Kike Sarasola: ''Llevo 24 años casado, tengo dos hijos y soy inmensamente feliz"

El empresario inaugura nuevo hotel en Barcelona y charlamos con él sobre sus proyectos más inmediatos y el buen momento personal en el que está inmerso.

kike sarasola

El empresario inaugura nuevo hotel en Barcelona y charlamos con él sobre sus proyectos más inmediatos y el buen momento personal en el que está inmerso.

1 de 14
Feliz con su nuevo proyecto

En el corazón de la ciudad condal, junto al Paseo de Gracia, me recibe Enrique Sarasola, cuatro veces campeón de España de Hípica y hoy reputado empresario. En un lugar privilegiado que se acaba de inaugurar y que como todos sus hoteles lleva nombre propio, el Room Mate Gerard, Kike es un manojo de nervios, pendiente como está de que todo funcione a la perfección, pero aun así encuentra un hueco para que charlemos. 

No sin antes cambiarse de ropa, presumido y coqueto como es. Momento que aprovecha Carlos, su marido, con el que lleva 24 años de feliz convivencia, para enseñarme fotos de sus dos hijos, Aitana y Enrique jr. Dos muñecos muy queridos y deseados por la pareja, a los que tratan de inculcar el respeto a las diferencias, culturales y de todo tipo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Retos futuros

¿Qué retos le quedan por conseguir?

Todos porque soy una persona a quien le gusta hacer cosas distintas. Cuando empecé con los hoteles lo que no quería era hacerlos en cadena, sino convertirlos en lugares llenos de emoción porque, al final, la vida es un juego.

¿Qué tienen de especial?

El ADN común de mis hoteles son las tres D: dormir, ducha y desayuno. Lo que cambia es la decoración. Y lo más bonito para un empresario, ver que los trabajadores han abrazado la filosofía de la empresa que se basa en que "el no, no existe", y que cuando los clientes se marchan lo hagan con una sonrisa.

¿Es cierto que a Rosalía Mera, su socia, le obsesionaba la luz de los baños?

Sí, por eso quería que en todos hubiera muy buena luz y baldas donde poner las bolsas de aseo. Era una mujer con mucho sentido común, inteligente, perspicaz, tanto que al llegar a un hotel se daba cuenta inmediatamente de si le gustaba o no. Era muy estricta conmigo, pero me apoyaba mucho.

Además de millonaria y ex-exposa de Amancio Ortega...

Lo que no le impedía implicarse en el negocio, es más, ante cualquier duda me daba consejos, era una mujer muy valiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
"Viviría en los hoteles"

¿Su hija Sandra sigue sus pasos?

Por supuesto, es una familia que nos apoya en todo lo que hacemos. Trabajar en lo que te gusta es un placer, yo viviría en los hoteles.

¿Lo dice en serio?

Totalmente. Cuando nos cambiamos de casa en Madrid nos fuimos al hotel con los niños para un mes y nos quedamos cuatro, nada hay más agradable que llegar a una habitación con la cama recién hecha y todo en su sitio. Por eso, antes de inaugurarlos me llevo a cenar a todos los empleados y después se quedan a dormir en el hotel para que vean los posibles fallos e intercambiar opiniones.

¿Carlos está tan implicado como usted?

Por supuesto. Llevamos 24 años juntos y como en aquella época no podíamos casarnos ni tener hijos, los hoteles ocupaban todo nuestro tiempo.

¿Qué es lo más difícil de trabajar y vivir juntos?

No lo sé, porque creo mucho en los equipos a todos los niveles, por eso busco expertos en los negocios. Soy buen estratega pero me gusta delegar, sólo les pido que me lo cuenten todo, lo bueno y lo malo que pase.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Un hombre enamorado

¿Les ha enriquecido como pareja tener proyectos en común?

Sí, aunque hay días que nos hubiéramos matado, como la mayoría de las parejas, porque nosotros trabajamos juntos pero además nos llevamos el trabajo a casa, con todo lo que eso obliga al tener negocios en países con horarios diferentes... Hasta que llegó un momento que tuvimos que decir ¡ya!

¿Cómo consiguieron desconectar?

Tenemos nuestros recursos, sobre todo Ibiza, donde vamos muchos fines de semana con los niños, y eso nos ayuda a relajarnos. Y como pareja hemos llegado a un entendimiento de que cada uno tiene su espacio.

No deja de hablar de Carlos.

Estamos muy enamorados, de otra manera no llevaríamos tanto juntos. Nosotros durante los viajes de trabajo hablamos muchísimo, pero soy de la opinión de que hay que encontrar hueco para decir "te quiero" y para mimarse, porque como todas las parejas hemos pasado crisis que se solventan si hablas.

La peor dicen que es la de los 7 años.

La de los 7, los 14 y los 21. Nosotros las hemos superado las tres con ayuda profesional y hemos salido muy reforzados de todas ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
"Zapatero fue muy valiente"

¿Qué sintió cuando supo que podían casarse legalmente?

Vértigo, porque era algo impensable, fue muy bonito, acabamos todos llorando, abrazándonos y diciendo "este es el primer paso". Zapatero fue muy grande, muy valiente por atreverse a legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo o a aprobar la Ley de la dependencia y la igualdad.

¿Cómo fueron aquellos años de oscurantismo, de ocultar su amor por Carlos?

Muy duros, muchos años sufriendo la incomprensión de una parte de la sociedad, por más que yo nunca haya querido bajar la cabeza por este tema, prueba de ello es que incluso antes de que se aprobara la ley a Carlos le presentaba como mi marido. Las cosas para que se acepten hay que normalizarlas y yo en eso soy muy reivindicativo.

Recuerdo que en el funeral de su padre habló del tema sin tapujos.

Fue un homenaje a mi padre, yo nunca me había escondido pero declaré públicamente que era homosexual en un reportaje que hicieron con los jinetes olímpicos en TVE. Yo quise salir con mi marido, no hubo problema, y cuando se lo comenté a mi padre, me dijo que quería estar con nosotros.

¿Fue el punto de inflexión?

Sí, aunque mis padres siempre me han apoyado, aquel día mi padre lo hizo públicamente y es algo que yo le quise agradecer el día del funeral, y siempre me he alegrado de haberle dedicado aquellas palabras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Vivir en libertad

Que causaron conmoción por lo emotivas que fueron.

Es curioso cómo la sociedad española ha aceptado todos estos avances sociales. Cómo ha cambiado, aunque siempre habrá un porcentaje que se niegue a hacerlo, pero la mayoría han demostrado una gran madurez.

¿Usted lo siente así?

Claro, prueba de ello es que yo no tengo nada que explicar, se ve como algo normal que estemos casados y eso es muy bonito. Yo huyo de los guetos, como la mayoría de la gente quiero vivir en libertad, sin ocultarme.

Tener hijos era su mayor aspiración.

Imagínate, ha sido otro sueño cumplido. Casarme y tener hijos era algo impensable y hoy es una realidad. Habrá gente que no lo valore porque no lo ha sufrido. De eso te das cuenta cuando te han prohibido algo por tu naturaleza y al final lo consigues. Llevamos 24 años casados y tenemos dos hijos, niña y niño, y soy inmensamente feliz.

La familia tradicional también ha cambiado.

¿Tú sabes lo bonito que es poder evolucionar y que no haya nadie que te excluya? Nosotros pensamos en adoptar pero fue una experiencia horrorosa, no sabes cómo nos maltrataron en la Comunidad de Madrid, cómo nos trataron de mal porque no les entraba en la cabeza que una pareja de homosexuales pudieran querer un hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
"Carlos es el mejor padre que conozco"

¿Cuál era el problema?

No estábamos casados porque no podíamos casarnos, de manera que ocho años después decidimos acogernos a la gestación subrogada.

Se emociona y Carlos también. ¿Tanto significa para ustedes ser padres?

Carlos es el mejor padre que conozco, todos los días del año me agradece el haber tomado esta decisión.

¿Entiende la polémica que se ha levantado con la gestación subrogada?

No, me sorprende que sean precisamente las feministas las que se opongan a que una mujer decida libremente quedarse embarazada para después entregar ese hijo a su padre. Por supuesto que hay que pagarles por su tiempo, por un gesto de amor al que nadie les obliga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
A favor de la gestación subrogada

Ése parece ser el quid de la cuestión.

A las mujeres en exclusión social no les dejan acogerse a la gestación subrogada, al menos en Estados Unidos. Para acogerse, debe tener trabajo, cierto nivel económico y estabilidad familiar en su casa. No es una explotación como se dice, es un método por el que hay que compensarla.

¿Por qué cree que tiene tan mala prensa?

Porque hay que normalizarlo y decirle a la gente que los padres que tenemos hijos por gestación subrogada les queremos tanto como los que los traen por otro método.

¿Partidario de que se legalice en España?

Por supuesto. Es algo que está en la sociedad, incluso algunos políticos jóvenes del PP o de otros partidos ya están diciendo que hay que abordar este tema, como se hizo con el matrimonio homosexual.

¿Les gustaría tener más hijos?

Nos hubiera encantado, yo quería un tercero, y todavía de vez en cuando se lo digo a Carlos pero me dice que con 2 cabemos en el coche y que no.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Educar en el respeto y la tolerancia

Están en un momento dulce.

Sí, porque disfrutamos mucho de los niños, a los que llevamos a todas partes porque yo estoy todo el día viajando y si no fuera así, no les vería.

¿Qué les da a sus hijos que no le dieron a usted?

Yo creo que al ser niña y niño es diferente, porque a mi hermano y a mí nos educaron en la competencia desde muy pequeños. Nos pasábamos la vida compitiendo y a nuestros hijos les enseñamos deporte pero en grupo para que sean más generosos.

¿Algún otro valor que les inculquen?

La lealtad me parece fundamental. También el respeto y la tolerancia.

¿Haciendo deporte se evitan peligros?

Para mí es fundamental porque te obliga a ser disciplinado, te enseña a aceptar los éxitos y los fracasos, ahí está Rafa Nadal, que un día pierde y otro es el mejor, y eso es lo bonito porque son dos palabras que yo quitaría del diccionario. La vida es una carrera a muy largo plazo, quién me iba a decir a mí después de tantos años como jinete olímpico que sería empresario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
"Cogí miedo a competir tras una caída"

¿Qué pasó para que abandonara algo que era su gran pasión?

Que preparando las olimpiadas de Atenas, me caí del caballo y me rompí la espalda, no pude competir porque me tuve que quedar en la cama inmovilizado. Me levanté antes de lo debido y a los dos días me fui a una competición y le cogí miedo.

¿Hasta el punto de abandonar?

Sí, porque pensé, lo mismo me caigo y me quedo paralítico, y ese miedo el caballo lo notó, competí pero quedé en segundo lugar cuando debería de haber ganado. Y al bajar del caballo le dije a Carlos que sentía miedo y lo dejé.

¿Qué es lo que más echa de menos de aquellos años?

La competición, pero como inmediatamente me metí con el tema de los hoteles, volqué toda mi energía ahí. Coincidió que Carlos, que trabajaba en TVE, se había pedido un año sabático y nos metimos en un negocio que nos gusta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
"Trump o Le Pen son un peligro"

Podría vivir de las rentas, ¿por qué trabaja tanto?

Cuando ha habido meses que no podía pagar la nómina de mis empleados me preguntaba por qué me había metido en este lío. Entonces les contaba a mis empleados lo que me pasaba, y eso me enseñó que tenía una responsabilidad con ellos, y que tenía que tirar del carro. Ahora mismo tengo 1000 familias trabajando en los hoteles y eso nos obliga a no bajar la guardia.

Como empresario, ¿estamos en un momento crucial?

Estamos en la etapa más emocionante en lo económico y en los negocios, porque ahora los jóvenes ya no quieren ser banqueros, quieren tener su propia empresa y lo bueno es que lo pueden conseguir.

¿De qué manera?

Regulando. A mí me gusta la economía colaborativa siempre que se regule. Yo soy hotelero y tengo un montón de normas, en cambio en los alquileres de pisos y apartamentos no hay ninguna.

¿Por qué fracasan los grandes partidos?

Lo fácil es decir que todo está mal y lo difícil es gobernar. Es el momento de afrontar los problemas para no dar armas a los populismos. Personajes como Trump o Le Pen son un peligro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
¿Quién es él?

Nació en Madrid el 12 de noviembre de 1963. Hijo del fallecido empresario Enrique Sarasola y de María Cecilia Marulanda.

Jinete olímpico Desde muy joven sintió la pasión por la hípica. Cuatro veces campeón de España de hípica, medalla de bronce en el Campeonato Europeo de Concurso Completo del 2001, y tres diplomas olímpicos: en Barcelona, Atlanta y Sidney. Fue el primer deportista de élite español en declarar públicamente su homosexualidad en la portada de la Revista Zero.

Familia El 26 de octubre de 2006 se casa en Madrid con Carlos Marrero, su novio de toda la vida, boda a la que asistieron Felipe González, Trinidad Jiménez, Pedro Zerolo, Eugenia Martínez de Irujo y Cayetana Guillén Cuervo, entre otros. La pareja tiene dos hijos, Aitana y Enrique jr.

Empresario Presidente y fundador de la cadena de hoteles Room Mate que cuenta con 23 establecimientos en varios países y 7 más que inaugurará en los próximos diez meses. El enero pasado estrenó su programa de televisión, de producción propia, "Este hotel es un infierno", emitido en DMAX.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
En pocas palabras

¿Qué queda del Kike rebelde?

Todo, me encanta explorar ideas nuevas, la alta tecnología, poner todo en duda para cambiar.

¿Se cuida?

Hago deporte, como con cabeza y cada 15 días me hacen limpieza de cara.

¿Qué le han enseñado los años?

Que tengo que disfrutar más del momento y de lo que hemos conseguido con Carlos y mi gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Mi foto favorita

"Esta foto la tenía mi padre en su despacho. Yo tenía 3 años y un caballito de madera siempre a mi lado, un juguete premonitorio de mi pasión por los caballos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo