Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Vicky M. Berrocal: "En algún sitio estará mi media naranja"

Vicky Martín Berrocal es de esas personas que se hacen querer. Y lo sé por experiencia propia. Es guapa, generosa, simpática... Divorciada de Manuel Díaz “El Cordobés”, desde 2001, ambos siguen siendo muy buenos amigos, tanto por el bien de su hija Alba, de doce años, como por el cariño y el respeto que los dos se tienen.

Vicky Martín Berrocal es de esas personas que se hacen querer. Y lo sé por experiencia propia. Es guapa, generosa, simpática... Divorciada de Manuel Díaz “El Cordobés”, desde 2001, ambos siguen siendo muy buenos amigos, tanto por el bien de su hija Alba, de doce años, como por el cariño y el respeto que los dos se tienen.

1 de 10
La entrevista

A día de hoy, Vicky Martín Berrocal es una mujer madura, trabajadora, empresaria de lujo, madre a tiempo completo y sincera como pocas personas cuando se trata de hablar de su vida, de sus proyectos, de sus ilusiones y de su lucha con la báscula.

-Vicky, está espléndida.
-Porque la energía influye mucho, y yo estoy pasando por un buen momento. En situaciones como la que vivimos lo importante es no quejarse, no tener miedo a nada y tirar para adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-Lo dice porque la vida es generosa con usted.
-Nacer en el seno de una familia como la mía fue un lujo, pero después me lo he currado mucho, entre otras razones porque creo en mí y en lo que hago. Y no me embarco en nada que no me merezca la pena.

-¿Le gusta disfrutar de lo que le da la vida?
-Sí, es algo que he heredado de mi padre, que era un hombre emprendedor, con mucha vitalidad, al que la vida siempre le sonrió.

-Habla siempre de su padre, pero ¿qué papel ha tenido su madre en su madurez?
-Mi madre ha sido el único amor de la vida de mi padre. Lo conoció con 16 años y han estado juntos hasta el día que él murió. Ella ha sido una parte fundamental en mi vida, la que ha conseguido que sea lo que hoy soy, la que me inculcó el amor a la moda porque era su mundo. Mi madre fue modelo y después dueña de una tienda en Huelva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿La constancia es una de sus cualidades?
-Sin duda. Hay veces que podría hacer cosas, ir a fiestas, salir. Y sin embargo digo no, porque tengo que trabajar.

-¿En qué momento decide lanzar al mercado su propia línea de ropa?
-En la recta final de mi matrimonio.  Quería hacer algo por mí misma, ver si la gente se identificaba conmigo y con mi ropa, ya que el flamenco está en mi piel. Cuando ves a una mujer con un traje mío te das cuenta de que no se parece a ningún otro. Hay gente que se los lleva a Argentina o a Nueva York para lucirlos en fiestas.

-¿Se siente reconocida dentro del sector?
-Sí, desde que empecé, la gente supo  que no era un capricho. Doy mucha importancia a la prenda porque cada una de ellas es un pedacito de mi vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿Exponer sus trajes en los almacenes Harrods de Londres colmó sus aspiraciones?
-Estuvimos en Londres dos años consecutivos. Fue increíble. Valió la pena el trabajo y el sacrificio que tuvimos que hacer. Siempre digo que el día que deje de llorar –porque he llorado mucho– y de emocionarme con lo que hago, seguramente abandone.

-¿Ha sentido ganas de tirar la toalla?
-Como todo el mundo. Ha habido momentos difíciles. Ahora lo son para todos, para mí también, pero además he tenido que demostrar que sé lo que quiero y hacia dónde voy.

-¿La han subvencionado?
-¡Jamás! Una vez me reuní con unas personas para que vieran el proyecto. Ni siquiera me contestaron, y eso que es un producto que entra muy fácilmente en Iberoamérica, porque hay un gran mercado en México, Colombia, Miami..., donde la mujer es muy sensual y femenina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-Con la marca España quizá sea el momento de intentarlo de nuevo.
-Yo soy más España que nada, mis trajes tienen un sello de identidad muy del Sur, que nada tienen que ver con lo que se hace en otras partes de España.

-¿Las mujeres de la Casa Real deben lucir ropa de distintos diseñadores?
-Podrían hacerlo, pero eso está en su mano y no en la nuestra. Sería muy bueno que en época de crisis vistieran de otros diseñadores que no son sus habituales para que todos tengan su hueco.

-Una regla que deberían aplicarse las políticas, ¿no le parece?
-Todas podrían hacer algo más por la moda española. Sería de gran ayuda para un sector que lo está pasando mal. Yo empecé a vender en El Corte Inglés, y no puedo quejarme, por eso cuando hablan de números me da risa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿Qué le enseña a su hija Alba?
-Me encantaría que no le diera miedo decir no, que tuviera su propia personalidad. Está en una edad complicada. Le digo que, aunque es una privilegiada, en la vida todo cuesta mucho. Como ejemplo tiene a su padre. Un hombre que parece un niño por la ilusión que pone por seguir siendo alguien, pese a llevar 25 años de alternativa. ¡Olé y olé por él!

-¿Hay que consentir demasiado a los hijos?
-Yo nunca lo he hecho, soy incapaz, mi hija no tiene móvil y le gustaría, pero es demasiado joven para esas cosas. Alba tiene ese punto de rebeldía que tenía yo a su edad, pero sabe escuchar y entiende lo que le digo porque es por su bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿A quién se parece Alba?
-Físicamente a mí. Tiene el color de pelo de su padre. Es rubia, de ojos verdes, pero las facciones son mías. Está encantada con sus dos hermanos, Triana y Manuel, que para ella son sus joyas.

-¿Cómo han conseguido ser amigos después de la separación?
-Con mucho cariño, con respeto, con mucha admiración, con mucha memoria de lo bien que lo hemos pasado.

-¿No sintió la tentación de utilizar a su hija para obtener algún beneficio?
-Nunca hemos pensado en nosotros, sólo en el bien de Alba. Y Alba lo disfruta. Es increíble la admiración y el cariño que siente por su padre, con el que yo aprendí tantas cosas porque es un ser humano increíble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-¿Los hijos dan la medida del tiempo?
-Alba va a cumplir trece años. A veces recuerdo cuando salimos del hospital. Yo había engordado 32 kilos.

-Su eterna lucha por estar delgada.
-No tengo término medio. Me gusta  vivir intensamente, y lo que me gusta es inmoral o engorda, lo que me obliga a tener una lucha conmigo misma.

-Mucho se habla de si tiene novio o no.
-En algún sitio tiene que estar mi media naranja, un hombre que no intente cambiarme. Cuando empiezas todo es maravilloso. Luego, las cosas cambian. Para que una pareja funcione tiene que haber compromiso y libertad, pero hoy nadie quiere comprometerse.

-¿Por qué?
-Porque nos volvemos posesivos, inseguros, y necesitas controlar a la otra persona. A mí me gustaría que quien esté a mi lado tire para adelante conmigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La foto favorita de Vicky Martín Berrocal

"Es del día de mi Comunión. La tengo en mi recuerdo porque fue un día muy especial, ya que la hice sola y en El Rocío", nos cuenta la diseñadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de Vicky Martín Berrocal

Nació: En Sevilla, el 11 de marzo 1973. Su padre, ya
fallecido, es José Luis Martín Berrocal, dueño, entre otras propiedades, de la línea de autobuses La Sepulvedana. Vicky tiene una hermana por parte de padre y madre y tres hermanos por parte de padre.

Estudios: Licenciada en Marketing y Ciencias Empresariales, tras pasar por internados en Madrid y Suiza.

Familia: Está divorciada de Manuel Díaz “El Cordobés”, desde 2001. Tienen una hija, Alba, de doce años.

Profesión: Diseñadora. Comenzó abriendo una tienda de ropa en Sevilla y hoy en día tiene su propia marca. Ha participado en diversos programas de televisión como tertuliana.

Imagen: En la actualidad es la imagen de Vit-Amint, un complejo alimenticio que refuerza el estado vital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo