-Muchos, sobre todo cuando íbamos con mi abuelo a la playa, en plan salvaje, a comer dentro del agua porque era muy humilde.

-¿Fue la razón por la que se presentó a Miss Venezuela?
-En parte sí, pero fíjate que ya llevo más tiempo viviendo en España que en Venezuela, y eso que las raíces marcan mucho. Espero que llegue el día en que pueda llevar a mis hijos a conocer mi país.

-¿Cómo es la relación de Kike con los nietos de Bertín?
-Estupenda, Juan, el hijo de Eugenia es súper cariñoso con Kike, y a Sandra le encanta darle besos. Y con los de Alejandra también porque Kike es muy cariñoso y sobre todo le encanta estar en medio de todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
La foto favorita de Fabiola Martínez

Es una de mis fotos favoritas porque refleja mejor que ninguna otra la felicidad de que disfrutamos nosotros como pareja junto a nuestros dos hijos Kike y Carlos.(Foto: Javier Osborne.)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Firma y ficha de Fabiola

Nació En Maracaibo, Venezuela, el 28 de Diciembre de 1972.

Trabajo Siendo estudiante de Medicina participó en el certamen de Miss Venezuela en 1993, representando al Estado Zulia, lo que le sirvió de plataforma para trabajar en moda y publicidad. Un año después viaja a España, donde se queda a vivir, convirtiéndose en una cara conocida debido a su trabajo como modelo publicitaria.Actualmente lleva la coordinación de la empresa Bertín Osborne Alimentación. Y es coprotagonista del programa que presenta su marido en TVE “En la tuya o en la mía”.

Familia En un casting conoce a Bertín Osborne, con el que después de cinco años de relación se casa en el 2006, y con el que tiene dos hijos: Kike que nació a los 6 meses de gestación, con una lesión cerebral severa. En 2008 nace en Sevilla su segundo hijo, Carlos Alberto.

Fundación Después de muchos tratamientos, Fabiola y Bertin deciden crear la Fundación Osborne, dedicada a orientar y ayudar a padres con niños con lesión cerebral, y de la que es Vicepresidenta.

Entrevista realizada en La Masía de José Luis, Paseo Puerta del Ángel s/n. Madrid. Tel: 91 479 86 15. www.joseluis.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo