Norma Duval: "La vida te da cosas y te quita otras. Ahora voy a ser abuela y estoy feliz"

Tras venir de Alemania, donde ha pasado unos días de vacaciones con Matthias Khün, su novio de los últimos dos años, y volcada en la exposición con obras de su hermana, Norma reconoce que está en un momento muy especial de su vida. Lo comparte con Rosa Villacastín.

image

Tras venir de Alemania, donde ha pasado unos días de vacaciones con Matthias Khün, su novio de los últimos dos años, y volcada en la exposición con obras de su hermana, Norma reconoce que está en un momento muy especial de su vida. Lo comparte con Rosa Villacastín.

1 de 7
La entrevista

Ligera de equipaje, Norma Duval pasa la mayor parte de su tiempo acompañando a su madre –que está muy delicada de salud–; atendiendo a las mellizas de Carla, esperando la llegada de su primer nieto, y volcada en la exposición que se inauguró el día 5 en Madrid con obras de su hermana fallecida, a la que desea homenajear, en un intento porque se conozca su talento, su pintura, su sensibilidad...

Norma nos abre las puertas de su casa madrileña para hablar con Rosa Villacastín de su tiempo actual, de sus tristezas y alegrías, de su familia, y cómo no, de la relación con sus hijos y sus exmaridos. 

-Dicen que no hay mal que cien años dure.
-Así es, pero la procesión va por dentro, y yo no podía esperar más sin rendir un homenaje a mi hermana. No pude hacerlo antes porque han sido momentos duros. Carla, más que hermana, era una hija para mí.

-Revolviendo entre sus cuadros, ¿ha descubierto algo de ella que no supiera?
-Era un ser especial, perfeccionista, una gran artista, ya que desde chiquita pintaba los altares de las monjas. Monjas que vinieron todas a su entierro. Su pasión por la pintura era vocacional, aunque estuvo cuatro años en el taller del Prado estudiando y preparándose.

-¿De quién heredó la vena artística?
-De mi padre no, porque era militar. Quizá de mi madre, que es andaluza y siempre ha sido muy alegre. Recuerdo que en mi casa siempre había mucha alegría, y nos ponían los discos de vinilo para que nos aficionáramos a la música. Carla, además de pintar, me escribía las letras de mis canciones, me diseñaba la ropa que llevaba en el escenario, era muy completa.

 

2 de 7
La entrevista

-¿Qué dicen las hijas de Carla de todo esto?
 -Están felices de que la cara de su madre esté expuesta por todo Madrid. Ellas nunca han salido en prensa; por eso, les pregunté si querrían ir a la exposición y me dijeron que por supuesto que sí.

-¿Carla le pidió que se hiciera cargo de sus hijos?
-Claro, antes de que ella muriera hablamos de todo, incluso de dónde quería que la enterraran, porque, aunque en un principio pensó en la cremación, después dijo que no. Su hijo le había pedido que estuviera donde él pudiera llevarle flores.

-¿Lo tenía todo pensado?
 -Hasta el último detalle. Antes de irse dejó escrita una carta para cada uno; por eso, creo que se fue en paz, tranquila.

-¿Qué le ha aportado esta experiencia?
-Me ha curado de todo, creo que cómo he sufrido con mi hermana solamente puedo sufrir por mi familia o por alguien muy directo. Me queda la alegría de saber que el último año fue tremendamente feliz. La vida te quita cosas y te da otras, ahora voy a ser abuela y estoy feliz.

-No la veo con un bebé en brazos.
-Espero no malcriarlo, claro que lo voy a mimar mucho. Ser abuela no me asusta para nada, es una etapa de la vida que tienes que disfrutar porque es sangre de tu sangre, es alguien tuyo también. Tengo la suerte, además, de que en casa hay muy buena armonía.

-¿Cómo se consigue eso?
-La base es que todos son buenos niños, no se han peleado nunca, están juntos en verano, en Semana Santa, en Navidades y algunos viajes también los hemos hecho juntos.

 

 

 

3 de 7
La entrevista

-¿Matthias llegó en el momento adecuado?
-La vida siempre te aporta algo totalmente distinto a lo que has tenido anteriormente. Las relaciones no se pueden ni se deben comparar. Matthias me ha dado mucho apoyo emocional y se portó fenomenal con Carla, por eso le estaré eternamente agradecida. Le conocí en un momento muy duro de mi vida,  ya que me acababa de divorciar, y ni por lo más remoto pensaba comenzar una nueva relación.

-¿Ha apostado fuerte por él?
-Sí, con el padre de mis hijos aposté por tener una familia. Con mi segundo marido, fue una apuesta importante, importantísima. Todavía nos queremos pero de otra manera.

-¿Mantiene buena relación con Frade?
-Sí, hay una relación estupenda, hay respeto y cariño. Ahí aposté mucho, después me retiré.

-¿Se arrepiente de haberlo dejado?
-No, porque creo que en cada momento de tu vida haces lo que tu cuerpo te pide, y cuando lo dejé todo por él en ese momento me apetecía estar con mi marido, me apetecía tener esa vida, y estuve muy feliz.

4 de 7
La entrevista

-¿Fue una relación de igual a igual?
-Fue una relación de amor. Con Matthias es una etapa distinta, no vivo con él, convivimos los fines de semana, las vacaciones, los viajes...

-Disfruta de la parte bonita de la relación.
-Claro, digamos que no es una relación tan intensa como la que tenía con mi exmarido, es la relación que me permiten mis circunstancias actuales, porque yo tengo una madre de la que me tengo que ocupar, también tengo mis hijos, sobrinas... Él también está en un momento de mucho trabajo. Estamos mucho tiempo juntos, nos llevamos bien, y la vida con él es muy divertida, una aventura.

-¿Y con Marc se ve?
-Después de un lapsus de tiempo en el que no quería hablar con él, ahora estamos tranquilos. Él tiene su vida organizada y los dos tenemos una buena relación.

-¿No tiene cuentas pendientes con nadie?
-Todas las personas que han pasado por mi vida o que han sido importantes me merecen un respeto, aunque la relación haya terminado.

-¿Le preocupa envejecer?
-No, porque voy a envejecer igual, lo que sí haré es cuidarme lo más que pueda, y lo que no haré nunca es querer aparentar la edad que no tengo.

5 de 7
La entrevista

-Mucha gente piensa que se ha retirado.
-Digamos que hice un alto en el camino muy importante, pero ahora he grabado una serie de intriga para Antena 3, “El quinto sello”, que se emitirá pronto. Pero quien me ha permitido no desconectar del público ha sido la firma de moda Punto Roma, gracias a la que he podido salir adelante en estos últimos diez años.

-¿No volverá a los escenarios?
-Soy una persona bastante coherente. Cuando he bailado, he bailado, pero ahora no estoy para un musical, no tengo edad, ya viví 30 años sacrificada.

-¿Cree que ha perdido cosas importantes de la vida?
-Perdí una parte importante de la infancia de mis dos hijos mayores. A Christian, al retirarme, le he dedicado más tiempo que a sus hermanos. Con los dos mayores no pude, aunque mis padres me ayudaban.

 

 

6 de 7
Su foto favorita

“Esta foto es muy entrañable para mí, es la etapa más bonita que he vivido con Carla. La invité para que se viniera a Roma conmigo y, como no encontramos hotel, nos fuimos a uno de mochila y baño comunitario. Lo pasamos genial...”.

 

7 de 7
Su firma, su ficha

Nació:
Purificación Martín Aguilera, conocida como Norma Duval, nació en Barcelona, el 4 de abril de 1956.

Familia:
En 1992 se casó con el exjugador de baloncesto Marc Ostarcevic. Tiene tres hijos: Marc Iván (1984), Yelko (1986) y Christian (1994). Se separaron en octubre de 2001. En 2004 contrajo matrimonio con José Frade, del que se divorció en 2009. Ahora, está unida al alemán Matthias Kühn.

Inicios:
Fue elegida Miss Madrid en 1973, y Valerio Lazarov la contrató en televisión. Debutó con ''¡Señoras y señores!''.

Fama:
Se consagra como actriz de revista en 1980 en el Folies Bergère, de París. De vuelta a España, montó diferentes espectáculos y presentó programas de televisión.

Ilusión:
La exposición que inauguró el 5 de septiembre con las obras de su hermana Carla, en el Centro Cultural Casa de Vacas, de Madrid (Parque de El Retiro). Carla falleció el 31 de octubre de 2010 víctima de un cáncer de cuello de útero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo