Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Pastora Soler: ''La terapia te ayuda a encajar las piezas"

La cantante regresa con un nuevo trabajo tras el descanso que se tomó para reflexionar y planificar el futuro.

Pastora Soler

La cantante regresa con un nuevo trabajo tras el descanso que se tomó para reflexionar y planificar el futuro.

1 de 14
Ilusiones renovadas

La vuelta de Pastora Soler es una buena noticia para todos aquellos que le siguen desde que apenas levantaba un palmo del suelo. Y lo hace con un nuevo trabajo, "La Calma", después de tres años de silencio, de que tuviera que retirarse porque necesitaba reflexionar, tomar aire y planificar su futuro.

Un futuro que hoy es ya presente, y en el que está dispuesta a luchar como ella sabe hacerlo, pero esta vez con un aliciente nuevo, la irrupción en su vida de Estrella, su primera hija, fruto de su relación con Francis Viñolo, su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Sus inicios

Bienvenida, Pastora, después de dos años ausente de los escenarios.

Tienes razón, pero ha merecido la pena porque durante este tiempo tuve a mi hija y he podido estar con ella en sus primeros meses de vida, que han sido muy importantes para nosotros.

Le habrá cantado alguna nana ¿o no?

Hay una de Lole y Manuel que le gusta mucho porque es una especie de susurro.

¿Alguna de las que le cantaban a usted?

En mi casa se cantaba y escuchaba mucha copla, que al final es la base de mi música y de mi vida. Canciones de Rocío Jurado, de la Pantoja y Juanita Reina.

¿A qué edad supo que lo suyo era cantar?

A los cinco empecé, muy joven, entonces era una niña muy tímida, excesivamente tímida, pero pronto me di cuenta de que, cuando me ponía a cantar, me transformaba, era feliz, porque para mí cantar era vocacional, pasional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Su primer contrato

¿Sus padres le apoyaron?

A mi madre le daba vergüenza que me pusiera a cantar con cualquier excusa y en cualquier momento. No querían que abandonara los estudios, y lo entiendo. En el fondo pensaban que se me pasaría, pero no, todo lo contrario, era lo que más feliz me hacía.

¿Quién le dio el primer empujón?

Luis Sanz, el mismo que lanzó a Rocío Dúrcal. Me conoció en Sevilla cantando saetas y le gustó cómo lo hacía.

Y qué pasó después?

Me trajo a Madrid y firmamos mi primer contrato, todo eso sin dejar de estudiar porque era la condición que habían puesto mis padres. El primer disco que grabamos fue de coplas al más puro estilo clásico, con orquesta y todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Su infancia

¿Se consideraba niña prodigio?

No, quizá pude sentirme así en algún momento porque estaba muy arropada. Yo empecé a los 13 ó 14 años con Luis, que era una persona a quien le gustaba mirar al futuro. Quizá por eso lo primero que hizo fue ponerme a dieta y una profesora de canto y ballet. Yo le seguía porque era una niña muy disciplinada, pese a que a esa edad era complicado porque, como a todas las adolescentes, me gustaba salir con las amigas, estar con mi familia, ya que mis padres eran mi vida; pero entendía que las posibilidades que se me ofrecían eran únicas.

Sin duda tiene una cabeza bien amueblada.

Es lo que me inculcaron. Vivir, estudiar y dedicarme a lo que más me gustaba hacer era lo que tocaba. Mis padres fueron los encargados de decidir a qué había que decir sí o a qué no. Fue después del primer disco de coplas, que tuvo un gran éxito, cuando empecé a cambiar de registro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
"He tenido tres rupturas con la música"

¿No hubo fricciones con Luis?

Alguna sí, claro está. Él quería hacer conmigo lo que hizo con Rocío Dúrcal, pero era difícil, y ahí sí tuve mi primer desengaño porque a mí me gustaba mucho la copla, pero él y la discográfica tenían otros planes que a mí no me convencían. Fue entonces cuando decidí entrar en la Universidad a estudiar Historia del Arte, pensando que quizá el mundo de la música no estaba hecho para mí.

Menos mal que se equivocó…

Rosa, yo he tenido tres rupturas con la música que me han servido para tomar oxígeno, para madurar, para superar los desengaños, que los he tenido como todo el mundo.

A día de hoy, ¿cómo recuerda aquellos años?

Con mucha ilusión porque he podido cumplir todos los sueños de aquella niña que cantaba copla en la fiestas familiares, en casa de los amigos, situaciones que había visto en las películas pero que en mi caso eran reales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
"Eurovisión fue una oportunidad"

¿Alguna vez se sintió utilizada?

No, no, nunca; si alguna vez he perdido el control ha sido después, porque en aquella época yo no hacía giras, y lo que hacía eran cosas puntuales. Luis nunca, nunca me apretó para trabajar más, porque sabía que yo cantaba por vocación, no por necesidad económica.

Ha tenido una evolución importante ¿cómo ha sido?

Estudiando, preparándome. En eso Luis tuvo un papel importante porque fue él quien decidió que tenía que cultivar mi voz, eso me ayudó a sentirme más segura. Al principio me costaba mucho incluso saludar desde el escenario. A mí al principio me escuchaba gente mayor por el tipo de música que cantaba, con el tiempo todo eso cambió, pero me costó, me costó tanto que después me pasó factura.

¿Qué supuso Eurovisión?

Fue una oportunidad, sabía que tenía que buscar una canción que fuera con mi estilo, disfrutar cantándola y sentirme orgullosa de representar a mi país. Lo conseguí porque quedé en décimo lugar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Su último parón

¿Repetiría la experiencia?

No, no, fue una experiencia bonita pero muy intensa. El público de Eurovisión es muy crítico, lo miran todo con lupa, y en ese sentido me sentí muy expuesta y es algo a lo que yo no estaba acostumbrada. Después, a la vuelta, tenía disco nuevo, gira y me sentí tan presionada que fue cuando empezaron mis problemas.

¿Es por lo que dio su famosa "espantá" de los escenarios?

Si algo he aprendido de todo esto, es que hay que aprender a parar. Tanto si son seis meses como cuatro, pero hay que parar porque no somos máquinas. Yo no me desmayé por culpa del estrés, sino porque el día antes me levanté griposa, hacía un calor tremendo en Sevilla y eso hizo que empezase a desarrollar inseguridades que no había tenido nunca antes.

¿Qué tipo de inseguridades?

De repente sentía vértigo, miedo, pese a lo cual acabé la gira. Y ése fue el error, tenía que haber parado antes, porque cada concierto suponía un mundo para mí, de manera que empezó a repercutirme en la voz y al final pasó lo que pasó en Málaga.

¿Quién es la persona a quien dice: no puedo más?

La decisión la tomé yo sola, no se lo dije a nadie, ni a mi marido ni a mi hermano. Lo hice al terminar el concierto de Málaga, me fui a casa porque quería explicárselo al público en primer lugar, al que me debo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
"El público y mi discográfica lo entendieron"

¿No tuvo dudas?

No, en ese momento yo era consciente de que nadie es imprescindible y la respuesta del público fue genial, aunque los primeros días los viví como se vive una ruptura amorosa, con dolor porque estaba de luto riguroso. Sólo quería estar tranquila, en mi casa, sin compromisos de ningún tipo.

¿Y los suyos la entendieron?

Mucho, y también el público y la discográfica, por supuesto.

¿Necesitó ayuda psicológica?

 Sí, sí, ellos me ayudaron a poner todo en orden, quiero volver ahora, a la vuelta del verano precisamente para que, al meterme de nuevo en la vorágine del trabajo, no olvide todo lo que me han enseñado en este tiempo. Yo creo que un poco de terapia de vez en cuando nos viene bien a todos, porque te ayuda a encajar las piezas.

¿Qué otras cosas ha hecho estos dos años?

Esas primeras navidades sólo pensaba en pasarlo bien, hasta que el 7 de enero me dijeron que estaba embarazada, a partir de ahí sólo pensaba en tener a mi hija y estar con ella. Fue un regalo inesperado que nos llenó de alegría y de felicidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Su verdadero nombre

¿Recuperó la cotidianidad?

Lo primero que hice fue recuperar a Pilar (su nombre verdadero), olvidándome temporalmente de Pastora Soler. ¿Qué hice? Poner lavadoras, planchar, estar en casa, perder el tiempo, que es una de las mejores cosas que hay en la vida, todo eso lo aprendí y lo disfruté.

¿Cuándo empieza a pensar en volver?

A los dos meses de tener a mi hija me invitó un cantante argentino a hacer una colaboración con él, acepté para ver qué tal me sentía. Sabía que tenía que empezar gradualmente, pero no fue hasta que Estrella cumplió el año cuando, de acuerdo con la compañía, empezamos a estudiar nuevos repertorios, sin prisa, sin presiones.

 ¿Qué ha aprendido con la maternidad?

Que lo primero es lo primero. Yo, que he sido de levantarme tarde porque para mí dormir era fundamental, ahora no me importa levantarme de madrugada o a la hora que sea. El amor a los hijos es el más puro y el más desinteresado.

Una gran responsabilidad también.

Por supuesto, yo he tenido la suerte de no tener que hacer nada, pero cuántas mujeres hay que tienen que ir a trabajar, trabajos duros, al poco de nacer sus hijos. Yo le he dado a mi hija el pecho hasta el octavo mes porque me apetecía y porque tengo mucha ayuda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Su hija

¿Su marido colabora?

Mucho, muchísimo, aunque hemos buscado guardería para llevarla en septiembre porque mi marido trabaja en "La Voz", y aquí en Madrid no tenemos a nuestros padres para que nos echen una mano.

¿Qué tipo de educación les gustaría dar a su hija Estrella?

Yo he tenido una infancia muy bonita, mis padres me enseñaron unos valores que intento inculcarle a mi hija, como son la humildad, valorar lo que tienes e intentar darle una buena educación, que es la mejor herencia que podemos dejarle.

¿A los hijos se les protege demasiado?

Yo no, mi marido más que yo, que pese a ser madre primeriza soy de las que creo que los niños tienen que aprender a caerse y a levantarse.

No hay fotos de su hija en las redes.

Porque no quiero que eso provoque comentarios que me hagan sufrir a mí y a los míos. A los niños hay que protegerlos hasta que tengan edad para decidir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Su nuevo trabajo

¿Qué espera de "La calma", su disco?

Yo tengo la suerte, Rosa, de que cuando abrimos repertorio los autores se vuelcan en enviarme canciones. Son muchos los que han escrito sobre lo que me ha ocurrido pero huyo de eso, la de mi hija sí la he escrito yo, y las demás son mensajes de vida.

¿Algo que ver con los anteriores?

Hay de todo, hay pop, canción melódica, pero no hay copla si te refieres a eso.

¿Se deja aconsejar por Francis Viñolo, su marido?

Sí, sí, por supuesto, tiene muy buen criterio; si le gusta, me lo dice y si no le gusta, también. Como es tan creativo, inmediatamente sabe si eso gustará o no.

¿Pertenecer al mismo mundo favorece la relación?

Hemos aprendido a desconectar porque si no lo haces estaríamos hablando todo el día de lo mismo. No es fácil, pero lo hemos conseguido. Lo bueno es que nos conocíamos antes de ser pareja.

¿Qué valora de la convivencia?

El respeto es fundamental, si pasas esa barrera estás perdido. Yo en la relación de mis padres he visto mucho respeto y es algo que los dos valoramos mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
¿Quién es ella?

Nació: El 28 de septiembre de 1978, en Coria del Río, Sevilla.

Inicios: Dio sus primeros pasos en las casetas de la Feria de Sevilla. En 1993 es recibida en la Hermandad de la Macarena de Sevilla y la amadrina Juana Reina. Fue ese año cuando la conoce Luis Sanz, el descubridor de Rocío Dúrcal, con el que firma un contrato.

Empieza el éxito: En 1998, Polygram le da carta libre y firma con Emi-Odeón, con quien graba "Fuente de Luna", con el que alcanza el número 1. Con "Corazón congelado" recibe un disco de platino. En 2008 recibe el Micrófono de Oro, premio que compartirá con Estrella Morente y Paulina Rubio.

Familia: En 2009 contrae matrimonio con el coreógrafo Francis Viñolo en Coria del Río, con el que tiene una hija, Estrella.

Eurovisión: En 2012 participa en el famoso festival y queda en un digno décimo puesto. El 8 de mayo de 2014 toma la drástica decisión de retirarse para recuperarse de su pánico escénico. Ahora vuelve a la carga con su esperado nuevo trabajo, "La Calma".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
En pocas palabras

¿Qué es la fama?

Si te llega de la noche a la mañana debe ser difícil de gestionar. En mi caso todo ha sido paso a paso.

¿Alguna meta por cumplir?

Ahora mismo me encantaría tener otro hijo. No quiero que mi hija esté sola.

¿Qué importancia da a la imagen?

Intento ir a la moda, pero soy muy de vaquero y camiseta. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Su imagen favorita

"En esta foto estamos Francis y yo en uno de nuestros viajes a Roma. Al fondo, el Panteón que, como estudiante de Historia del Arte que fui, es un lugar al que doy mucho valor".

Entrevista realizada en el Hotel NH Collection Madrid Eurobuilding. C/Padre Damián 23. Madrid. Teléfono: 916 00 81 62. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo