Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Carlos Moyá: "Competir era bonito, pero ya no podía más"

Rosa Villacastín entrevista al deportista.

Rosa Villacastín entrevista al deportista.

1 de 10
La entrevista

Hay que tener la cabeza tan bien amueblada como Carlos Moyá para poner punto y final a su carrera de tenista, que tantos triunfos y alegrías ha proporcionado a él y a todos los españoles. Carlos tomó la decisión cuando ya conocía a Carolina Cerezuela, con la que forma una de las parejas más queridas y respetadas. Padres de Carla, de dos años, esperan un varón para diciembre. Dedicado casi por completo a su familia, Moyá aún tiene tiempo para seguir los avatares de los deportistas españoles... y conceder una sincera entrevista a Rosa Villacastín.

-Alguna gente criticó que los futbolistas de la Selección Española celebraran con alguna copita de alcohol haber ganado la Eurocopa.
-Estaban celebrando un grandísimo título después de un año intensísimo de trabajo. Todo el mundo tiene derecho a tomarse una copa, siempre y cuando no vaya a coger después un coche.

-¿Por qué a los españoles nos gusta tanto atacar a quienes deberían servirnos de ejemplo?
-Eso ocurre en todas las partes del mundo. Lo sorprendente es que las críticas las sufran unos jugadores que son héroes nacionales, ejemplos a seguir. Siempre estás expuesto a la crítica de una minoría que suele ser muy ruidosa porque los que idolatran a estos deportistas, que son la mayoría, no hacen tanto ruido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿Los deportistas españoles viven un momento dulce?
-Sí, en todos los deportes. Como español me siento muy orgulloso de todos ellos, ya que están levantando la imagen del país en un momento en que en el extranjero no se nos tiene mucha admiración por todo lo que está pasando en el terreno político. En cambio, con el deporte, hay que sentirse orgullosos. Prueba de ello es que nos admiran en el mundo, y eso es muy bueno.

-¿Los deportistas españoles están mejor preparados ahora que hace años?
-El éxito lleva al éxito, y el que aparecieran algunas figuras hace quince años animó a muchos jóvenes a seguir ese camino, lo que hace que la gente pueda empezar a creer en conseguir triunfos.

-¿La humildad es compatible con los grandes triunfos?
-¡Por supuesto! Se ve reflejado en Rafa Nadal, en Pau Gasol, en la Selección de fútbol… Los jugadores inspiran buen rollo, cercanía..., lo que les hace más grandes aún. No creo que ser una estrella mundial esté reñido con ser humilde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿Hay riesgo de que la crisis se lleve por delante los sueños de grandes deportistas en ciernes?
-No, porque el tenis, por ejemplo, es un deporte popular y asequible. Hay muchas pistas o escuelas municipales y, aunque los tiempos que corren ahora no son fáciles para mucha gente, yo los animo a que hagan cualquier deporte por salud y por alejarse de ambientes nocivos.

-¿Hay que concienciar a la gente de que las cosas se consiguen a base de esfuerzo y tesón?
-En el deporte de nada sirven los enchufes ni el dinero. El tenis es un deporte individual, en el que semana a  semana tienes que ganarte un ránking mundial, unos puntos, que nadie te regala. Por eso creo que es uno de los deportes más justos que hay.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-Usted demuestra que hay vida fuera de las canchas.
-Mi reinserción laboral ha sido muy fácil porque, cuando me estaba retirando, nació mi hija y eso hizo que mis prioridades cambiaran. Quise criar a Carla con Carolina, estar cada día con ella. Hemos pasado todos los días de la vida de la niña con ella. Eso hace que me mantenga ocupado, porque la paternidad me llena mucho. Ser padre es una bonita sensación. No quiero perderme nada del crecimiento de mi hija.

-¿No echa de menos los torneos, las competiciones?
-Bueno, cuando he visto Wimbledon, por ejemplo, pensaba lo bonito que era estar ahí, pero también te das cuenta de lo duro que es viajar cada semana. Considero las competiciones como una etapa anterior en mi vida, muy bonita, pero nada más, pues llegó un momento en el que no podía más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿Es feliz por la familia que ha formado?
-Mucho, y se nota. Carolina y yo tenemos nuestras cosas y nuestros problemas, como cualquier pareja, pero intentamos relativizarlos. Para nosotros lo primero es que nuestros seres queridos estén bien.

-¿Le molesta ser foco de atención?
-No, porque al final uno recoge lo que siembra. El respeto no se pide, se gana, y Carolina y yo siempre nos hemos sentido muy cercanos a la gente, quizá por eso nos tratan tan bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿En la pareja es importante que cada uno tenga su vida profesional?
-Sí, el trabajo es vital para mantenerte ocupado en el día a día. Carolina y yo damos prioridad a la familia. Desde el momento en que decidimos tener hijos sabíamos que teníamos que estar con ellos, pero también sabemos que llegaría el día en que tendrían que ir al colegio y entonces retomaremos nuestra actividad. Por ahora, la prioridad es criar a nuestra niña y al niño que va a venir.

-¿Ayudaría a Carla o a los otros hijos que vinieran si quisieran ser tenistas profesionales?
-No voy a presionar a Carla en nada. Le voy a dar consejos y la ayudaré en lo que ella decida ser, sea lo que sea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿En el tenis hay machismo?
-No tanto como en otros deportes, ya que las jugadoras tienen su propio circuito. El tenis es el deporte en que las oportunidades son las mismas para unos y otras.

-Ahora que no compite, ¿sigue cuidándose físicamente?
-Mucho. Estoy acostumbrado a hacer deporte desde los seis años y quiero seguir haciéndolo, aunque a otro nivel menos exigente. El deporte es salud, bienestar, y para mí una droga que necesito a diario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-¿De igual manera que la felicidad?
-Sí, cuando has conocido la felicidad quieres más. Yo disfruto del día a día, porque no sabes qué puede pasar mañana.

-¿Teme a la rutina en el amor?
-Hay que temerle e intentar evitarla, porque ello acabaría matando el amor, lo mismo que acabaría con cualquier actividad de la vida.

-¿Guarda usted sus raquetas?
-No; debería haberlo hecho, porque ahora me arrepiento.

-¿Dar clase a los más pequeños le reconforta?
-Me obliga a tener la mente ocupada. Es gratificante ver que los chavales van avanzando. Yo, en verano, sigo participando en mis torneos de veterano y el resto del tiempo ocupándome de la academia de tenis que tengo en Madrid y del gimnasio de Palma de Mallorca, donde pasamos las vacaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Ficha y firma de Carlos Moyá

Nació: En Palma de Mallorca, el 27 de agosto de 1976.
Comenzó a jugar al tenis a los seis años con su hermano Andrés, logrando ser número uno de la ATP en 1999.

Familia: Está casado con la actriz Carolina Cerezuela desde el 7 de julio de 2011. Tienen una hija, que se llama Carla, nacida el 18 de agosto de 2010. Esperan un varón para el próximo mes de diciembre.

Torneos: Entre otros muchos, ganó Roland Garros en 1998 y formó parte del equipo español que se alzó con la Copa Davis en 2004.

Retirada: En 2010, a los 34 años, anunció su retirada profesional del tenis, deporte al que sigue vinculado de otra manera, como dando clases de tenis a niños.

Imagen: Es imagen de la cerveza Amstel Extra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La foto favorita de Carlos Moyá

"Me la hicieron cuando tenía seis años. Tengo el brazo roto. Me habían recomendado no hacer ningún movimiento, descanso, pero yo me saltaba las órdenes del médico y seguía jugando al tenis", nos ha contado el exdeportista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo