Raphael: ''Yo escucho a todo el mundo, pero después hago lo que quiero"

Rosa Villacastín entrevista al cantante que cumple 55 años de carrera profesional y sigue siendo uno de los artistas más queridos.

Rosa Villacastín entrevista al cantante que cumple 55 años de carrera profesional y sigue siendo uno de los artistas más queridos y respetados de nuestro país que en breve comienza gira.

1 de 8
"Cuando salgo a cantar no me reservo nada"

Es difícil resumir en unas pocas líneas la vida y obra de Raphael. Sólo decir que a sus 74 años mantiene la misma ilusión, las mismas ganas de vivir, la misma fuerza que cuando comenzó a dar sus primeros pasos musicales y soñaba con ser artista. Un título que se ha ganado a pulso, y que le llegó después de haber participado en Benidorm y Eurovisión. Festivales que le abrieron las puertas del éxito en lugares sólo aptos para unos pocos privilegiados. Me estoy refiriendo a la Unión Soviética o a Japón, con un repertorio de canciones que forman parte de nuestra memoria musical que, junto con la calidad de su voz, han hecho posible que hoy, 55 años después de su debut, siga siendo uno de los cantantes más prestigiosos, queridos y admirados de nuestro país. De ahí que los más jóvenes le vean como un referente de la música, por su profesionalidad pero también por su humildad y generosidad.

Si cerrase los ojos, ¿cuál sería su época dorada, Raphael?

La que estoy viviendo, no hay otra. Nunca he estado mejor que ahora en todos los aspectos, tanto a nivel físico como de voz, estoy feliz, tranquilo, haciendo lo que quiero, cuando quiero. No recuerdo una época más completa y mejor que ésta.

¿A qué se debe que cantantes jóvenes le tengan en un pedestal?

Lo veo como una señal de que reconocen cosas que he hecho en otros tiempos y que lo ven ahora y piensan: caray con Raphael, cómo está, cómo sale a comerse el escenario todos los días, parece que estuviera empezando, o bien como dijo un crítico hace tiempo: Raphael sale a cantar como si fuera la primera y última vez que lo hace.

Y eso desde hace 55 años que comenzó.

Sí, porque yo cuando salgo a cantar no me reservo nada, nunca lo he hecho y eso es algo que valora la gente joven, gente que está muy preparada, que han visto muchas cosas mías a través de Internet o en directo. No como cuando yo empecé, que si quería conocer a algún famoso tenía que ir al teatro donde actuaba y presentarme en su camerino. Ahora las cosas son muy diferentes.

¿No peca de humildad?

Nunca he entendido lo de estar arriba, ni por encima de los demás, porque lo que yo siempre he pretendido era hacerme mi lugar; todos los días lucho por mi sitio y eso es muy bonito. En esta profesión no se te pueden subir los éxitos a la cabeza, porque lo importante, para mí, es salir cada mañana a trabajar como a mí me gusta, no como les gusta a los demás. Yo escucho a todo el mundo, estoy abierto a lo que me dicen, pero después hago lo que quiero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
"Mi público ha crecido al mismo ritmo que yo"

¿Cómo ha sido su evolución hasta llegar a hoy?

No pertenezco al pasado, nunca hablo en pasado, porque el pasado ya pasó. Si tú me preguntas, contesto pero prefiero hablar del presente y del futuro, me parece más interesante.

Pues dígame, ¿de dónde saca tanta energía?

Me cuido mucho, no fumo, nunca lo he hecho, salvo en algún acto social, tampoco hago régimen pero sí que intento comer sano, y no desperdicio mis energías ni mis fuerzas porque las necesito para cantar.

¿Cómo cuida su voz?

Más importante que cuidarla es no hacer nada para perjudicarla. Por ejemplo, yo no salgo de noche, evito el relente, y procuro obviar todo lo que me puede perjudicar, sin obsesionarme.

¿Qué vida hace cuando tiene un concierto?

Soy muy metódico, desde las 12 de la mañana no hablo con nadie, y a las 5 ya estoy en el teatro o donde tenga que cantar, porque me gusta moverme por el escenario, oír como suena la voz con y sin micrófono.

¿Cómo ha ido creciendo su público?

Igual que lo he hecho yo, te diría más, todos los días aprendo de ellos, si algo me gusta es que además de los de siempre, se ha incorporado mucha gente joven a mis conciertos. Gente que se sabe las letras de mis canciones, que las tararea, y que las baila. Eso es muy importante porque quiere decir que valoran lo que hago.

Y usted, ¿qué aporta de nuevo a su música?

No lo sé porque no me veo pero, por lo que intuyo, hay una veteranía bien digerida, no se me ve resabiado, quizá porque tengo esa idea de que estoy empezando todos los días y no me puedo permitir el lujo de estar fuera de tiempo. Tampoco trato de parecer más joven ni más audaz, no, lo importante para mí es estar siempre en mi sitio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
"Cantar con Manuel Carrasco y Dani Martín ha sido muy bonito"

¿Es un reto cantar con Manuel Carrasco o Dani Martín?

Lo es para ambas partes, un reto del que estoy muy satisfecho y que pienso repetir porque ha salido muy bonito. Yo, Rosa, soy como una esponja que va absorbiendo todo lo que ocurre a mi alrededor.

¿Y su relación con la Prensa, cómo es?

Buena, siempre me he llevado bien con la Prensa porque he sentido un gran respeto por su trabajo y ellos por el mío.

Le pregunto porque vivimos tiempos convulsos.

¿En qué sentido?

Preocupan las amenazas de Trump a México o a los medios.

Yo, como casi todos, lo vivo también con preocupación, me parece una reacción absurda que se va a ir extendiendo a otros países si no le paran quienes tienen que hacerlo. El mundo es de todos no de uno sólo, por eso la situación con México exige la respuesta de todos los partidos a una política excluyente como la del presidente norteamericano,

Cómo español, ¿alguna vez se ha sentido rechazado?

Jamás. Yo en todos los países que he visitado y han sido muchos, jamás me he sentido discriminado, me he sentido como en casa.

¿Cree que el origen está en la crisis económica?

Cuando hay una crisis económica como la que hemos atravesado, la gente se crispa y a veces pagan justos por pecadores. Todos pensamos y somos diferentes, pero para eso está la educación, para hablar, para entendernos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
"Cada vez me siento más español"

¿Qué valores inculcan a sus hijos?

Les hemos educado como nos enseñaron nuestros padres a Natalia y a mí; después, cada uno le pone su acento especial porque de los tres hijos que tenemos cada uno es diferente, pero la esencia es la educación que recibimos y que hemos tratado de transmitirles.

¿Tener una vida personal plena, se refleja en su profesión?

Verás, si no me hubiera casado con Natalia, quizá las cosas hubieran sido más difíciles. Yo, en casa, tanto por parte de mi mujer como de mis hijos, sólo he tenido facilidades para desarrollarme. Alguna vez me dicen, para ya, vayámonos de vacaciones, y les hago caso.

¿Va a decirme que es capaz de desconectar en algún momento?

Por supuesto. Al cine o al teatro voy con mi mujer un par de días a la semana, en verano nos cogemos casi dos meses de vacaciones y vamos a Ibiza con la familia, y cuando estamos en Madrid salimos mucho a cenar. Mis dos pilares son mi familia y mi carrera.

Si tuviera que perderse, ¿dónde iría?

Me quedaría en España porque cada vez me siento más español, lo que pasa es que hay países en los que me siento como si estuviera en mi casa. Cómo será, que cuando viajo casi siempre voy a los mismos teatros, a los mismos hoteles, a los mismos restaurantes, porque es muy agradable que conozcas al recepcionista, al camarero, y que ellos sepan las cosas que te gustan. Eso a mí me da mucha tranquilidad.

¿Tiene manías de estrella?

No, ninguna, por no usar no uso nunca almohada. Cuando tengo concierto es vital que coma a las 12,30 del medio día y me acueste. Si duermo bien, y si no, trato de relajarme hasta las 15,30 que me levanto para ir al teatro o al auditorio.

Me dijo Natalia que cuando estaban separados se enviaban mensajes todas las noches.

Cuando no había móviles, al llegar de los conciertos le mandaba un fax contándole cómo me había ido, qué había hecho, para que ella lo viera al despertarse. Pero el mejor invento es el whatsapp, nosotros tenemos un chat con mis hijos, y nos lo contamos todo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
"Ahora es más difícil triunfar que antes"

¿Quién da más consejos a quién: Manuel a usted o usted a su hijo?

Tengo tres hijos maravillosos, lo que ocurre es que con Manuel tengo mucha relación porque él se ocupa de algunas de mis cosas, aunque creo que nos parecemos bastante. Tenemos muy buena relación, igual que con Jacobo, y con Alejandra, lo que ocurre es que ella tiene otra profesión.

¿Qué tal con los nietos?

Muy bien, somos todos muy futboleros y me tienen consideración, creo. A su lado me siento muy joven porque lo soy. No olvides que he cumplido "14" años. Una edad maravillosa para hacer cosas nuevas. ¿Sabes que hace tres años que no sacaba disco? "Infinitos bailes" tiene canciones maravillosas.

Empieza gira, ¿cómo se prepara físicamente?

No hago nada especial, todos los días salgo a andar con Natalia, conversamos mucho, no voy al gimnasio pero me muevo bastante.

¿Se haría la cirugía estética?

No, por Dios. Lo único malo que ha hecho Robert Redford es haberse operado. No estoy en contra pero se le nota demasiado. Yo tengo ya mis grandes cicatrices del trasplante y no quiero volver a pasar por el quirófano si no es por alguna enfermedad.

¿Qué música escucha en la intimidad?

Lo importante para mí es que sea buena, me da igual que sea sinfónica, tango, rock o flamenco, pero sobre todo que sea buena.

¿Es más fácil triunfar ahora que cuando lo consiguió usted?

Debería serlo, pero no lo es por la cantidad de artistas que salen, lo que te impide fijarte en cada uno. Yo creo que pese a todos los medios y plataformas que hay, ahora es más difícil. La música no se terminará nunca, la oiremos de una manera o de otra, pero sobrevivirá a todas las modas y a todas las circunstancias, incluso a las adversas.

¿Ha pensado en la jubilación?

No, no. ¿Te imaginas estar en casa sin hacer nada? Ahora bien, si un día me levanto y veo que no quiero seguir, se lo diré a mis hijos, lo comunicaré en la oficina, y a seguir adelante. Pero, por ahora, no.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
¿Quién es él?

Nació en Linares, Jaén, el 5 de mayo de 1943.

Inicios Empieza a cantar a los 3 años, recibiendo el sobrenombre de "Ruiseñor de Linares". A los nueve es reconocido como la mejor voz infantil de Europa en el Festival de Salzburgo, Austria. Gana el Festival de Benidorm de 1962.

Trayectoria En 1966 y 1967 representa a España en Eurovisión con "Yo soy aquel" y "Hablemos del amor". En 1992 consigue gran éxito con "Escándalo", compuesto por Willy Chirino. En 2009 festeja sus 50 años de profesión con un histórico concierto en la Plaza de Toros de las Ventas. En 2015 comienza su gira mundial "Raphael Sinphónico World Tour", hasta principios de 2017. Tiene un disco de Uranio. Ha escrito "Y mañana qué" (ed. Plaza & Janés), en el que cuenta su trasplante de hígado y cuyos derechos destinó a la Fund. Biomédica del Hospital 12 de Octubre, donde le operaron. En su último disco, "Infinitos bailes" cuenta con la colaboración de grandes cantantes españoles.

Familia Casado con la escritora y periodista Natalia Figueroa, tienen tres hijos: Jacobo, Alejandra y Manuel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
En pocas palabras

¿El secreto de su relación con Natalia?

Hay que renovarse y yo tengo la mentalidad de estar empezando siempre.

¿Qué no falta en su armario? 

Jerseys de cuello alto negro o azul marino. Y para el verano, me gusta el blanco. 

¿Cocina?

Cuando estaba en Miami sí, pero ahora no, los chicos se han casado y no tengo mucho tiempo.

¿Conquistar o que le conquisten?

Ambas dos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Mi foto favorita

"Me gusta esta foto porque me la tomaron en mi 25 aniversario que celebré con un concierto en el Santiago Bernabéu. Estaba hasta la bandera, fue una noche muy emotiva".  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo