Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Luis del Olmo: "Me preocupa la monarquía. No pintan buenos aires para la institución"

Ni el éxito, ni la fama, ni mucho menos los 44 años que lleva seduciendo a la audiencia con su voz inconfundible –a través de su ya histórico “Protagonistas”–, han logrado que Luis del Olmo pierda esa parte de niño que todos llevamos dentro. Tampoco su capacidad de convicción, que lo ha convertido en un símbolo para varias generaciones. De ahí que, a sus 75 años, no piense en la jubilación, como el resto de los mortales, pero sí en reorganizar su trabajo, de forma que le quede tiempo para disfrutar de la familia y de sus dos grandes pasiones: el golf y la radio, donde sigue haciendo comentarios y entrevistas.

Ni el éxito, ni la fama, ni mucho menos los 44 años que lleva seduciendo a la audiencia con su voz inconfundible –a través de su ya histórico “Protagonistas”–, han logrado que Luis del Olmo pierda esa parte de niño que todos llevamos dentro. Tampoco su capacidad de convicción, que lo ha convertido en un símbolo para varias generaciones. De ahí que, a sus 75 años, no piense en la jubilación, como el resto de los mortales, pero sí en reorganizar su trabajo, de forma que le quede tiempo para disfrutar de la familia y de sus dos grandes pasiones: el golf y la radio, donde sigue haciendo comentarios y entrevistas.

1 de 10
La entrevista

  -Luis, ¿cómo se siente ahora que no tiene que levantarse temprano?
-Estoy viviendo una etapa maravillosa. Descubrir que ahora puedo salir de mi casa de Tarragona para dar una vuelta a las 8.30 h de la mañana, sin prisa, me parece increíble. Lo que no he podido hacer nunca con mi mujer estoy haciéndolo ahora.

-¿Se arrepiente de no haber tomado antes la decisión de dosificar el trabajo?
-No, porque no cambiaría por nada la vida que he vivido, la que he compartido con mis amigos, con mi gente, con los oyentes que me escuchaban y me seguían desde cualquier rincón de España. Es más, si volviera a nacer, pediría repetir cada uno de los segundos de estos 11.500 programas de radio que he hecho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

 -¿No tiene la sensación de haberse perdido otras muchas cosas?
-Por supuesto que sí, trabajar lo que he trabajado me ha impedido disfrutar con mis hijos. Tengo muchas cosas que agradecer a Merche, mi mujer, porque ha sido una leona cumpliendo con su labor de ama de casa, pero sobre todo de madre. Sin ella no habría estado al filo de la noticia y de las necesidades de mis hijos cuando eran niños.

-¿Cuántas veces le dijo Merche: “Luis, déjalo ya”?
-Merche ha disfrutado sabiendo que yo estaba disfrutando y jamás me hizo un reproche, nunca, porque ella sabía que yo era feliz con un micrófono. Ha sido uno de los eslabones más importantes para que yo continuara. Siempre estaba pendiente de mis decisiones y, por disparatadas que pudieran ser, ella las aceptaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

 -¿Cómo se conocieron?
-En una discoteca cerca del Santiago Bernabéu. Sin duda, ese día me tocó la lotería, porque cambió mi vida y potenció esta locura que siento por la radio. Aunque no lo creas, ella es una crítica muy severa y, cuando tiene que decirme algo, me lo dice, pero siempre en positivo.

-¿Es el secreto para que una relación perdure en el tiempo?
-Las relaciones son un guiño de amistad, un contacto permanente entre el sí y el no, que al final se traduce en algo positivo para los dos. No sé si esto lo aprendió en la universidad de la vida de Galicia, su tierra, pues incluso cuando se enfada pocas veces pierde la sonrisa.

-¿Los hijos unen o desunen?
-En nuestro caso nos han unido, hasta extremos que nos llaman continuamente, vienen a comer todas las semanas... Todos los miércoles hay una comida especial, donde los hijos, las nueras y los nietos se citan con los abuelos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿Está cómodo en su papel de abuelo?
-Estoy haciendo con ellos lo que no pude hacer con mis hijos, es como si tuviera necesidad de recuperar algo que no hice a su debido tiempo. Los nietos están dándonos mucha felicidad.

-Con la marcha de Iñaki Gabilondo y, algún día, la suya nos quedaremos huérfanos.
-Los de Iñaki con razón, pues, aunque continúa en la tele, no sigue en la radio. Con respecto a mí sigo haciendo reportajes y entrevistas, y eso me salva mi presente y mi futuro, porque todavía mantengo viva la ilusión de la radio, que a mí continúa dándome vida y esperanza.

-¿Es la forma de no cortar el cordón umbilical con los oyentes?
-Sí, porque si lo hubiera cortado definitivamente, me tocaría el corazón y la mente. No puedes estar 50 o 60 años y desaparecer de la noche a la mañana, si hubiera sido así, no lo habría superado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

 -¿Qué tiene de mágico el micrófono, Luis?
-A la emisora puedes llegar con la indumentaria que te apetezca, algo que el oyente no capta, y contar tus sentimientos para que la gente lo capte desde cualquier rincón de España. Estoy seguro de que si muchos de los compañeros que hacen televisión probasen la radio, tendríamos una competencia enorme.

-¿Algún momento pensó en asegurar su voz?
-Alguna vez sí, cuando trabajaba en la COPE, apostaron muy fuerte por mí, y pensé hacerme un seguro, pero al final dejé de lado la idea, quizá porque la voz siempre me ha respondido. El hecho de no haber fumado me ha facilitado la labor. Es la herencia que me ha dejado mi padre, tener una buena fortaleza y buen caparazón; una voz agradable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿Cómo consigue mantenerse en forma?
-No hago nada especial, y eso que mi mujer es la mejor cocinera del mundo, el resultado es el que ves; 75 años, 1,90 de estatura y 90 kilos. Creo que estoy bien. Ahora voy a pilates y tengo un profesor maravilloso que me deja como nuevo.

-¿Quién es la persona que más le ha impactado?
-Quizá una de las entrevistas que me marcó en positivo fue cuando tuve ocasión de llevar al estudio a “La Pasionaria”, recién estrenada la democracia. Para mi sorpresa, en vez de aquella bruja de la que tanto nos hablaban, me encontré con una mujer encantadora, que casi me convierte al comunismo. Una mujer con la que podías compartir o no sus creencias, pero a la que yo pedí que me cantase “La Internacional” y lo hizo. Es un documento que tengo grabado y del que podrán disfrutar pronto los oyentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Va a publicar sus memorias?
-No, es un proyecto que tengo y que realizaría una vez al mes. Se trata de acercarme por aquellos escenarios donde he hecho “Protagonistas” y dar una conferencia con documentos que tengo grabados para que los oyentes recuerden aquella radio que se hacía en la dictadura o en la transición.

-¿Cómo ha conseguido que el Rey entre en su programa?
-El Rey es muy observador y se ha dado cuenta de que, cuando he comentado algo de la Familia Real, lo hago con afecto y cariño, y que siento preocupación por el futuro de la Monarquía, porque no pintan buenos aires para la institución.

-¿Llegará a reinar el príncipe Felipe?
-Me gustaría que reinara, aunque las consecuencias de la gran manifestación celebrada en Cataluña el 11 de septiembre no van a borrarse en cuatro días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

 -¿Será Cataluña independiente?
-Lo veo posible, porque hay 4, 5 millones de personas que no estaban en la manifestación del 11 de septiembre que no sé si apuntarían a esa independencia.

-¿Se ha sentido discriminado en Cataluña?
-No, yo aterricé en Cataluña por un año y hasta hoy. Yo me volqué en Cataluña y Cataluña se volcó en mí. En Roda de Bara, en Tarragona, tengo lo que sólo tengo en mi pueblo: una gran plaza con mi nombre, un busto de miles de kilos de bronce, soy hijo adoptivo de esa ciudad, me han dado todos los premios importantes que se dan en Cataluña, tengo nueve nietos, tres hijos y tres nueras catalanes que empujan. Y el árbitro es mi mujer, que es gallega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La foto favorita de Luis del Olmo

"En esta foto estoy con Merche, mi mujer, en las últimas fiestas de La Mercè. Lo mejor que me ha pasado en la vida es haber conocido a mi mujer", nos ha desvelado el periodista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de Luis del Olmo

 Nació: En Ponferrada, León, el 31 de enero de 1937. Casado con Mercedes González, tiene tres hijos y nueve nietos.

Éxitos: Su programa “Protagonistas” es el más longevo de España. Comenzó el 1 de junio de 1973 y sigue en antena. Creó una cadena de trece emisoras.

Curiosidades: En siete ocasiones, ETA intentó acabar con su vida, pero no calló su voz. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y tiene todos los premios de periodismo. Él organiza los Protagonistas y los Micrófonos de Oro. Ha abierto dos museos de la radio.

Pasiones:  Los coches de época, las radios y el golf.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo